cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
100 vidas
Amor |
17.12.06
  • 4
  • 9
  • 3047
Sinopsis

Guardo y reconstruyo cada una de tus piezas hasta el escalofrío, como se encaja un puzzle, como se protege aquello que se quiere.
Y vuelves como vuelven las olas, como vuelve la brisa por la tarde, como un retrato en sepia.
Un día me ofreciste ser inmortal.
Me dijiste: "Quiéreme".
-Hasta que se acabe el mundo- te prometí.
Y me diste 100 vidas de 100 años cada una.
Y nos sujetábamos las manos para saltar los abismos.
Y cruzábamos en un segundo la llanura interminable.
Nos prendíamos de la cintura para sumergirnos en un océano.
Pintábamos de colores los paises que vivían en los atlas.
Y nos fuimos cosidos por los labios, huyendo del escombro, sembrando girasoles con las vocales de una lágrima.
Nuestro destino eran las estrellas.
Supimos de soles, de planetas ,de eclipses.
Hoy te propongo que me mates.
Que llevo siglos errando por tu memoria.
Que he levantado una estalagmita justo en el lugar donde lloro tu recuerdo.
Desde que tus lápices de colores dejaron de rodar por mi tejado.
Desde que no me dejas migajas de pan por las aceras para encontrarte.
Desde que no veo tu risa derritiendo los hielos de diciembre.
No quiero vivir sin ti en esta jaula.
Tú, tan diosa y tan mortal.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • :) entretenido y bello
    Muy evocador
    Y es que a veces no quedan fuerzas "pa vivir sin ti". miguel. besos encontrados
    Te quiero mucho, ¿cuánto?, sientate y contempla el mar, cuenta las olas, y así sabrás cuanto... Pero sucede muchas veces que hasta las olas tienen número finito. Besos Miguel, y gracias por escribir cosas tan buenas
    con un ritmo bien logrado...con una cadencia ante lo abrupto...desencadenas una llovizna tupida y casualmente nos moja a todos...y en una clemencia irresisitible nada quedó de esos brazos...y las alabanzas se trenzaron un una discordia...en una leyenda pigmentada de rocío...otra vez el alma queda de lado...
    Por desgracia, los seres humanos tenemos la mala costumbre de no enseñar a nuestro compañer@ a vivir sin nosotros. Debería existir una asignatura llamada "enséñame a vivir sin ti".
    Hacía tiempo que no te leía. Consigues sobriedad poética en un tema que normalmente se me hace repetitivo.
    precioso... el final inesperado .... la muerte llega y arrastra todos pero cuando yega a quien se ama te deja muerto en vida ..... me ha encantado "vuelves como 1 foto en sepia " genial . me ha gustado muchisimo
    Algo triste ¿no?
  • Abandonar una casa, una pareja, irse sin dar explicaciones. Marcharse en un abrir y cerrar de ojos. El dolor que arrasa muebles, puertas, habitaciones, pasillos y una cama dónde se llora a solas

    Hay gente que tiene la facultad de percibir colores, sonidos, olores, en los números en las letras, en las palabras... Las sensaciones juegan a esconderse , a no estar, pero dejan siempre un agujero por el que se aspiran Hay personas que las atrapan, que las palpan, que las ve, como se mira una perla roja

    Sentado en la Cafetería Andalucía, apoyando mi mano en el hombro de un recuerdo escribí un poema

    aprender a oír el silencio dentro del sonido, a no contaminarnos con ruido, nos hemos acostumbrado tanto a esa antigua música que ya no la escuchamos

    las malas noticias llegan siempre dando portazos...

    Por decir algo , apalabrar los momentos

    A veces las personas son sencillas...

    camino despacio y con los ojos abiertos por una casa que no me habla pero me abraza

  • 78
  • 4.49
  • 321

Andar por los tejados, los relojes de arena, todo lo que se pueda sentir, si allí se siente.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta