cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Amor eterno
Amor |
06.07.18
  • 4
  • 33
  • 4372
Sinopsis

 

Estaba guapísimo. Allí quietecito con sus mejillas sonrosadas daba gusto verlo. Serio, muy serio, como él era, pero guapo de rabiar.

Deseaba besarlo, quizá fuera la última oportunidad que tuviese. Sería un beso sutil, que pasara  desapercibido entre los presentes. Aunque sabía que si sus labios se encontraban explotaría como un volcán y no era el momento, pues la mujer de Lióscenes estaba allí mismo, observando de soslayo la escena. 

Lióscenes era  el amor de su vida, pero por avatares del destino se había casado con otra. Con el tiempo supo perdonarle, incluso le ofreció mantener una relación paralela. Aunque él, firme de convicciones, nunca accedió. El matrimonio era sagrado para Lióscenes. 

Ahora,  armándose del poco valor que la quedaba, volvió a declararle amor eterno, mientras que con el reverso de los dedos acariciaba tímidamente su mejilla. Entonces él respondió, pero no de la forma abrupta de los últimos años, sino con una sonrisa y las palabras que ella siempre quiso  escuchar...

Sí, por fin,  después de tanto tiempo Lióscenes  volvió a pronunciar su nombre con deseo, y pidió  perdón por los años de ausencia, por sus reiteradas negativas... Y también la dijo  que ella  era y sería la  mujer de su vida, que sencillamente  la amaba.

La espera había merecido la pena, pensó, mientras las palabras de Lióscenes se repetían  en su cabeza como un bálsamo reparador.  En ese momento no pudo contenerse y lloró. Sintió que las lágrimas se abrían paso, aliviando el dolor del alma. Y le dio igual lo que la gente pensara porque ahora el mundo se reducía a ellos dos.

Y allí, al pie de Lióscenes,  se descalzó sin prisas, como si fuera su primera noche, y con sumo cuidado se acurrucó en el féretro, junto  a su único amor… :)

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 45
  • 4.62
  • 11

No hay mejor historia que la que está bien contada...

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta