cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

El tesoro mas preciado

  • 0
  • 2401

19 párrafos

10 colaboradores

Participar
Amigo mio, ¿Qué es la felicidad?
  • Edu Celorio

    Publicado el 22.10.15

    Así empezó Alberto su habitual paseo con su nieto. Le gustaba provocar la inteligencia del mayor de los hijos de su hija.
  • DCURIOSO

    Publicado el 22.10.15

    que pregunta difícil me acaba de hacer colega!, ¿Qué es la felicidad?, bueno la felicidad como el amor y el éxito están mal entendidos. pienso que una persona alcanza la felicidad cuando ha sabido lo que es la tristeza y la ha superado, creo que el amor existe pero que no siempre habita en nuestra vida del modo que nos imaginamos y que no somos exitosos si no han habido fracasos que nos derrumbaron y nos hicieron sentir incapaces. Con la felicidad pasa lo mismo, para mí las personas buscan un "y vivieron felices para siempre" creyendo que desde determinado punto de la vida todo va a ser como ellos pretenden para ser felices y mi realidad es que la felicidad involucra tristeza, que la felicidad es un proceso y que no siempre se dibuja en la vida del modo que pretendemos, entonces como ese concepto no se entiende cae en el vacío de creer que la felicidad son esos efímeros momentos que solo nos provocan un instante de contentura y una sonrisa superficial, y para usted , ¿Qué piensa sobre la felicidad?
  • Roberto Berríos

    Publicado el 22.11.15

    -Carajo- se sobresaltó Alberto. ¿En serio su nieto había soltado eso o había sucedido sólo en el mundo poco ordenado de sus neuronas? Miro hacia el pequeño que caminaba con aire distraído y se dio cuenta de que todo había pasado en su mente de novelista. -Dejaré de releer a Sartré -se dijo. Pero no era para eso que estaba ahí. Necesitaba preguntar a su pequeño sobre su concepto de felicidad. ¿Podría acaso sorprenderlo? -¿Qué crees que es la felicidad? -inquirió. El pequeño se encogió de hombros. -Lo que no tenemos -dijo. Alberto se quedó en silencio...
  • sara garcia corcoba

    Publicado el 05.12.15

    Y Alberto recordó algo que quizás si podía contestar a su nieto y dijo:- La felicidad no se encuentra, ni se sabe lo que es, lo que nos hace pensar que la felicidad se siente, de manera que para encontrar la felicidad nosotros tenemos que hallar lo que queremos ser en la vida, soñar entonces si se sabra lo que es la felicidad cuando cumplamos nuestro sueño...
  • Sienna

    Publicado el 09.12.15

    El niño lo miró con desconfianza y se fue corriendo. Alberto se quedó pensando. Mientras recorría su mente pensando en lo hablado, vio que a lo lejos el muchacho se desvanecía. No podía creerlo, él también comenzó a desvanecerse. Sus manos perdían su color, los sonidos se distorsionaban, todo a su alrededor giraba en diferentes direcciones. ¿Qué le estaba sucediendo? De un momento a otro, Alberto abrió sus ojos y despertó, no fue un sueño. Ahora todo era diferente.
  • sara garcia corcoba

    Publicado el 09.12.15

    Se dio cuenta que el no existia que simplemente el era un sueño o quizás peor un simple ángel, que en su vida terrenal no pudo ser feliz porque no hizo lo que el quiso si no que su vida se basó en hacer felices a los demas y no a el mismo, pero cuando se dio cuenta ya era demasiado
  • DCURIOSO

    Publicado el 09.12.15

    el niño no era mas que el demonio Germán, el demonio que antes de llevar tu alma toma el regalo mas preciado de la vida, por tanto el pobre anciano comenzó a sentirse enfermo y triste la tristeza desbordaba su alma, varias noches mas tardes el niño en un sueño volvio a visitar al anciano
  • jorgito3777

    Publicado el 10.12.15

    Tal fue la pregunta de un ala a otra ala. - Si buscas un barco, encuentras un viaje. Si buscas una flor, encuentras el aroma. Si buscas un libro, encuentras el mensaje. Si buscas un zapato, encuentras el camino - así le contestó esta. Aceleraron el vuelo. - Aunque para mí es más que suficiente que me llames "amigo" - dijo el polvo al hueso, y el hueso al ala.
  • DCURIOSO

    Publicado el 11.12.15

    ATENCIÒN...¿ eh??... y la coherencia de intervención a intervención ¿donde quedo?
  • atriaviles

    Publicado el 16.01.16

    De pronto, se despertó y vió que no estaba solo. Le preguntó: ¿y tú, que buscas? y él contestó: busco el camino. "Bien, si eso lo que buscas, da un primer paso, y el camino aparecerá ante ti. Tanto si quieres hacer un viaje largo, como corto, fácil o díficil, siempre empieza igual: con un primer paso"
  • Sienna

    Publicado el 18.01.16

    El viejo, se dio cuenta que las personas eran tan ignorantes, que no podían mantener la coherencia. Hablaban de cosas de la biblia e inventaban otras tantas tan estrafalarias que ni un niño de dos años se creería. Estaba rodeado por un grupo de idiotas. Tenía que salir de inmediato!!! Se dio vuelta al escuchar ese sonido que le dibujó una sonrisa en su rostro arrugado...
  • atriaviles

    Publicado el 03.09.16

    Cuando se encontró frente a él, no supo qué decir. Recordó que en los viejos tiempos, era el único del grupo que sólo hablaba cuando tenía "algo que decir". Porque todos hablaban, pero no decían nada, nada enriquecedor, sólo palabras vacías. Por eso al verlo de nuevo, su esperanza en el ser humano renació.
  • Sandra Millman

    Publicado el 14.09.16

    “Ningún Germán –ni nadie- puede robarte nada Alberto”, le dijo él. “No importa dónde estés ni en qué estado te encuentres”, continuó él, “tu vida y experiencias son tuyas y en todo caso, además de tuyas pasarán a formar parte de la conciencia colectiva, pero nunca dejarán de pertenecerte, así es que disfruta de cada instante de dolor y alegría, de tener y desear, de reír y llorar, de recordad y olvidar, porque el equilibrio entre los opuestos lleva dentro de sí la felicidad… es así de simple, y recuerda que la simpleza es sinónimo de felicidad”. Alberto se quedó pensando y sonriendo con dulzura y suavidad y recordó, aunque más que recordad, revivió el momento en que tomó por primera vez en sus brazos al hijo de su hija y supo que en ese instante quedó atrapada la felicidad eterna!.
  • Georgina Gregoriano Gallego

    Publicado el 04.11.16

    Aquí es cuando decimos que el tesoro mas preciado es el amor que sentimos y hacemos sentir a los demás, un musculo tan pequeño llamado corazón, donde se guardan están los sentimientos.
  • DCURIOSO

    Publicado el 05.11.16

    corazón?, amor?, sentimientos?, TAN SOLO SIMPLE CLICHÉ es lo que dices, disculpa mi atrevimieto pero, tu en serio
  • Miguel Angel Martinez Gomez

    Publicado el 15.04.17

    Y volviendo al principio si no sabes lo que es la felicidad, simplemente disfrutala. Sumergete dentro de aquello que estes haciendo sin mas explicaciones que las que tienes que darte a ti mismo. Y cuando tenga que venir la dicha acogeka, mimala, dusfrutala pero sobre todo ni te lamentes por el tiempo perdido porque lo perdido, perdido esta. Cierra los ojos y repira fuerte.
  • atriaviles

    Publicado el 15.04.17

    Perdidos? Nada se pierde para siempre, mientras siga en la memoria de alguien, seguirá vivo, y volvera a estar presente cuando se transmita a algún amigo, a algún amante. Y despertará nuevas emociones.
  • sara garcia corcoba

    Publicado el 28.04.17

    Emociones que darán la suficiente fuerza para poder decir, descansa en paz.
  • atriaviles

    Publicado el 28.04.17

    Si, descansa, pero mantente vivo. Vivir para aprender, vivir para querer, para disfrutar de la felicidad, eso que siempre perseguimos, y que muchas veces está a nuestro lado. No corras tras sueños imposibles, date cuenta de que las pequeñas cosas que tienes al alcance de la mano, pueden darte eso que llevas toda la vida persiguiendo. Y si lo consigues, seguro que podrás descansar.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta