cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

Walter H. Rotela

Montevideo Autor desde 15-03-16

Me considero un escritor pues parte de mis días están dedicados a esa actividad. Crear o recrear situaciones y personajes es un trabajo que disfruto realizar. Firmo, generalmente, bajo el seudónimo de Pedro Buda.

¿Algún libro te parece insuperable?

La Biblia

¿Qué libro te ha impresionado más?

El Proceso, de Franz Kafka.

¿Cuál es la frase perfecta?

Una que leí recientemente: "Primero escribo, luego existo".

¿Qué epitafio te gustaría tener?

Tu autor favorito

Kafka, Poe, Grisham, Borges

  • Relatos publicados 44
  • Valoracion media 4.54
  • Posicion en el ranking 243
  • Lecturas 29185
Relatos
Comentarios
Valoraciones
Reseñas
  • En este relato, una mujer mayor es la única testigo de una situación investigada por la policía; pero que no puede comprobar.

    Este cuento trata sobre lo que ven unos turistas, unas luces que aparentemente partiendo desde una nube se proyectan sobre una zona de altas cumbres

    Trata sobre una extraña experiencia de unos apasionados de la fotografía en el salar más alto del mundo, cuando observan el cielo nocturno

    Victoria vive sola. Nunca quiso casarse o tener hijos. Se había jurado eso ̶ y lo cumplió ̶ de no traer niños al mundo. Era la séptima hija de un total de catorce hermanos...

    Todos, absolutamente todos, estuvimos de acuerdo en que el sonido era de un motor, un motor de Jepp.

    Sobre las 23, 30 sentí un ruido algo intenso, muy breve, al que resté importancia. Sin embargo, deduje que no era un disparo, ni una bomba de estruendo, pero no supe a qué atribuirlo y tampoco me ocupé de indagar, al menos en ese momento.

    En <<Los pasos de jaguareté michí>> el personaje principal es una mujer que participó de la Guerra del Chaco primero como criada, ayudando al patrón, y luego curando las heridas de los caídos en combate. Luego se hizo enfermera tras la guerra.

    Esto que seguidamente leerás, amigo lector, es el fiel relato de lo que le sucedió a mi amigo Juan, según él me lo contó una tarde, mientras tomábamos unos mates amargos en una plaza de Buenos Aires.

    <<Y todo parece indicar que hay más y más cosas extrañas que, de algún modo, se encuentran relacionadas con nuestra naturaleza, con nuestros montes vírgenes. Y, quizás, don Clodomiro tenga razón: Podría haber otros a quienes importan nuestros montes vírgenes, nuestros campos, más que a nosotros mismos>>.

    "...un medio de prensa informaba que la casona estaba siendo usada para albergar a menores y que ellos, los chicos, estaban asustados porque dentro del enorme lugar, un cuarto específico, estaba habitado por un fantasma".

    Salvatore es un joven que está a punto de casarse. Fue un criado de don Abelino y su familia desde los cinco años y trabajó desde los seis. Le solicita a su actual empleador que lo ayude a encontrar a su familia. Por intermedio de un sacerdote, amigo de su empleador, se entera que su padre, don Estanislao, aún vive.

    Cuando entré miré en derredor, busqué con la mirada algo que me indicara dónde preguntar por el paciente, a quien iba a acompañar, esa noche.

    "...El campo fue barrido por un gigante. Ellos lo vieron."

    En este cuento sobresale el perro compañero, amigo, que cuida a su humano de las inclemencias del tiempo.

    Hace un par de años atrás, un poco más un poco menos, se dio un fenómeno meteorológico de impacto profundo y de muy corta duración. Sucedió en un poblado de pocos habitantes. Ese día desarrollaban sus habituales rutinas. Todo parecía normal. Sin embargo, repentinamente, sobre el medio día casi, algunos pobladores vieron aproximarse, de modo extraño, un grupo de nubes. Hasta donde era posible ver, la ciudad y el campo, quedaron casi a oscuras.

  • A veces, o casi siempre, la vida rutinaria es una forma de muerte paulatina. Vivir está en hacer algo distinto... Escribir, por ejemplo. Hay un mundo tras la alba pantalla que tenemos en frente, o dentro de la hoja en blanco, al sumergirnos en ellas, vivimos....
    Me encantó la historia. Cada cual lo termina como y cuando quiere. A mí, particularmente, me gustaría terminarlo en: "cada día productivo, y sobre todo cada día pertenecía igual, pues su objetivo era al menos sacar una media de 24 horas para permanecer joven eternamente". Que el lector lo termine... Pero el escritor eres tú, y a mí, la historia me encantó.
    La realidad supera, tantas veces, nuestra imaginación. Pero sigamos escribiendo francesc. Gracias.
    A cada gesto la ciencia nos dice que el espejo nos devolverá una repetición, pero notamos desde el principio,que la repetición no es exactamente igual, sino que es una vil mentira, no refleja la realidad sino una interpretación de la misma... ¿O no?
    Me sumo al comentario de francesc miralles, pues creo como él, que el contraste que logras es brillante. Y me sumo a quien dice que lo preciso de las palabras y lo mucho que dice es muy interesante, casi una poesía, donde se dice tanto, con tan poco. Muy bueno.
    Hay sueños que no puedes olvidar y, según pasan los años, los ves convertirse en realidad. No creo que siempre sea algo malo, quizás, sea que nos muestra, quizás y a veces, lo que pasará y aún no pasa, pero que pasará.
    Me gustó Mario, vuestro cuento. Dar la vida por el ser amado pero en el instante transformarse en el verdugo... Qué giro.
    Me gustó el giro, lo transforma en un cuento de los que gustan...
    Con el tema de la pandemia creo rápidamente comprendimos que nuestro planeta no es tan grande como pensamos y que todo se puede mover demasiado rápidamente para nuestro gusto. Somos pequeños, grandes, depende con qué nos comparemos, pero aún siendo insignificantes y finitos, vale vivir, escribir, hacer eso que nos gusta, para contribuir, en la medida que nos sea posible, con nuestro hermoso planeta. Hermoso relato que nos muestra que todo depende de la perspectiva...
    Valentino, muchas gracias por la lectura y el comentario.
    francesc muchas gracias por tu comentario y aliento.
    Brillante, como nos tienes acostumbrados. Sí, nuestros fantasmas quizás nos animan a crear más de lo que creemos.
    Gracias francesc miralles
    Gracias por vuestros comentarios francesc y Beto. Gracias
    Muy bueno.
  • Este usuario no ha creado ninguna reseña

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta