cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Alas rotas
Varios |
26.05.16
  • 4
  • 16
  • 1876
Sinopsis

Felicito a Ana María Madrigal y fue un honor competir con ella

Apenas me había levantado ese lunes como tantos otros salía con el tiempo justo para tomar el metro. No poco fue mi asombro al ver sobre el felpudo de entrada una caja cerrada así nomás, atada con un hilo y una nota pegada con una cinta plástica negra. “Te dejo este pájaro para que lo cures. Tiene las alas rotas pero apuesto que con tu sabiduría y tu ternura volverá a volar en muy poco tiempo.” Sin firma. Hice un agujero en la caja con un cuchillo y  otro agujero del otro lado y luego la acerqué a ventana para que iluminara adentro y efectivamente ahí había un pájaro que parecía muerto. “Debe ser una confusión”. Pensé resolverla cuando regresara. Dejé la caja en el balcón y me fui tranquilamente a trabajar. Hacía un frío enorme. No pensé en el pájaro en todo el día, ni en quien me había dejado el pájaro, me desharía de esa caja con lo que sea que hubiera adentro ni bien regresara. Cuando salí de la oficina y me metí en el metro para volver a mi casa me detuve a esperar en el andén. De pronto una persona comenzó a discutir con otra, una mujer pegó un grito y un hombre salió del nudo humano con un móvil en la mano. Alguien corrió detrás y no alcancé a reaccionar cuando un tercero sacó un arma y comenzó a disparar. En las películas uno siempre cree que el protagonista es un tonto que podría haber escapado, corrido, esquivado. Pero en la vida real es distinto. Se queda uno paralizado y los tiros van directo adonde no tienen que ir o sí, todo se pone negro, el mundo deja de ser y luego el tiempo se pone raro, como una bolsa llena de cosas que no hay donde guardar. Pasa un día, pasan seis meses y cada tanto abres los ojos y lo único que ves es un techo blanco y gente que no conoces. Y el único sueño que tienes, el único, es que estás adentro de una caja que alguien agujerea por fuera y que te espía, luego abre la caja para meter un papel y cierra la caja de nuevo. Entonces, con mucha dificultad despliegas el papel y lees: “Te dejo este hombre para que lo cures. Tiene las alas rotas pero apuesto que con tu sabiduría y tu ternura volverá a caminar en muy poco tiempo.” Despiertas de tu sueño dentro de otro sueño que ese lugar blanco y desconocido que bien podría ser esa caja. Deseas con toda tu alma que no te dejen solo ahí adentro o que te pongan en un balcón para devolverte a tu dueño. Hace demasiado frío y falta demasiado tiempo para que puedas volver a usar tus alas, no podrás sobrevivir si no te ayudan.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hola Julieta, buen dia. Se me había pasado por alto este relato, entre tanto que uno lee a diario. Sinceramente lo he leído con mucha atención tres veces y posiblemente lo vuelva a hacer cuando termine de escribir este comentario. En primer lugar la idea es nuy bonita y original. Para continuar el relato me pareció muy bien llevado, tiene reflexiones, afirmaciones y notas muy humanas. Episodios que nos muestran tal cual somos y nuestra vulnerabilidad y carencias. El paralelismo entre el personaje y el pájaro ha resultado algo sublime. Te felicito. Realmente has conseguido algo de gran calidad y me alegro mucho por ti. Un abrazo. Por favor continúa sorprendiendonos. Muchas gracias por compartir.
    Me gustan las historias que no son lineales y que hay que releer para interpretarla. Esta es una de ellas. La disfruté. Saludos Julieta
    El sueño dentro de otro sueño, con metáforas intercaladas. Quizá algún punto y aparte habría venido bien para no condensar tanto la historia. Pero en general me ha parecido un buen trabajo
    En su momento leí este relato y me extraña no haberlo comentado antes. Me gustó la historia. Es compleja y singular, con varios giros argumentales, a medio camino entre lo poético y lo onírico. Sería un guión perfecto para un corto. Demuestras notables dosis de creatividad imaginando ese hombre que sueña ser un pájaro al que le encargan cuidar del hombre. Tuve que releerla y aún no estoy seguro de haberla entendido del todo. Sea como sea, buen trabajo y enhorabuena.
    vaya que es muy bueno tu relato. Me encantó, saludos Julieta Mitre ;))
    Gran metáfora!!! Y grandes sueños. Un saludo Julieta.
    No te conocía Julieta, porque cuando yo entré, por lo que veo, tú habías dejado de publicar relatos. Ya lo siento pues me ha parecido muy bueno. Un estilo audaz y moderno con una gran historia muy bien planteada y llevada. Espero que vuelvas a publicar y disfrutar de un estilo tan personal.
    Queremos más relatos tuyooooos...
    Qué doble juego, bien hecho.
    El juego entre la situación del pájaro y la del protagonista es muy bueno. El remate circular le da fuerza al relato. Si se pusiera un poco de cuidado en el formateo del texto y se corrigieran algunas faltas de ortografía quedaría mucho mejor. Buena aportación en todo caso al concurso. Un saludo Julieta.
  • Una cena para pocos

    La vida loca de una chinche

    Si tienes una araña

    Despertarse tarde, micro corregido

    Escaparse de uno mismo puede traer algunas perturbaciones.

    Felicito a Ana María Madrigal y fue un honor competir con ella

    Hay gente que hace las cosas bien.

    Respuesta de Angélica a la carta de su hermana Lola.

    Serie de cartas utilizadas como pruebas en el escalofriante caso que la prensa denominó: "El crimen de la isla".

    No siempre se puede ir adonde uno quiere.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta