cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
195 kilómetros de frontera.2da parte.b
Ciencia Ficción |
10.01.22
  • 0
  • 0
  • 101
Sinopsis

Muy cerca del final.

Tazzia realizó una conferencia telefónica con Draktron. Seria corrupción. Después dirían lo que les diera la gana. Así que compró los alimentos, medicinas, fertilizantes a él. Casi que a ella misma. A fin de cuentas esa era la empresa fundada por su madre Hoka. A fin de cuentas todavía no se había solucionado la partición de herencia; adicionalmente no conocía a nadie en el exterior. Eso estaba fuera de las sanciones y Dekalia del Sur quedó envuelta en asombro. Era un paso Inmenso entre los dos países… Inmenso de verdad. En días, una caravana de camiones de Dekalia del Sur llegó a la frontera y las pesadas puertas se abrieron dando paso a estos para llevar los necesarios insumos a la hermética nación, con un adicional que dejaba sin habla a los círculos políticos de Dekalia del Sur. Tazzia había pagado en dinero contante y sonante. Muy diferente a las administraciones de su padre y hermano, que no pagaban ni promesas.. El caminar de Letzka hacia la universidad de Poz-xekia, fue reseñado por la TV oficial de Dekalia del Norte. Fue la primera noticia de farándula de Dekalia del Norte y ampliamente retransmitida en todos los noticiarios del mundo.. Otra cosa. Nadie dijo nada. Nadie opinó y las gentes guardaron silencio. Pero desde dos días atrás .Todos los canales de Tv de Dekalia del Sur. Canal 300, 425,786,912, 663, 218 y 573 comenzaron a verse sin restricciones ni censura en toda Dekalia el Norte. Igual sucedió con las emisoras de radio, telefónicas y el internet. Pasaron días tranquilos. Letzka fue entendiendo que sus jóvenes compañeros de clases habían hecho sacrificios inauditos para ir a la Universidad. Nada parecido a ella. Sin prueba de actitud académica, sin papeles, sin promedio de notas, entró directamente a la facultad de economía. Un sentimiento que nunca la había invadido se fue enseñoreando en su alma. Vergüenza. Vergüenza con el recuerdo de su madre que no conoció. Hoka era venerada en silencio por las gentes. Ella era su hija. Sabia los comentarios que antes no le importaban. Esa niña sin conciencia no respeta los sacrificios que su madre hizo. No está a la altura, pareciera una chavista mediocre e incapaz. Por eso se esforzó. Entendió que en silencio Tazzia si estaba consciente del tamaño de la obra de su madre y buscaba no manchar su recuerdo. Ella había destruido su reputación y casi su vida. Pero no podía destruir la imagen de su madre. Por eso debía lograrlo. Por respeto a su madre, por la creciente ola de amor que hora a hora Tazzia despertaba en ella y sobre todo por su padre, por su hermana Lydia, su madrastra Armenia y por ella misma. Entendió que tenía responsabilidades .Las que antes no importaban, le enseñaban ahora el tamaño del camino que debía recorrer. Debía vencer a su enemigo más peligroso y traicionero. A ella misma. También fue sintiendo que había un movimiento de simpatía, muy lento, muy poco conocido, ni explicado hacia Tazzia. El gobierno seguía siendo disciplinado. Todo en apariencia era igual..Los cambios eran , sutiles, esperando que la población se acostumbrara, luego otro…. Comenzaron a llegar trenes de Dekalia del Sur, nada más sábados y domingos, trayendo familiares que habían sido separados muchos años atrás por la guerra. Generaciones no se conocían. Ellos traían alimentos, ropas, medicinas, las cuales no eran decomisadas por los silenciosos guardias fronterizos, quienes cambiaron los pesados uniformes de combate por los de rutina diaria. Las plazas de Poz-xekia y otras capitales fueron llenándose de jóvenes que compartían y las risas comenzaron escucharse. Películas provenientes de RCOT, ISPT, de Dekalia del Sur, comedias, cómicas, románticas y de ciencia ficción fueron colocadas en los cines, Ya nadie era obligado a inclinarse ante la estatua de Katkrot. Poco a poco , fueron llegando a sus hogares, los que estaban confinados en la zona oscura.. Productos nacionales comenzaron a hacerse más regulares en los establecimientos comerciales, disminuyendo las interminables colas, y las personas comenzaron a reparar viejos autos que tenían más de 20 años estacionados por repuestos... Lentamente, con mucho cuidado, día a día, paso a paso, Tazzia estaba haciendo un trabajo diferente…. Una noche Letzka estaba parada en el balcón de su apartamento, contemplaba la noche, la silenciosa y oscura ciudad. Todavía quedaba mucho por hacer. Estaba orgullosa. Sus pérdidas de conciencia cada vez eran menos y las lograba dominar. Sus ataques depresivos ya no eran tantos ni continuos. Sé había esforzado hasta el límite. Su rendimiento académico no era el más óptimo. Pero mejoraba. Había ganado 2 kilos. Sin embargo añoraba su padre, su hermana, sus amistades allá en Proxekía .Repentinamente, con la brisa venia un rumor. Ella miró a la oscuridad. Venían de la ciudad. Eran aplausos. Una torrencial lluvia de aplausos. Poz-xekia aplaudía. No obligados. No impuestos con un látigo. Aplausos en el silencio de la noche. No eran preparados. Eran espontáneos. La joven entendió. Esos aplausos eran para Tazzia. El pueblo se estaba dando cuenta que la joven estaba comenzando a realizar cambios en la nación favor del pueblo. Comenzó a reír. Se sintió útil. De alguna manera el estar con su hermana, le había dado el apoyo moral a Tazzia para tener el inmenso valor de revivir a un país muerto. Entendió. Ella también era parte de eso. No fallaría. Las empresas de Draktron se estabilizaron y la confianza volvió a los inversionistas. Se hablaba de una extraña cooperación entre el padre de Letzka y su media hermana, comparándola con la relación de alianza entre enemigos que se desarrollaba en los cuentos de ciencia ficción entre Arabia Saudita e Israel. Un pequeño grupo de empresarios de Dekalia del Sur, de RCOT, y hasta las filiares de los ISPT comenzaron a llegar, para explorar posibilidades de Joint Venturys y hacer exportaciones. Los inspectores nucleares visitaron e inspeccionaron las viejas centrales nucleares, lo que permitió a Dekalia del Norte comenzar a producir electricidad en abundancia, eliminando los interminables apagones y vender electricidad a Dekalia del Sur. El primer lote de sanciones se eliminó. Permitiendo a la nación evolucionar, lentamente comenzó a producir y exportar productos. En un hotel gubernamental de Poz-xekia, generalmente sin ningún huésped, sucedió la impensable; lo que en su momento Katkrot leyó ,pero no entendió, ni supo instrumentar, por su ignorancia e incapacidad.. Comenzaron a venderse libremente pequeños paquetes de acciones de las ineficaces empresas públicas, llenas de burócratas, e ignorantes, que eran el principal factor de su atraso, improductividad e ineficiencia.. Eso logró que los lumpen, gusanos, flojos, chavistas y vagos que hacían manifestaciones de apoyo al gobierno de Dekalia del Norte en el extranjero, comenzarán a ver con creciente disgusto la administración de Tazzia. Un régimen donde se trabajaba. Un régimen donde la gente tenía que empezar a producir. Un régimen donde la gente tenía libertad. ¡Delito ideológico total¡…….. VI
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Estuvimos varios años por aqui publicando..Nos tomamos un descanso y volvemos a publicar los mismos relatos.. Principiante ,aficionado a escribir esporadicamente

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta