cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
A la memoria de un alumno
Varios |
06.05.06
  • 4
  • 12
  • 6436
Sinopsis

A la memoria de un alumno.




Capítulo 1 El alumno.

–Creo que eres un egoísta; sólo miras por ti mismo. ¿No te parece que vas por el mal camino? Deberías hacer algo por los demás de vez en cuando; alguna buena obra, aunque sólo fuera para que conocieses la felicidad que se siente al ser útil al prójimo.
¬–Ya lo hago, a diario.
–¿?
–Me cuido bien. Algún día podría llegar a hacer algo positivo para la humanidad y he de cuidarme para poder llegar bien hasta ese día.


Capítulo 2 Comunicación (Tres años más tarde).

Por fin tengo un dominio suficientemente fluido del braille. Hoy he preguntado qué me sucedió. Mi ceguera y sordera absolutas fueron causadas por mi cercanía al pequeño meteorito que arrancó la cabeza al alumno malcriado mientras hablaba con él. No pude evitar sonreír ante su equivocada visión del futuro. El que sí fue útil fue su padre. Su colchonería se sacrificó en un incendio, pero amortiguó el impacto del meteorito, que hubiese causado cientos de muertos en el centro comercial.


Capítulo 3 La verdad. (Cuarenta años después).

Ahora sé por qué mi alumno fue ejecutado. La máquina que podía lanzar pequeñas cantidades de materia inerte al pasado, como si de meteoritos se tratase, habría sido inventada por él. Solo que lo habría hecho catorce años antes, en plena crisis internacional. El intento de varios países por hacerse con esa tecnología habría sido el desencadenante de la tercera guerra mundial.


Epílogo.

Fui yo quien dijo con exactitud dónde se encontraría y en qué momento. Acepté los daños personales que yo iba a sufrir como un justo castigo por asesinar a un genio.

Manuel Trigo.



http://manueltrigo.com

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Solo te puedo decir : Enhorabuena.
    Flipante. Acabo de leer un libro, o debería decir un "parvusliber"; y resulta que engancha como un tocho de los grandes. Voy a sumarlo a mi lista de libros antes de morir ¡Tiene todo el derecho! Engancha, tiene una temática variada, pasan cosas... en fin, todo. Además me pregunto si debajo del profesor héroe no se escondía en realidad un personaje envidiosillo de la genialidad del alumno; me pregunto si la tercera guerra mundial no fue sino una excusa para partirle la cabeza al pobre, cosa que habría querido hacer ya en el capítulo 1. Un saludo
    Hola. Bien estructurado y buena sorpresa final.
    Nunca escribiría como tú, por eso me gusta.
    jummm, me gusta la historia... pero, además de haber sido ya bastante explotada, ocurre lo que siempre ocurre cuando se juega con la relatividad y el tiempo, se da la insalvable paradoja de la imposibilidad de que él haya inventado en un futuro una máquina que mande materia al pasado , si un proyectil mandado por dicha máquina le decapita en el pasado, ya que sino, sería imposible que la hubiera inventado... a no ser que claro... se cuente con la posibilidad de varias "ramas" de tiempo (creación de varios universos) en cuyo caso... incluso podría ocurrir la tercera guerra mundial. No obstante, el relato está bien.
    Pues se asemeja a una genialidad lo que has escrito, así que vigila tu espalda y mira al cielo, por si acaso... :) Gracias por tu valoración.
    breve sí es XDDDD. me ha gustado la idea del viaje al pasado. estoy harto de ver pelis con gente viajando en el tiempo, pero mandar sólo un poco de materia inerte, como una piedra es algo que no había visto antes.
    Muy escueto. Más que un esquema, son las instrucciones para escribir un esquema. Una chica te ha puesto algo de los puntos y comas y estoy de acuerdo con ella. Se nota que es de los primero que escribiste. Le falta una reescritura. Yo que tú le dedicaba algún tiempo a refinarlo y lo volvía colgar. Pero perdonando una sencilla puntuación me quedo con el buen trabajo de síntesis y con la sorpresa continua del relato.
    Curiosa visión del "pasado". Encuentro intempestivos los puntos y comas del primer párrafo, decapitan la fluidez de las frases.
  • Y ya que discutimos sobre adjetivos, ahí va un pecaminoso asíndeton de tres adjetivos juntos ;)

    Dedicado a los que se empeñan en seguir vivos. Por cierto, lo de mataros a todos queda para más adelante, que ahora se acercan las vacaiones. Después, aceptaré voluntarios que me ayuden a asesinar, que sois demasiada gente.

    ¡Que lo disfrutéis!

    NO DEJÉIS DE LEER EL PRÓXIMO. OS CONVIENE.

    A Lázaro, ese gran maestro de los finales frescos y sorprendentes que tanto se han de valorar un en un relato y que a todos se nos suele olvidar aplicar a los nuestros. ACLARO: Las admiraciones del título son porque no me deja poner un título de tan sólo 4 caracateres.

    Perdón por pasar poco por aquí últimamente, pero estoy como el personaje de este relato. No tengo tiempo "pa ná", pero no os he abandonado, jejejej.

    A mi héroe, el Dr. House, a quien me parezco increiblemente, excepto en sus virtudes.

    Hola de nuevo, tras una breve pausa. Ando excesivamente liado últimamente, que tengo varios frentes abiertos. Mi salud me exige que los cierre absolutamente todos, pero mi carácter me los impide. Ya no es día 23, ya pasa bastante de las 24h, pero acabo de llegar de esta magnífica oportunidad que me ha brindado la Librería Carmen y lo menos que podía hacer era publicar este humilde homenaje que les he dedicado. Un saludo y espero poder contar de nuevo con tiempo para volver a leeros y meterme con vosotros (por la cuenta que me tiene, jejeje).

    Algo que quiero compartir con vosotros.

    Esto no es un relato más. Es una confesión. Sólo os ruego un poco de comprensión, que por un instante hagáis el esfuerzo de poneros en mi lugar.

  • 22
  • 4.54
  • 177

Lectura y escritura. Ambas complementan en la vida irreal lo que no puedo vivir en la real, que intento exprimir a tope con toda actividad posible y deportes de riesgo. No soy maestro de nada, pero me enorgullezco de ser aprendiz de todo, como buen renacentista. Una pincelada de saber en cada ciencia permite hablar con infinidad de maestros.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta