cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Adios es un puente roto.
Amor |
26.02.16
  • 4
  • 0
  • 1215
Sinopsis

Relato corto donde se narra una circunstancia entre 2 personas que acaban de romper su relación, una reflexión sobre las relaciones actuales y su naturaleza, vehículo de emociones, miedos e inseguridades.

Hacía chocar incesantemente el hielo que sobrevivía en el fondo de un vaso de tuvo ya sin su refresco de soda light. Se encontraba agitada mientras charlaba con su amiga sobre lo que había hecho el jueves a última hora, antes de salir con dos compañeros de clase a beber tinto barato de 2 con 60 Sentimos de Euro en el ferial de la ciudad.

Sandra le describía cómo había sucedido todo, aunque realmente ella lo ignorase por completo.

Había dejado al chico con el que llevaba casi dos meses saliendo, un muchacho atractivo de ojos menudos y sonrisa virtuosa.

Lo cierto es que este había pretendido dejarla a ella desde hacía al menos una semana antes, semana en la cual Sandra se enfadó en más de un par de ocasiones viendo la actitud anodina y desganada de su pareja, la escasa atención y los precarios gestos de cariño que le quedan hacia ella.

Dos meses no es mucho tiempo. Pero cuando se trata de amor, el tiempo, los meses y los años son tan irrelevantes como el número de gotas que caen al mar.

Sandra ya se había visto en esta situación antes, reconocía las señales y le irritaba la cobardía de la otra persona, incapaz de ser sincera con su propio corazón.

-Temía hacerte daño. Le dijo él. Sin duda Sandra había empezado a sentir algo por él, en aquella semana temió que el muchachito se hubiese colado más dentro de ella de lo que le gustaría ahora mismo. 

Había temblado mientras tuvieron la conversación, y la pizza de York y queso que era la cena de aquella noche de autos se enfriaba sin importancia alguna para Sandra.

Ella le sacó las palabras, se encargó, el chico era incapaz de abandonarla. Aunque su manera de actuar ya anunciase por todo lo alto su intención.

-Siempre me toca desatrancar el retrete, incluso cuando la mierda no es mía. Se dijo a sí misma.

Ella no quería tirarlo todo por la borda, o eso pensó aquella noche, incluso tuvo la corazonada de que como en otras ocasiones, podría avecinarse una tormenta dentro de sí misma, que lo inundara todo y que un tsunami destrozara su alma por dentro en los días siguientes al maremoto, cuando ÉL ya no estuviese en su vida.

-¿No le echas de menos?. Preguntó Noelia abrigándose. 

-Se que es pronto para pronunciarme.. pero no. Es Sábado, demasiado pronto para saber que pasa dentro de mi, pero creo que solo era compañía.

-Eso es horrible Sandra. Repuso Noelia.

-Pensaba que era algo más, ni siquiera quería que me dejase ahora. ¿Pero sabes?.. No ha pasado nada. Ni siquiera le hecho de menos.

-Ni siquiera le hechas de menos. Repitió la amiga.

-No sé, cuando le dije que tenía que dejarme, que ya no me amaba, lo hice aterrada, sólo pensé que era la mejor estrategia, y creo que lo fue, hace un tiempo descubrí que la mejor pareja es aquella que puede vivir sin ti, pero que prefiere hacerlo a tu lado. Le estaba derrumbando sus esquemas, creía que le confundiría y sembraría en él una nueva idea de duda sobre si hacía lo correcto, si se estaba equivocando dejándome ir y le dejé ver que yo no volvería. Vino de rebelde y tras la conversación volvió "de-rrotado". 

-¿Funcionó?.

-Desde luego, derrepente perdió la seguridad con la que llegó y me preguntó si lo estaba dejando.

Por primera vez ese no era un peso que al final arrastrase su corazón. Había descubierto que se estaba convirtiendo en alguien más irrompible, más sabia.

No sabía si le había querido en verdad en tan poco tiempo, ni siquiera si le echaría de menos dentro de unos meses; le había olvidado sin respuestas a tan solo tres días de la ruptura, quizá porque si algún día lo amó fue sin preguntas. 

-¿Qué le dijiste cuando te preguntó si volverías?. 

-Le expliqué que me iba para ser feliz, y que no sabía si volvería nunca.

La amiga miraba a los viandantes caminar entorno a la terraza donde se encontraban, pensativa guardaba silencio. Sandra la contemplaba abstraída.

-¿Qué te pasa?

Noelia no contestó. Sandra sacó un monedero cuyo broche de cierro tenía la forma de un famoso osito metálico.

-Cuando tenía once años mis padres se divorciaron y yo me pasé llorando todo ese primer fin de semana en el que faltó mi padre en casa. Cuando regresó el Lunes por la mañana me abracé a el y pensaba que había vuelto para quedarse, derrepente creí que todo se arreglaría.

-¿Qué pasó?

-Sólo había regrasado a por sus cosas. Cuando le pregunté si volvería antes de salir por la puerta de casa ¿sabes que me dijo? "Tu mamá y yo, cariño, nos hemos dicho adiós, y ese mi vida, es un puente roto sin retorno".

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Relato corto donde se narra una circunstancia entre 2 personas que acaban de romper su relación, una reflexión sobre las relaciones actuales y su naturaleza, vehículo de emociones, miedos e inseguridades.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta