cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Adoración
Terror |
07.06.17
  • 5
  • 2
  • 138
Sinopsis

Abrí los ojos y vi su imagen en el techo. Me asusté, sí, pero no podía dejar de observarla. El Demonio estaba allí. Al fin. Tanto tiempo adorándolo, tanto tiempo yendo al templo, tanto tiempo con ganas de conocerlo. Las paredes lloraban sangre, tal como lo imaginaba. Mi habitación, de a poco, comenzaba a teñirse de rojo, como cuando le clavé el cuchillo a aquella vaca, en el campo, en el ritual del mes pasado. Sucedió ayer y todavía no se lo comenté a nadie. Algunos de mis amigos no lo van a creer. Otros me van a envidiar, pero no me importa. Hoy los veo y les cuento. Soy el elegido, pese a quien le pese. Una vez tuve una señal, pero no tan clara como ésta. Ésta fue increíble. Hasta podría asegurar que, un instante antes de despertarme, había soñado con él. Y me hablaba. Me hablaba mucho. Me decía que siguiera por su camino, que no me iba a arrepentir. Y claro que no. Él existe. Dios no sé, pero él sí. Lo vi, me habló y se manifestó en mi pieza. Pero ahora quiero más. Necesito más. Que vuelva, que me aconseje, que me diga qué hacer. Es como una droga. Y de este tipo de cosas, conozco y mucho. No hay droga que no haya probado. Con algunas hasta quedé enganchado, pero gracias a mis compañeros del templo, pude superarlo. Lamentablemente la sociedad no nos entiende y por eso tenemos que hacer nuestros rituales en clandestinidad. La masa no está preparada para enterarse. Todavía no. Creo que voy a realizar un par de sacrificios extra. Todas las semanas ejecuto, junto con mis amigos, una vaca, un toro o un chivo. Pero quiero ir por más. Quiero hacer como nuestros colegas de Europa del Este. No me basta con animales. Les voy a proponer a los chicos dar una vuelta por ahí, observando con atención, eligiendo. La idea no es matar por matar, no somos asesinos. Es entregarle un cuerpo a nuestro guía. Al mismísimo Demonio. No tiene que ser cualquier cuerpo, tiene que ser bello. Bellísimo, si es posible. Y joven. Cuanto más joven, mejor. En realidad, tengo uno en mente: Mi hermanito tiene cinco años y es hermoso. Rubio, con unos rizos espectaculares. Si no llegamos a conseguir a alguien superador, ésa va a ser mi ofrenda. Espero que sea aceptada con gusto y que, próximamente, mi amado rey de las tinieblas vuelva a visitarme y me lleve con él, aunque sea a dar una vuelta. Lo merezco.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 13
  • 4.89
  • 8

Soy Augusto Dipaola. Nací en la Ciudad de Campana (Provincia de Buenos Aires, Argentina) en 1984. En mis horas libres suelo escribir algunos cuentos... Espero que les gusten...

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta