cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Ana en la Oscuridad
Terror |
09.01.01
  • 3
  • 3
  • 3093
Sinopsis

      Era una noche oscura Ana tenía mucho frío y miedo sobre todo mucho miedo. Sus padres no habían vuelto aún de su visita al tío Andres, era ya muy tarde y se encontraba sola. Intento distraerse con los pocos juguetes que había en su habitación pero no era capaz, la noche cada vez era más oscura o al menos eso le parecía a ella, miro por la ventana y no pudo distinguir a nadie, aún no volvían; se acerco a la cocina y miro el viejo reloj que colgaba de una de las paredes pintadas de color blanco y que con el paso del tiempo se habían vuelto amarillas, su padre nunca tenía tiempo para pintar ni para nada más solo tenía tiempo para trabajar en el campo de sol a sol y conseguir al cabo del mes una cuantas pesetas con las que comer.Eran ya las once de la noche, la casa de su tío estaba a unos dos kilómetros, nunca llegaría sana y salva con aquella oscuridad y la noche tan fría, prefirió quedarse dentro aunque no sabía lo que ocurriría aquella noche a partir de las doce sola sin sus padres.

     

      Ana temía lo peor durante los doce largos años que tenía no había pasado ni una sola noche en aquella casa por esos horribles ruidos y chillidos que se oían apartir de las doce, le daban miedo y cuanto más se acercaba la hora más miedo le daba. )que podría pasar? intento decirse para poder calmarse, nada malo puede pasar, en la casa no hay nadie he cerrado bien las puertas para que no entre nadie por si me quedo dormida, aunque lo dudo porque los ruidos y los gritos no me dejaran dormir en toda la noche.

      Ana no sabia lo que iba a suceder aquella noche, su vida iba a dar un gran cambio, un importante cambio.

      Ana intento leer un libro y el único que encontró fue uno de la colección de su madre con el siguiente título:"Espíritus y almas errantes". Pensó que seria interesante leerlo, aunque le daba el mismo miedo que lo que había en aquella casa, )que sería?. Comenzó a leer el libro, empezó por el indice para ver que tema le interesaba más, no le extrañaba que a su madre la llamarán la loca, tenía unos libros muy raros, y ella nunca quiso mudarse de la casa, pese a que ella también oía los ruidos, esos malditos ruidos, parecía como si a mama le gustase todo aquel tema y disfrutará con ello, papa intentaba convencerla de que aquello no podía ser bueno para ella, pero ella nunca hacía caso su respuesta era siempre la misma: vosotros si queréis iros, iros yo no me moveré de aquí esta es mi casa y ni nada ni nadie me echará. Por esta razón aún vivimos en esta odiosa casa que cada vez es más difícil convivir en ella.

      Se decidió por el tema como desaderce de los espíritus malignos, aunque el libro era muy difícil de entender Ana comprendía algunas cosas, el libro decía : para deshacerse de un espíritu maligno, primero hay que estar seguro de lo que se va a hacer, coger un crucifijo y ponerlo muy cerca del corazón, echar sal por el suelo y después barrer la casa hacia la salida y decir unas palabrejas muy raras:"Shemhamforash sal y no vuelvas nunca más". Ana se escribió estas letras en la palma de la mano algo le decía que aquella noche desaparecerían aquellos ruidos.

      Ana rebusco en su habitación recordó que su tío Andres un viejo muy raro le había regalado un rosario con un crucifijo siempre le decía guárdalo bien algún día te hará falta. Nunca entendió a su tío, pero aquella noche comenzaba a entender a que se refería, su tío contaba unas viejas historias de aquel lugar, pero nunca consiguió oír a su tío terminarlas su madre no la dejo. Aquella noche si pudiera estar allí ella se sentiría mucho mejor, su tío Andres siempre sabía que tenía que hacer.

      Al fin encontró el rosario y se lo puso no sabia si hacerlo por fuera o por dentro de la ropa y prefirió ponerselo por dentro ya que

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta