cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
A Vice Vhon Khamy
Reflexiones |
21.05.10
  • 3
  • 3
  • 4937
Sinopsis

Llevo ya más de tres años en ‘Tus Relatos’. Aquí he gozado mucho. También me he encontrado con muchos disgustos. Uno de los más grandes me lo ha recordado la lectura de ‘Recuerdos’, un texto de quien firma como Vice Vhön Khamy. En él dice añorar la edad de oro de la página, según él ya en decadencia.

¿Cuándo empezó la caída? En su opinión, con la llegada de “trolls”. Dice así: “Después llegaron aquellos que quisieron hacer de este santuario una plataforma publicitaria de sus ideales: religiosos, políticos, deportivos, justificativos… Pero donde la escritura quedaba relegada a segundo… tercero… o ningún lugar. Hasta entonces habíamos aguantado el ‘frikismo’ y los ‘trolls’ como males necesarios de la red, pero lo que ahora llegaba era mucho peor. (...) Pero el colmo de lo repugnante llegó cuando un individuo se dedicó a hacer campaña para el PP para unas elecciones a la vista. Sorprendió que hubo quien le hizo coro en lugar de relegarlo al ostracismo como hubiese merecido, pero eso terminó por romper la web”.

No puedo menos que sentirme directamente interpelado, señalado. Acusado de haber “matado” una página señera (once años de vida ya), a la que quiero. Y es que, pongo en antecedentes a los que no conozcan lo que entonces pasó, hace dos años fui masacrado por Khamy (a quien reconozco como un gran escritor) y muchos de los compañeros, que destilaron un odio casi enfermizo cuando escribía sobre política o religión. Me tacharon de fascista, de antidemócrata, de proselitista... por expresar ideas, pensamientos, creencias, sentimientos. Algo que jamás pude entender, cuando había campos habilitados en la página para escribir sobre ‘Religión’ o para hacer ‘Reflexiones’. ¿Qué código me saltaba?

Siempre he escrito desnudándome, arrastrando el alma. En lo espiritual, he mostrado mi fe, a veces errática, sucia. He hecho autocrítica eclesial, he señalado aciertos y errores. He condenado hasta la saciedad lo que yo considero demagogia e hipocresía en muchos cristianos. Pero claro, no me dedico a hacer chanzas anticlericales más propias del siglo XIX. ¿Eso le hubiera gustado a Khamy y sus huestes?

En política jamás he tenido el objetivo de convertirme en un propagandista pro PP. Soy demócrata convencido, alabo y critico a partidos y políticos por hechos puntuales (aquí he ensalzado aciertos y errores, según el día, de Aznar, Rajoy, Zapatero, Carrillo...). Eso sí, tengo claros mis principios ideológicos: añoro del espíritu de consenso de la Transición, detesto los excesos del modelo liberal-capitalista, soy monárquico, critico al máximo las dictaduras (de izquierdas y derechas), creo negativos los nacionalismos y pido que el voto de cada ciudadano valga exactamante lo mismo que el de los demás. Pero claro, no me dedico a hacer burla constante “de la rancia derechona”. ¿Eso le hubiera gustado a Khamy y sus huestes?

Me duele que me hayan criticado por expresar ideas los que jamás dijeron nada cuando, partiendo del arquetipo que ellos me han endosado de “católico derechista”, he abordado sin cortapisas el drama de la prostitución, la droga o el maltrato al inmigrante. Han callado cuando he hecho relatos sobre la homosexualidad en un tono diferente al que me “pegaría” por mi condición. Es injusto.

Me desnudo en todos mis escritos. En ellos trato de lograr una buena técnica de escritura; entiendo que me critiquen cuando haga el ridículo si no lo logro. Pero, aparte de lo formal, también busco sacar a relucir la esencia interna que a cada uno de ellos embarga. ¿Me pueden insultar por ello? ¿Me pueden llamar fascista, como en su día hicieron, por escribir un relato sobre Miguel Ángel Blanco? ¿Pueden decirme, como entonces, que eso era “una herramienta electolarista de panfleto”? Pero lo peor vino cuando, como respuesta, escribí una reflexión llamada ‘Lo admito, soy fascista’. Tras el título decía cosas como éstas: “Así, puesto que parece ser que defender la libertad de expresión de todos los medios de comunicación es de reaccionarios, pues entonces soy fascista. (...) ¡Ahora me doy cuenta de lo ultraderechista que era! ¿Cómo se me ocurriría condenar a todas las dictaduras, sean del signo que sean, como hacía antes?”. Sin entender de ironías, aprovechando que algún iluminado copió mi texto (sin mi permiso) en la web de Falange Española, “confirmaron” el hecho de que admitía ser fascista. En fin...

Lo siento, Khamy y compañía. Ni soy fascista ni trato de convencer a nadie de bautizarse como católico o de ingresar en las filas del PP. Seguiré escribiendo lo que pienso. Seguiré equivocándome y cambiando de opiniones en muchos temas. Seguiré metiéndome en charcos, perjudicándome a mí mismo tantas y tantas veces y contraviniendo los consejos que me piden que no me meta en líos. Siento que creáis que me he cargado ‘Tus Relatos’. Pero, permitidme que os lo diga, una página como ésta se merece que no haya una pandilla de intolerantes que, en nombre del buen nombre de la libre escritura, coartan el libre pensamiento.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

http://blogs.periodistadigital.com/lahoradelaverdad.php
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Lo mejor que se puede hacer por la pagina es dejarnos de tonterías e intentar mejorarla entre todos.
    Querías que lo leyera y lo he leído, pero simplemente te voy a decir eso, porque no pienso entrar en más polémicas. Se acabó. No voy a enegrecer esta página que no se lo merece. Tengo muchas alegrías que agradecerle y ahora le toca a otros. Merece una oportunidad y no que nadie se dedique a rasgarse más las vestiduras, porque existen muchas verdades relativas y ninguna verdad absoluta... tan sólo existe el dolor y ese es de cada uno. Y no, Chiro, no creo que seas ningún traidor. Si todos pensaramos de la misma manera, si todos nos creyeramo que siempre obramos bien y tenemos razón, la vida sería una mierda. Y ánimo, que la siguiente ronda de valiums la pago yo.
    Aquí Hueste de Khamy Nº1 (puntualización: ironía (porque yo también me siento aludido)): tranquilo, que tú no te cargaste nada. Había gente dañina de verdad, como aquellos que hicieron el asalto masivo de mensajes pseudosectarios, o cierta criaturita que se creía el Crítico Literario Definitivo... ¡o incluso el que escribía de fútbol en plan Manolo Lama! El colmo de la pseudoliteratura bizarra. Por mi parte, tus escritos y tu manera de pensar no me gustaban (como a tí no te debía gustar yo). No te calientes tanto ni seas tan susceptible, hombre. Y personalmente... encuentro de muy mal gusto mezclar la política, sea del color que sea, con la literatura (aunque yo mismo lo hiciera una sola vez, harto de los podridos trajeados de mi ciudad). Es solo mi punto de vista, no una manera de atacarte. He aprendido que no merece la pena sulfurarse con los demás por internet, no te lleva a nada y te generas bilis y almorranas sin necesidad. Ahora Khamy me ejecutaría por ser Hueste Traidora, pero si lee esto entenderá que es SOLO MI OPINIÓN PERSONAL, ni ataco ni defiendo a nadie. Esa guerra de guerrillas de tusrelatos (en la que yo también me pasé tres pueblos) está caduca desde hace tiempo. Tómalo como diferencias de opinión. Nada más... Aunque este es un país de cabezones testarudos, no sé si captarás la onda pacifista de mi mensaje, juas juas juas!!! ^WWW^
  • Mi primer homenaje a Unamuno en 2016...

    Todo día es bueno para homenajear al más grande de todos los poetas: el loco Don Quijote, custodio de la fraterna utopía.

    Con los héroes de Charlie Hebdo. Aunque no compartiera muchos de sus postulados ni la forma de expresarlos, ¡siempre con la libertad de expresión!

    Como cada año, mi homenaje a las ánimas de rostro global...

    Evidentemente, no manejo eso de juntar versos. Pero, desde el cariño, vaya desde aquí mi homenaje por Don Alfredo.

    Hay quien no le gusta que aquí el deporte sea un tema de inspiración... Pero yo insisto, pues además va en clave de humor. O eso pretendo.

    Unos días después, pero aquí llega mi particular homenaje a Gabriel García Márquez. Una parte de este relato es muy real, ¿eh?

    Mi homenaje al maestro Paco de Lucía, que hoy nos ha dejado muy huérfanos.

    Perdón por el tono...

    Aquí, tratando de pegar un bocado a la dura corteza que cubre este mundo nuestro para vislumbrar qué hay realmente dentro... Advierto: es una impresión muy personal.

Conquense y madrileño, licenciado en Historia y Periodismo, ejerzo este último. Libertario y comunitarista, voto al @Partido_Decente. Mi pasión es escribir.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta