cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
AMOR, ESA ABSURDA Y RIDÍCULA PALABRA
Amor |
24.02.06
  • 3
  • 4
  • 3360
Sinopsis

Reorganizando mi cuarto, cosa un poco extraña e infrecuente, he de admitirlo, me he tropezado con todas esas cartas y poemas que escribí en el colegio. Recuerdo la facilidad que teníamos para expresar en un papel cada sentimiento.
Todavía conservo todo lo que escribí y todo lo que me escribieron, y han pasado tantos años ..., aún sigo pensando que teníamos un don para esas cosas.
¡Dios, qué tiempos!, todo era tan sencillo, tan ingenuo, que pensaba que el amor era capaz de refugiarse en una sola mirada, y que un beso podía con todo. Y fíjate, ahora sencillamente no creo en esa palabra: AMOR.
¿Qué significado tiene si no lo sientes? “Amor vincit omnia” ¡Qué absurdo! ¿Quién es el insensato que encuentra algo de cierto en este aforismo?
La verdad, para qué mentir, daría cualquier cosa por volver a creer en él, por volver a creer que la vida es un cuento de hadas o que el príncipe azul existe y anda buscando a su ridícula princesa...
Ahora sólo puedo ver lo que me han demostrado: que la vida no es ningún sueño, que la gente no es buena por naturaleza, aunque lucharé contra mi razón y seguiré creyéndolo, que o peleas por tus ideales o te quedas fuera de juego, que nadie hará nada por ti si antes no lo haces tú por ti mismo.
He aprendido que el amor, pocas veces es capaz de huir de lo meramente físico, y siento ser una tonta que se cree un te quiero, y soy feliz con saber que estás ahí aunque no te vea.
¿Qué decir del principito?, pues que el príncipe azul no existe, que es príncipe o es azul, nunca las dos cosas han ido juntas, y ni tan siquiera las dos palabras han sido amigas, que tu príncipe es un “marrón”.
¡Qué ingenua fui y qué ingenua sigo siendo! La de frases absurdas que escribí porque pensaba que era la única persona capaz de amar así, y ahora me doy cuenta de que cuando realmente se ama no hay palabras.
Ahora que he madurado no salen los sentimientos, ya no sé escribir, lo abandoné por vergüenza o vanidad, y echo de menos esos tiempos en los que era, probablemente, más infantil.
Quizá debería volver a escribir, a enredarme en ese olor a tinta y papel, quizá es el momento ahora que he vuelto.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 58
  • 3.82
  • -

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta