cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Amor gratis
Varios |
06.06.05
  • 0
  • 0
  • 2253
Sinopsis

Qué hace que mi vida valga la pena cuando ella ha dejado de estar a mi lado. Quizá no hice nada salvo amarla sin demostrárselo. Era tan extrovertido con los demás que sólo le daba mi cansancio. Recuerdo sus grandes ojos, separados por una caribeña nariz aplastada y encima de unos hermosos labios, de una boca que nunca cerraba. Su pelo siempre estaba cambiando, sometido a todas las gamas de tintes y cortes posibles. Podía aparentar todo tipo de belleza (apolínea, helenística, exótica, etc.) sin dejar de viajar de sí misma.
Cambió un continente arrasado por la guerra por otro arrasado por los sentimientos; miserias humanas por míseros humanos; ilusión ante las pequeñas cosas por la desilusión del todo; el abrazo de los suyos por el desprecio de desconocidos; la ingenuidad aprendida por la maldad vivida; y sobretodo, se quedó sin sonrisa para vivir según nuestro sistema.

Toda mi vida he ido guiado por mi madre, una señora de estoica vida y víctima del alcoholismo de un personaje llamado marido. Un hombre que se gastaba el salario en cervezas y máquinas tragaperras. Cada día lo iba a buscar por todos los bares del barrio para traerlo a casa, donde nos realizaba un crudo recital de palizas e improperios. Jamás leyó un libro, aunque creó que pudo haberse aprendido algunos párrafos de Maquiavelo.
La protección materna me enseñó, desde muy adolescente, que nunca sufriría por nada ni nadie. Con el tiempo fui creciendo separado de todo lo malo, que mi bondadosa progenitora apartaba de mí ferozmente.
Luego, al acercarme a la madurez, empecé a tropezarme con situaciones que no podía admitir o entender.
Mi chica siguió con la protección e hizo que me independizara junto a ella en un apartamento por el que debía luchar. Por primera vez veía como mi dinero cambiaba de sitio, mi cuenta corriente disminuía a causa de las innumerables facturas que costaba mi vida; lo que pagaron mis padres, sin protestar, para crear a un desagradecido e irascible treintañero.

Me resultaba novedoso contemplar como la comida, antes de llegar a mi plato, pasaba por mis manos que transportaban las bolsas desde el súper. La comida buena y gratis de mi madre pasó a ser un conjunto de alimentos escasos y congelados que mi sueldo llegaba a pagar.

Empezaron las peleas con mi compañera debidas a mi obstinación por visitar a mi envejecida mamá. A veces incluso agotaba la jornada enlazando con la cena y la leche caliente, que me tomaba en la habitación que siempre me había acompañado. Al cabo de dos días aparecía por el piso para escuchar una lista de agravios y amenazas que no impedía segundas escapadas.
La relación tomó carácter de urgencia madurez. Cómo había logrado semejante putada, me lo preguntaba una y otra vez. Para qué había abandonado mi “mundo feliz”. Realmente necesitaba emparejarme con una histérica que me castigaba sin amor cada vez que fallaba en aquello que no sabía. Porqué rechistaba para repetirme una y otra vez que ella no era mi madre.
El cariño de mi novia podía ser mejor que el de mi madre, aunque cada vez era más nefasto por culpa de su cansancio; algo que nunca vi en la maravillosa persona que me trajo al mundo, y dueña del único amor incondicional recibido gratis en este mundo.
Pensaba que debía agradecerme que dejase mi cómoda vida familiar con la aventura de estar a

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta