cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Al final de las escaleras (Revisado)
Terror |
29.07.20
  • 5
  • 0
  • 119
Sinopsis

¿Por qué debería ser solo una esposa más, una madre más? No, yo seré algo más y mi libro lo demostrará. Pero esos malditos ruidos al final de las escaleras no me dejan tranquila.

Ese espantoso ruido no me deja trabajar. Creí que escribir en casa sería la forma perfecta para estar juntos, pero ya veo que me equivoqué. 

No sé en qué momento empezaron a ser más fuertes nuestras peleas. Tal vez fue cuando él empezó a beber más de lo que solía. 

No. No era por eso. Era por mí. 

Alguien como él no era capaz de aceptar que su esposa fuera más exitosa. Nunca pudo. 

"Él será solo un estorbo para ti como tu padre lo fue para mí" La voz gastada de mi madre siempre ha sonado en mi cabeza a pesar de que nunca nos llevamos bien del todo. Podría decir que hasta la odiaba, pero ahora admito que ella tenía razón. 

Conocí a mi esposo cuando tenía 17 años y me casé con él a los 25. Somos un matrimonio joven, pero hasta ahora todo había funcionado relativamente bien. Él trabaja a tiempo completo en la empresa de sus padres y por un par de años él fue el único soporte económico. 

Cuando finalmente terminé la universidad, supe que llegaría lejos como escritora. Y así fue. 

"Deberíamos tener un hijo" -Me dijo una noche mientras me preparaba para ir a la cama. Había estado trabajando toda la tarde y no habíamos hablado de nada realmente. Él había estado sentado en la sala bebiendo cerveza y mirando la repetición de uno de sus partidos de fútbol. 

Al escucharlo decir eso no supe qué decir. Claro, un hijo sería la forma perfecta para que todo volviera a lo que él creía era el orden natural de nuestro matrimonio. 

El sería el padre, esposo y empresario exitoso. El se encargaría de todo. Nuestro sustento.

Él sería el padre, esposo y hombre de negocios exitoso otra vez. Él se encargaría de todo y sería mi único sustento. 

Yo sería la ama de casa. La esposa y la madre... inútil. Nada más que una niñera y sirvienta las 24 horas del día. Me uniría a la lista de "Mujeres exitosas... en el hogar" y mi rostro cansado y arrugado saldría en artículos hablando de lo "hermoso que es ver a tu hijo crecer". 

Él insitía pero yo hacía trampa cada vez que terminábamos de tener relaciones. No iba a dejar que algo así me pasara a mí. Nunca. 

Poco a poco, los problemas empezaron a aumentar; llegadas tarde, más y más alcohol en el refriferador y probablemente una que otra aventura con sus compañeras de oficina. 

La verdad, mientras más aumentaban nuestros conflictos, menos me importaban las consecuencias. "Él será solo un estorbo para ti así como tu padre..."

Mi libro, a pesar de todo, seguía creciendo y acercándose al final. Con cada capítulo que terminaba, una parte de él moría. 

"En serio te importa mas ese maldito libro que nuestro matrimonio?

"¿Sabes qué creo? Que te importa más ese maldito libro que nuestro matrimonio. Yo hice todo para que lo tuvieras todo. Te apoyé mientras terminabas tu carrera y te apoyé cuando dijiste que escribirías ese maldito libro...

No sé en qué momento había empezado a hablar. Yo estaba sumergida en mi mundo, tecleando y tecleando cuando escuché lo que se había convertido en su discurso diario. Él sabía lo que hacía. Sabía que me encantaba no pensar en nada más mientras escribía y que me era difícil volver a mi lugar especial si me interrumpían, así que, por supuesto, ahí era cuando él dejaba de ver su partido y se ponía a reprocharme lo mala que era como esposa. 

Me quedé mirando la oración sin terminar. Incapaz de continuar. Él seguía hablando y hablando desde el sofá, dándome la espalda. 

"Pero ya no, te amo querida, pero..."

La voz de mi madre empezó a sonar con fuerza. "Él será solo un estorbo para ti así como tu padre lo fue para mí..."

La lámpara de mi escritorio se estrelló contra su cabeza con fuerza. Tal vez demasiado. 

"QUE CARAJOS, TU, TU FU-FU-ISTE!"

"¡MIERDA! QUÉ CARAJOS- TÚ, ¡TÚ FUISTE! ¡QUÉ...! 

Intentó levantarse y solo cayó de rodillas al suelo mientras se llevaba la mano a la cabeza. Sangre corría por su cuello y entre sus dedos. 

Vi mi foto arrugada y triste en la foto familiar. 

"¡AYUDÁME! POR... POR FAVOR"

Lo vi a él cogiendo a su secretaria mientras yo le preparaba la cena a él y a su hijo. 

"Por favor... llama a una ambulancia. No diré nada. ¡Por favor!"

Tomé mi máquina de escribir y ahí recordé que mi madre me la había regalado en mi boda. Era ya tan vieja como ella. Y muy pesada. 

Mi esposo lloraba en el suelo tratando de alcanzar el teléfono para llamar a emergencias. Me vi saliendo del altar con mi hermoso vestido mientras mi madre me observaba con una enorme sonrisa. 

"¡NOOO!"

Dejé caer la pesada máquina sobre su cabeza, el sonido fue horrible...pero certero.

Dejé caer la pesada máquina sobre su cabeza y más sangre empezó a salir, pero ya no había más palabras. 

Me vi saliendo de casa después de decirle a mi madre que me casaría y me iría. 

Mi esposo yacía en el suelo así que levanté la máquita y la dejé caer desde la altura de mis hombres sobre su cabeza una y otra y otra vez. Hasta que la sangre me manchó la cara. 

*****

Mi libro tiene que estar listo para mañana así que no puedo perder mas tiempo.

Verlo tirado ahí me distrajo mucho. Lo arrastré hasta la puerta del sótano y con un par de patadas, rodó escalera abajo como una bolsa llena de basura. Probablemente su cuello se quberó. Lo sabré en la mañana.

Mi libro está casi listo, pero el ruido y gemidos al final de las escaleras no me dejan pensar.

Supongo que tendré que encargarme de él primero y luego terminaré.

Sí, eso haré. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Escribo relatos de terror, suspenso y cualquier cosa rara que se me ocurra.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta