cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Adiós
Reales |
06.09.19
  • 5
  • 2
  • 746
Sinopsis

Una familia es obligada a abandonar su hogar y migrar. La niña de la familia nos cuenta cómo es su experiencia.

El jardín, hoy, no tiene flores. Se puso triste porque esta noche nos iremos. Yo le conté ayer el secreto.

Dice mi papá que no me preocupe, que todo va a salir bien. Yo muevo la cabeza porque le creo, pero no puedo dejar de sentir miedo.

Escribí en un papel que no quería abandonar a ninguno de mis juguetes, que quería llevármelos a todos,  pero que no podía, y pegué la nota junto a mi cama, para que supieran que los amaba.

La semana pasada tuve que elegir quienes se irían. Pero, con cariño les preparé una caja grande que me trajo mi mamá del centro a los que se iban a quedar. La sellé con cinta para que las cucarachas no vayan a asustar a María, mi muñeca, ella y yo les tenemos miedo. Le voy a dejar mi almohada de media luna y una foto en la que salimos juntas para que no me olvide. Le puse el sombrerito de lana que mi abuela le tejió. Le regalé la cocinita, el juego de té y los bloques de colores, para que ya no esté triste.

En la cajita plástica en la que venían los rompecabezas guardé a mis animalitos. No los puse en la bolsa porque no quiero que estén acosados y se puedan acostar a dormir. Además, dejé al león afuera, para que no se comiera a los otros. Me llevo las Barbies, porque son flacas y no pesan mucho.  Me llevo a mi oso y a mi tigre de peluche, y me llevo un silencio en mi corazón, porque siento que hoy soy menos feliz.

Luper, mi perro, y Alexander I, el gato de mi tío, también se quedan. Traté de convencer a mi mamá de que nos los lleváramos, de que mi tío iba a llorar si no le llevábamos a su gato, que me comería las caraotas si decía que sí, pero me dijo que no dejan que los subas en los autobuses.

Maritza, la vecina, va a venir a echarles la comida. Ella es buena con los animales. Mi abuela dice que ellos se van a quedar para cuidar la casa y poder recibirnos cuando regresemos.

Yo sé que no vamos a regresar. Mis tíos nunca lo hicieron.

Antes de salir le di un beso a mi casa y le dije que a donde fuera siempre la iba a amar.

-¡Adiós, Maritza! ¡Adiós mi María! ¡Adiós Luper! ¡Adiós Alexander I! ¡Adiós mi hogar! Y nos fuimos, y abracé a mi abuela porque se puso a llorar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Queriendo experimentar con la escritura.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta