cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

Quiero ser tú.

  • 0
  • 2909

24 párrafos

17 colaboradores

Participar
Era una tarde apacible y en aquél lugar lleno de paz se vislumbraba una silueta a lo lejos, la cual, permanecía inmóvil, mirándome. El sol dibujaba en el cielo esplendor, resplandor, brillo. Los pájaros inundaban con su cantar y vuelo la inmensidad de las flores, de la hierba, de las piedras. El campo. Un lugar perfecto. Solía ir mucho de pequeño con mis padres y mis hermanos, con mi hermana y su pareja en aquél entonces. Pasábamos todo el día comiendo bocadillos que nos preparábamos, varios, y muy ricos. Nunca faltaba un insecto, el cual, se intentaba posar en la comida y nosotros nos zafábamos de ellos con aspavientos y el ceño fruncido. Allí estaba yo, escapando de la realidad, solo. Mientras recordaba todo esto me percaté en medio de tanta quietud, en una voz, y me sorprendí. Atisbé a lo lejos la misma silueta. ¿Intentaba decirme algo? ¿O tal vez no era a mi? Pero no había nadie, salvo yo. Empecé a inquietarme y ni los pájaros ni el maravilloso lugar ayudaron a olvidarme de ello. El desconocido no dejaba de gritar cosas que no alcanzaba a escuchar. Su voz se dirigía a mí, aún no moviéndose tuve miedo. Con poca prisa, me decidí a recorrer la distancia que nos separaba hasta obtener una respuesta, hasta averiguar qué importante era para él. A lo mejor solo necesitaba ayuda. Si era así tenía que ayudarlo. Probablemente era alguien que se hubiese perdido, aún así se entreveía algo extraño. A medida que me fui acercando vi que su ropa estaba sucia. Llevaba pantalón, una camisa y una chaqueta, rasgados y descoloridos. Su piel reflejaba un mal cuidado, sus ojos tristeza y a la vez odio. De repente musitó mi nombre. Me sorprendí. No podía entender cómo lo sabía. Desprendía un olor desagradable. Eso me entretuvo de mis pensamientos un rato. Me conocía y esa era la verdad. ¿Quién eres? Pregunté. Alguien que te conoce muy bien. ¿Cómo? Pregunté anonadado. Yo no lo he visto en la vida. ¿Qué quiere de mí? ¿Cómo sabe mi nombre? ¿Me espía? De mi boca sólo quería salir un interrogatorio incansable. No entendía aquéllo que me estaba sucediendo. El hombre arapiento contestó. ¿De verdad no sabes quién soy? ¿No me recuerdas? No, no entiendo nada. Yo sí. Quiero que entiendas muchas cosas. Pero dime, por favor, ¿quién eres y qué deseas de mí? Sígueme y lo sabrás. Empezó a caminar con toda celeridad a pesar de su aspecto enfermizo, no sin antes obligarme a que caminara delante de él. Me aterroricé al pensar que pudiera llevar alguna herramienta blanca y obedecí callado. Parecía una pesadilla de la que quería escapar. No tenía que haber salido y menos aún a allí, pero Mary ya no me quería. Se le había acabado el amor. Después de nueve años juntos. Sentía que se me escapaba la vida y que no podía hacer nada. Era demasiada impotencia para asimilarlo, sin ninguna explicación lógica. No había otro, juraba que no, tampoco teníamos peleas fuertes, habíamos tenido algunas discusiones como todas las parejas de casados, sin embargo, nunca fueron lo suficientemente graves para llegar a desgastar la relación. Había escapado de casa y Mary trató de detenerme llorando, aún así no obtuvo respuesta. Seguí mi camino sin mirar atrás, sin mirarla a los ojos. Me fui triste, aunque no lloré. Miguel! Miguel! No respondí. No volví. Quería desaparecer, no sabía por cuánto tiempo, sólo quería pensar y encontrarme a mí mismo. Mientras divagaba todo eso, el hombre se inclinó sobre mí y me susurró que caminara más deprisa. Me lo dijo con rabia. Habíamos andado bastante y ya empezaba a dejarse ver. Era una casa. Me detuvo y se dispuso a ir hacia la puerta. Adentro todo estaba oscuro, hacía frío y todo estaba desordenado, con muebles antiguos y de mal gusto. Un olor rancio hizo que me dieran ganas de vomitar, pero me aguanté. Cerró la puerta y me obligó a que me sentara. ¿Qué quieres? Ya me tienes aquí. Dime lo que me quieras decir y déjame largarme. Yo te puedo dar dinero, lo que quieras, te doy lo que me pidas. ¿Estás seguro que me darás lo que pida? Sí, así es. Te lo prometo. Quiero ser tú. ¿Cómo? ¿Ser yo? Como lo oyes. Quiero tu cara, tus ojos, tu boca, tu pelo, tu dinero, tu estabilidad, tu vida, todo.
  • Lucia

    Publicado el 25.11.13

    En ese momento no entendía nada.Solo veía a un pobre desgraciado que parecía haber sufrido mucho.Pensé en mi esposa,en lo desesperada que estaría con mi ausencia,o estaría aliviada.Seguro estaba mejor sin mí.No lo sabía.Tenía que protegerla,porque si ese hombre sabía cosas de mi vida y quería intentar algo sucio, debía hacerlo.¿Mi vida?Pregunté.Sí,soy alguien muy importante en tu vida.Alguien que jamás has podido imaginarte y si estoy aquí es para cobrarte lo que me debes.¿Cómo?Hábleme claro.No estoy para jueguecitos estúpidos.De repente se levantó y se dio de bruces contra una de las patas de una mesa.
  • Svane

    Publicado el 19.12.13

    Aunque fue un completo error, en ese momento se me ocurrió que sería buena idea aprovechar para intentar huir. Salté de la silla, me abalancé sobre la puerta y... me di un fuerte golpe en la nariz contra la pared. Era completamente absurdo. Yo había entrado por esa puerta, y recordaba perfectamente que el hombre la había cerrado detrás de mi. ¿Qué había pasado?
  • ★☾ Little lulu

    Publicado el 26.01.14

    ¿Lo había soñado todo?No podía ser.¿Qué me estaba pasando?De repente me encontré fuera de sí y no sabía quién era o de dónde venía. ¿Qué hacía allí?¿Y por qué estaba sólo rodeado tan solo de cuatro paredes y una falsa puerta por la que se entreveía un rayo de luz que me cegaba entre el golpe y mi sinsentido.¿Todo había sido real?Empujé la puerta y lo ví..
  • Cris M

    Publicado el 30.07.14

    Cuando intenté huir de aquella casa me di cuenta de que fuera todo había cambiado. El paisaje ya no era el mismo. Alrededor de aquella casa ruin habían mucho más del mismo estilo. Aquel hombre extraño no aparecía por ningún lugar. ¿Se había convertido en mí? ¿O yo me había convertido en él? Miguel! Me saluda un enano desde el portal de una de las casas. Vamos no tengas miedo. Venirio ha hecho un buen trabajo. ¿Un buen trabajo? Que está diciendo este enano. ¿Qué clase de droga me habrán metido en la bebida? Miguel la misión te espera, hay mucho que aprender. Vamos, no perdamos el tiempo.
  • Ballavent

    Publicado el 12.08.14

    Me acerqué hacia el misterioso enano no aun sin desconfiar y entre toda la confusión que la situación y corcumstancia me prpfesaba. Oye, qué es todo esto proferí medio gritando roncamente mientras tropecé con una raíz que levantaba el pavimento. Alcé la cabeza y vi una pueta abierta y con el rabillo del ojo la silueta fugaz del enano entrando. Ven, ven, aquí está. Entre y delante de mi un gran salón se extendía con un misterioso reloj grabado en piedra. Mientras andaba hacia el centro del salón no pude dejar de mirar un solo inatante aquél reloj . Había algo raro en
  • ★☾ Little lulu

    Publicado el 26.08.14

    Ese reloj esconde algo detrás,tan solo tendrás que averiguarlo y pensar que todo es real. ¿Pero quién es usted?Contesta Miguel.Yo soy tu protector,debo cuidarte de Ray, que tiene malas intenciones para con tu familia.Tienes que quedarte aquí y aprender de todo lo que te voy a enseñar a partir de ahora.No podrás salir,No podrás ver a nadie,excepto a mí.¿Obedecerás?
  • Fer Molleda

    Publicado el 31.05.15

    Mi curiosidad era tan grande que decidí seguir a este extraño enano que se decía ser mi protector, y saber quien era este Ray al que se refería, o acaso Ray era este indigente al que seguí? Y como pensar que todo es real, cuando parecía todo tan difuso y fuera de foco? Sabes como cuando tienes un sueño que parece demasiado real y por momentos no sabes si estás dormido o es real, entonces mientras divagaba en mis pensamientos el enano me pregunto, crees que puedes ver el futuro?
  • Francisco Paco Martinez Sanchez

    Publicado el 28.06.15

    Y yo le respondí e logrado ver cosas que creí eran imposible de risa no lo cres ? Pero e logrado ver que me presionas deja así milo lo que me a pasado de acuerdo a un no melocreo es tan maravilloso e increíble que no hay límites al pareser o que piensas tu dime buen amigo ?
  • Pepito Giraldito

    Publicado el 30.09.15

    En mi mente resonaban las palabras del enano como el eco de una enorme y vieja cueva. Cuando emprendí todo aquel viaje con el fin de descubrirme a mí mismo jamás me habría imaginado que me pasaría cosa semejante. "No señor, no hay límites en el mundo al que acabas de llegar, pues es infinito y extenso." Dijo el enano, a lo cual yo respondí: "¿Acabas de decir "en el mundo al que acabas de llegar? ¿He atravesado a caso una especie de portal entre mundos?"
  • atriaviles

    Publicado el 28.12.15

    "No, en realidad, no estás en otro mundo; eres tú el que se ha transformado en otro, por eso ahora lo ves todo distinto. Eres tú el que no tiene límites, siempre ha sido así, pero ha sido necesario este viaje para que seas consciente de ello. Si no te pones metas, si no te pones trampas, para ti será todo infinito".
  • Una loca empedernida

    Publicado el 19.03.16

    Me llevé las manos al rostro y pude notar como mi antes cabellera rizada habia desaparedido por completo. Me palpé las manos y noté la ausencia de las heridas que me hice de niño cuando trabaja con mi padre en el taller. ¿Qué está pasando? Pen
  • atriaviles

    Publicado el 17.04.16

    -sando en mi niñez, me traslado a otro mundo, cuando todavía tenía esperanza, inocencia y confianza en el futuro, un futuro que ya está aquí, y me doy cuenta que es el presente que quiero vivir.......y ese futuro ya llegará.
  • Maicol Marenco

    Publicado el 18.04.16

    Pero aunque ese futuro hipotético llegara, no habría mas nada que añadir. Todo es por lo que somos y lo que somos es por lo que hay. En ese instante comprendí que quería ser como tu y mas del como, quería ser tu. era un sentimiento que me sobre pasaba y cada vez mas se exacerbaba para arroparme. En un momento pensé: es mi momento.
  • atriaviles

    Publicado el 19.04.16

    Y de verdad creo que lo es. Este es el momento. Mi pasado, mi presente y mi futuro. Todo se funde en un instante. Pero lo tengo muy claro: si vivo plenamente este instante, mi pasado habrá valido la pena, y mi futuro esperanzador, me aguarda en algún recodo de mi vida para convertirse en un brillante presente.
  • Philips Despero

    Publicado el 02.06.16

    Provisión de crédito entre los individuos Quiere invertir en el sector inmobiliario?  Estás futuros líderes de negocios, empresarios de automóviles, los directores de proyectos de negocios o individuos en necesidad de dinero o financiación listo para hacer frente a un problema, no dudes en contactar con nosotros porque podemos ofrecerle un préstamo como sus necesidades en una tasa razonable de 3% para un préstamo de entre € 5.000 y € 2.000.000 durante un período que se acuerden. Así que si usted está en necesidad, por favor escribir una solicitud de préstamo a esta dirección. Para más información contactar con: philipsdespero@gmail.com Mientras que da una buena razón para su solicitud y usted estará satisfecho en más de 48 horas
  • Macías V.

    Publicado el 14.08.16

    Quiero ser tú, para hacer que te mires en el espejo y veas lo que yo veo, una mujer hermosa. Quiero ser tú para que observes las reacciones y el cariño de la gente a tu alrededor y te des cuenta que la vida no es tan mala. Quiero ser tú, para hacerte disfrutar todo aquello que no se repetirá. Quiero ser tú, para que te des cuenta de lo maravillosa que eres, de lo especial, única e increíble que eres. Quiero ser tú, para que te des cuenta de cuanto te amo yo.
  • atriaviles

    Publicado el 03.09.16

    quiero ser tú, para mirarte desde dentro. No para que seas como yo, sino para que me veas como yo te veo. Me gustaría ser tú, y al mismo tiempo que seamos diferentes, para disfrutar de nuestra singularidad. Tú y yo, yo y tú, diferentes pero iguales.
  • Georgina Gregoriano Gallego

    Publicado el 01.11.16

    Si tu estubierás dentro de mi y yo dentro de ti, sabriamos lo que nos pasa mutuamente en los cuerpos mentes y almas, es como decir tu eres yo yo soy tu por un día, nos dariámos cuenta que nos pasa por nuestros cuerpos, quizá asta nos pondríamos mas en nuestra piel del otro. Por un día dejar de ser yo por un instante no observar mis dolencias mentales ser como tu y tu como yo.
  • Ven

    Publicado el 03.11.16

    Quiero ser tu para perderme dentro
  • Macías V.

    Publicado el 28.11.16

    Quiero ser tú para poder mirarme con otros ojos, para quererme más allá de la amistad, para tomar mi mano mandando a la mierda la opinión de los demás, para darme ese tan ansiado beso, quiero ser tú para que gustes de mí.
  • Anonimuz

    Publicado el 10.12.16

    Para que gustes de mi...quiero ser tu para que dices sobre nosotros , quiero ser tu para ver como me ves , quiero ser tu para ver que opinión tienes de los demás y si te importaría lo malo que digan de nosotros si le pararías bola o los mandarías a la mierda simplemente quiero ser tu...
  • atriaviles

    Publicado el 15.12.16

    Para ver tu interior, para conocerte, para amarte en lo más profundo de tu ser, de mi ser, para que seamos uno, diferente de ti, diferente de mi, pero siempre unidos, quiero ser tú, quiero que seamos..................
  • Clau Carrasco ßarros

    Publicado el 07.01.17

    Quisiera ser tú, para lograr entenderte. Lograr comprender aquellas veces en que te mostraste tan afable e interesado. Quisiera saber las razones de aquellos llamados telefónicos, que tanto me agradaban y el por qué al otro día, me ignorabas como si nada. Siento que es difícil no ser tú, no sé cómo conocerte, siempre te muestras tan lejano y oculto, pero a la vez tan cercano y visible. Eres como una madeja de hilo de seda enredado, que por mucho que tengamos la esperanza de que nos servirá, acaba rompiéndose y no sirviendo para nada.
  • Clau Carrasco ßarros

    Publicado el 07.01.17

    Quisiera ser tú, para lograr entenderte. Lograr comprender aquellas veces en que te mostraste tan afable e interesado. Quisiera saber las razones de aquellos llamados telefónicos, que tanto me agradaban y el por qué al otro día, me ignorabas como si nada. Siento que es difícil no ser tú, no sé cómo conocerte, siempre te muestras tan lejano y oculto, pero a la vez tan cercano y visible. Eres como una madeja de hilo de seda enredado, que por mucho que tengamos la esperanza de que nos servirá, acaba rompiéndose y no sirviendo para nada.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta