cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
AHORA ESTOY COMO EN UNA TORRE, COMO EN LA COLUMNA DE UN PROFETA
Poesía |
12.05.19
  • 4
  • 1
  • 45
Sinopsis

Vengo de un país que estaba helado....

AHORA ESTOY COMO EN UNA TORRE, COMO EN LA COLUMNA DE UN PROFETA 

Vengo de una región 
De la que nadie sabe
Vengo de un país que estaba helado
Un rincón donde fabricaba
Mis propias fantasías
Donde desde la ventana era capaz
De levantar la propia estatua de la Libertad

Los océanos de la desesperación
Estaba a mi disposición
Los mares
El agua bendita de la soledad
Era donde bebía

Mi madre recogía 
Los pedazos de mi sombra
Mi padre
Aun era de hierro
Y la muerte estaba ausente

He construido cada una de mis verdades
He destruido la mentira de las olas de cera
Y de los cristales que piso
Que sangran mis pies
Eso me salva
Mi sangre
La fortaleza de no desear
Cada una de las piedras de esta ciudad
Que grita mi nombre que grita 
El nombre del caballo
Que ha aplastado los gritos
De mi silencio

Tiemblo cada vez
Que el granito de mis huesos
Me hacen recordar
El dolor de mi infancia
Hacen aparecer blancas mujeres
Que despeinan cada pedazo de mi cerebro
Veo el caballo blanco
De una vida que se aferra
Como un árbol del edén

He volado
Sobre la catástrofe
Sobre la grieta que me separa
De cada uno de los seres que no estuvieron 
Lo bastante cerca de mí
Y ahora estoy como en una torre
Como en la columna de un profeta

Recuerda
Cada una de las palabras
Que digo

No hay mentira alguna 
En ellas

He muerto
Y sin embargo el sol no deja de oscurecer la piel
No dejes esta playa 
No dejes estos extraños jardines
Donde besas el aire del norte

Sé que he nacido en el río
Pero sé que no moriré en él

Estoy demasiado desolado
Demasiado triste 
Como para que las diosas
Si es que existen
Vengan a buscarme

Para destruirme tienes que venir tú
Tienes que abandonar tu disfraz de sombra
Mezclarte con la noche
Con la luna  y la oscura luz de las estrellas
Y decirme que puedes
Estar tan loco como yo
Desnudar 
La piel de cada mañana 
Haya que desaparezcas
En el sol
De mis palabras.
----

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 38
  • 4.41
  • 476

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta