cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
22 de agosto de 1936
Varios |
13.03.08
  • 5
  • 3
  • 3567
Sinopsis

El alba raya en la ciudad, aún silenciosa ante el amanecer teñido de rojo. María mira a través de la ventana, esperando la respuesta. Su instinto de mujer le dice que éste puede ser el día. Se llevaron a su hijo hace ya cinco días. Sin preguntar, a punta de pistola.

Es 22 de agosto de 1936. La guerra, que parecía que podía ser una corta pesadilla, ya está estancada en el camino de la desgracia eterna. A María la espera se le hace insoportable. ¿Por qué nadie le dice nada de su amado Pablo? “Si a él nunca le gustó la política... ¿por qué tenía en su poder aquellos malditos panfletos?”, grita para sus adentros una madre deshecha.

De repente, unos nudillos hacen temblar la puerta. El corazón de María se acelera cuando en el umbral de su casa aparece un amigo de Pablo. Está llorando. No es necesario que le diga nada. María explota en un aullido de dolor y rabia.

A esa misma hora, en la casa de al lado, Silvia recibe una carta en la que le dicen que Rodolfo, su hijo pequeño, ha muerto en el frente. Los que han matado a Rodolfo son aquellos de los que el hijo de María tenía un panfleto guardado debajo de la cama.

Cuando Silvia está a punto de sucumbir ante la tentación del suicidio, se oye una llamada en la puerta. Al abrir, se encuentra frente a frente con su hermana mayor, María. En silencio, ambas madres se abrazan y claman ante el horror cometido por “los otros”. Cada una piensa en el “enemigo”, que es a la vez, respectivamente, el supuesto “bando” de cada una de ellas. Pero son hermanas y en el silencio se consuelan la una a la otra por la muerte de sus hijos.

Dedicado a todas las víctimas de nuestra fraticida Guerra Civil.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Conquense y madrileño, licenciado en Historia y Periodismo, ejerzo este último. Libertario y comunitarista, voto al @Partido_Decente. Mi pasión es escribir.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta