cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Al final resulta que Papá Noel son los padres
Varios |
13.12.05
  • 3
  • 1
  • 1586
Sinopsis

Al final resulta que Papá Noel son los padres

Hay acontecimientos que cambian la vida de una persona, para bien o para mal. Como el día en que conocí a Eva, mi mujer. Había bajado a tomar café con uno de mis compañeros de oficina. En el bar nos encontramos con su novia, que trabajaba en una empresa que tenía las oficinas en la misma plaza que nosotros, y una compañera de ella, Eva, una chica rubia y muy bajita, con unos preciosos ojos azules que resplandecían de inteligencia, buen humor y una pizca de mala leche. Mi compañero y su novia se pusieron a discutir, estaban entonces comprándose un piso, y nos dejaron a un lado a Eva y a mí. No recuerdo bien de lo que hablamos en aquella ocasión, o más bien lo que ella me dijo. Mientras que yo soy de pocas palabras y algo asocial, Eva no podría estar callada ni debajo del agua. Solo me acuerdo de como, de vuelta a la oficina, cogí a mi compañero por las solapas de la chaqueta y le solté: “Necesito ver a esa chica otra vez”. Aproximadamente año y medio más tarde Eva y yo nos casamos y un año después nació Yolanda, nuestra primera y, hasta ahora, única, hija. No diré que nunca me he arrepentido de haberme casado con Eva o incluso de haberla conocido, pero han sido infinitamente más las veces que me he encontrado mirándola, tan hermosa, tan diminuta, tan aparentemente vulnerable, la he abrazado y me he sentido el hombre más feliz del Mundo por tenerla a mi lado.

Hay otros acontecimientos que no nos cambian la vida, sino nuestra visión de ella. Estos suelen ser todos malos: nuestra visión de la vida suele ser demasiado simple, feliz y tontorrona y tiene la mala costumbre de derrumbarse cuando se encuentra con la amarga realidad. Sucesos como el que voy a relatar. No es nada nuevo y supongo que todos lo recordamos perfectamente y cómo nos afectó a nosotros y a nuestras familias.

Aquel día no tenía demasiado lío en la oficina. Estábamos trabajando para una empresa de distribución americana que quería implantarse en la Península. Habían recurrido a mi empresa para que realizáramos un estudio la estrategia a seguir y los puntos en los que deberían situar sus plataformas logísticas. Fácil. Lo habíamos hecho varias veces anteriormente pero, naturalmente, mi empresa pensaba cobrarles como si tuviéramos que hacer todo el trabajo por primera vez. Puede parecer un timo, y moralmente lo es, pero así es como funciona el mundo de la consultoría. Así que Ángel, uno de mis compañeros, y yo estábamos tranquilamente dando el toque final al informe que les presentaríamos a los americanos, poniéndolo bonito, introduciendo gráficos y colorines, cuando Juanjo hizo su aparición con la noticia.
- ¡Han detenido a Papá Noel! – soltó desde la entrada de la sala.
- ¿Y de qué le acusan? ¿De contrabando de juguetes? – se burló Ángel.
La respuesta no era demasiado ingeniosa pero aun así levantó algunas risas.
- No, en serio. Lo acaban de decir en la radio – dijo Juanjo, haciendo caso omiso de la burla.
Juanjo es el típico graciosillo de oficina, siempre dispuesto a gastar una broma, pero esta vez parecía decir la verdad.
- No jodas – murmuró Ángel, lanzándose sobre su ordenador.
Primero probó con la página web de El Mundo, luego la Estrella Digital y El País. Todas parecían caídas.
- Desde luego, algo tiene que pasar. Todos los servidores de los periódicos caídos no puede ser una coincidencia – sentenció.
- ¿Alguien tiene una radio? – pregun
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hola Jajaja: La verdad es que, como mínimo, te debía una lectura por tu atención con "mis cosillas" y lo he hecho. Coincido con nomberta en lo que la morelajilla final... no sé, no me acaba de convencer. Luego el texto me parece que necesita un poco más de "pulimiento" por tu parte, en algunos pasajes tiene ciertos fallos de puntuación y la redacción se espesa; auqnue la cosa de la puntuación es al go tan personal... pero aún así, yo lo repasaría. Luego, con respecto a la historia, la primera parte de introducción, cuando el prota conoce a su mijer y esas cosas... mmm se me queda un poco fuera de lugar, yo creo que hasta sobraría, aunque no digo que esté mal del todo, para mi sobraría. La historia en sí está bien, pero ya digo que a mi manera de entender le falta "curro". Luego tienen momentos muy divertidos y frases acertadas, las de la oficina sobre todo, me he reído. sigue currando, te leeré. Un saludo. Radelassi
  • 1
  • 3.0
  • -

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta