cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Alas de ángel
Fantasía |
22.11.18
  • 4
  • 9
  • 765
Sinopsis

Hace rato que no escribía relatos de fantasía, espero que les guste.

En un tiempo no muy lejano, existió una joven llamada Híral, ella era un semi-ángel, ya que su padre fue un mortal y su madre un ángel. La muchacha poseía una belleza inigualable, tenía cabellos largos de oro que brillaban bajo los rayos del sol. En sus ojos se reflejaban todos los mares y los océanos del planeta tierra juntos. Su piel era tan blanca como la propia nieve que cubría los campos en invierno. Desde muy pequeña su madre decidió ocultar con una capa de terciopelo de color verde olivo, las alitas a Híral, pero a medida que la pequeña crecía le fue imposible seguir escondiéndolas de los ojos mortales. Su padre quería cortar aquellas espléndidas alas de plumaje plateado. Pero su madre no se lo permitió, no quería que su hija perdiera las alas de la misma forma en la que ella había perdió las suyas. Una tarde de verano mientras Híral daba un paseo por el bosque en compañía de su lobo gris, un lobezno que ella misma había criado y domesticado. Un grupo de cazadores los rodearon. El lobo intento defenderla, pero uno de los sujetos le disparó en la cabeza al animal con su escopeta de doble cañón. La joven intento escapar usando sus alas de ángel, pero fue una mala idea. Porque justo en ese momento los cuatro hombres dispararon a sus alas, ella cayó entre unos árboles. Estos sujetos alucinados con tal criatura, decidieron capturarla, y llevarla lejos a otro país, donde fue vendida a un circo por una jugosa suma de dinero. Allí Híral conoció el dolor, la tortura y la soledad, mantenía encerrada en una jaula de hierro oxidada. Sus cabellos dorados ya no brillan con el sol y sus ojos ya no reflejaban los mares y los océanos, ahora solo podían reflejar un inmenso vacío lleno de oscuridad y desesperanza. Pero a pesar de ello, sus alas de ángel seguían por alguna extraña razón conservando su vitalidad. La muchacha no podía dejar de mirar al cielo, quizás en lo más hondo de su corazón esperaba a la llegada de una libertad o quizás la visita de la muerte a su cautiverio.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Yo puedo resistir todo, menos la tentación.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta