cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
3
Reales |
28.10.19
  • 4
  • 3
  • 282
Sinopsis

Estar en el puerto había hecho posible volver a encontarme conmigo misma. Me había hecho darme cuenta que las cicatrices eran las que nos hacían ser felices. Aun así te buscaba en cada fiesta sabiendo que no habías salido y que ni siquiera estábamos en la misma ciudad.

Podía ver tu rostro en cada puerta de metro esperando a volver a verte en el puerto algún día. Pensaba en ti en un BMW cualquiera a doscientos kilómetros por hora imaginando que era tu coche azul a sesenta por el puente real. Que cualquiera que estaba en mi cama podrías ser tu y  así no haría falta llevar tu pulsera para tenerte en mente. 

Siempre eres la excusa perfecta para pensar que hay algo más allá de Porto, más allá de cada vino caliente , cada tarde en el super de la esquina, cada canción cantada de camino a Coimbra o cada domingo de lluvia tras la ventana de mi habitación.

Y aunque no vengas volveré con la lencería de Parque Nascente. Volveré a la misma mierda de poder llegar andando a cualquier parte de y de verte reír mientras bebes tu copa en el bar de siempre porque no hay mucho más a donde ir.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • ... el humo triste de la melancolía que nos queda cuando todo ya ha pasado.
    Aquí siento que te ha faltado dar un paso más allá. Estás tratando los mismos temas y en cierto modo reescribiéndote pero añadiendo un tono más melancólico. "Las cicatrices eran las que nos hacían ser felices." me resulta demasiado similar, demasiada autoayuda. En cambio, "volveré a la misma mierda de..." "porque no hay mucho más a donde ir" muestra una desesperación mucho mejor representada. Creo que tratando de huir de ciertos lugares comunes, el relato podría ir más allá. Encuentro mucho conflicto interior y me despierta curiosidad si podrías dar el paso de que haya un conflicto con otra persona, una escena, un choque de trenes y no el humo triste...
    me desorientò el tìtulo
  • 163
  • 4.59
  • 39

Pacense, joven y apasionada por la escritura.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta