cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
A ti, que me lees desde el cielo.
Reales |
22.06.18
  • 4
  • 1
  • 157
Sinopsis

Antes de que leas esto, no, no es una historia. Es solo un desahogo para alguien a quien le gusta escribir y que por medio de esto, puede desahogarse y hoy lo quiso compartir contigo. Mi abuela materna, haciéndole honor a su titulo, fue mi segunda Madre... Y hoy, ya no está. Así que si quieres leer una carta de una nieta que amaba y ama a su abuela incondicionalmente, quédate. Quizás puedas identificarte.

 

A ti, que leerás esto estando esto en un nuevo lugar, quiero decirte que tu partida me pego duro, me hizo añicos el corazón y a seis meses de tu partida aun no logro estabilizar mi vida. 

Nadie lo ha logrado. 

Somos felices estando juntos y compartimos como familia mientras reímos y pasamos ratos divertidos. 

Pero no estas tú y no podemos manejar el vacio irreversible que causo tu partida. 

 

Te extrañamos, carajo.

 

Es imposible pasar tiempo en tu casa sin imaginarte en la cocina, haciendo comida para todos tus hijos y nietos.

 

Imaginarte en tu cuarto, acostada en tu cama y arropada por el frio viendo tus novelas. ¡Como eras de novelera! 

 

No se como manejar mis sentimientos la mayoría del tiempo y lo sabes, abue. 

 

Sé que lo sabes y que día a día me acompañas desde donde sea que estes hoy, porque mis pensamientos de ti me mantienen cuerda de la locura de vida que hoy me embarga.

 

Nada esta bien.

 

Pero mas que lamentarme porque no estas, tengo que agradecer el tiempo que estuve junto a ti.

 

Agradecerte ser la persona tan maravillosa que fuiste, la persona que me enseñaste ser y sobretodo el amor tan profundo y tan especial que me enseñaste a sentir por ti y por todos mis seres queridos.

 

¡Gracias Abue!

 

Porque fuiste un alma pura, un alma profunda llena de amor.

 

Gracias por enseñarme a mí y a todos tus hijos y nietos. que la vida es amor y del amor se vive. Que la familia es lo más importante ante todo y que nunca nada jamás valdra la pena si no puedes compartirlo con tu familia. 

 

Gracias, porque fuiste y diste tanto amor que cada persona que te conoció solo dijo y recuerda cosas buenas de ti.

 

Hasta el mas pequeño de tus nietos te recuerda con tanto amor, con tanta admiración que se nota el buen trabajo que hiciste aqui en la tierra. 

 

Estuviste en mucho de mis logros, en varios momentos importantes en mi vida como mis quince años o mi graduación.

 

Se que te disfrute y estuviste junto a mí, pero aun así no puedo evitar pensar en todas las ocaciones en las que imagine tenerte y hoy sé que ya es algo imposible.

 

Como en mi graduacion universitaria, mi boda y en el nacimiento de mis hijos... Cuando esos días lleguen prometo recordarte e imaginarte ahí, aplaudiendome orgullosa y apoyandome.

 

Te extraño, pero ahora te veo en un mejor lugar y a pesar de no tenerte fisicamente, puedo sentir tu presencia conmigo todos los días.

 

Lo que más duele, es decirte te quiero y no tener tu respuesta de vuelta, pero puedo escuchar tu voz en mi mente, dandome fuerza para seguir.

 

Gracias por todo, abue.

 

Fuiste la mejor. 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Reconocimiento muy emotivo del amor hacia una abuela. Saludos
  • Antes de que leas esto, no, no es una historia. Es solo un desahogo para alguien a quien le gusta escribir y que por medio de esto, puede desahogarse y hoy lo quiso compartir contigo. Mi abuela materna, haciéndole honor a su titulo, fue mi segunda Madre... Y hoy, ya no está. Así que si quieres leer una carta de una nieta que amaba y ama a su abuela incondicionalmente, quédate. Quizás puedas identificarte.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta