cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Analízame (O el perfil psicológico de un psicólogo)
Reflexiones |
24.11.07
  • 1
  • 1
  • 10014
Sinopsis

Analízame (O el perfil psicológico de un psicólogo)


¿La verdad? No tengo idea de por que comencé a escribir este relato. Ocio, tal vez. ¿Por qué debería saberlo? ¿Para que profundizar tanto? ¿En que me beneficia y cuanto? No lo sé bien. No me interesa tanto como a ti que has comenzado a leer el relato, eso si. Si, ti te hablo. El que lee. ¿Por qué la cara de sorpresa? Un poco de honestidad hace bien de vez en cuando. La necesaria para admitir que algo de curiosidad te causó, ¿cierto? Ya que no podía probar nada antes de que lo leyeras concluyo que la razón de fondo fue el título. ¡Ah, el bendito título! Sin este mero detalle era poco probable que te interesaras siquiera en hacer “clic” en el “link” y apareciera lo que hasta el momento vas leyendo. Y vaya que sorpresa porque lo más probable es que tus expectativas no estén a la altura de otros que ya han dejado de leer, u otros que pueden seguir. Porque, si lo piensas fríamente, no hay mucho que yo pueda decirte, mi querido y desconocido amigo. Nada, al menos, que tú quieras escuchar.

“Analízame, o el perfil psicológico de un psicólogo” No significa mucho para mi. Y mira que curioso que aunque siga sin decir mucho sigas aquí, leyéndome. Creo que eso se debe a como se desarrolla el mundo y a la ansiedad casi enfermiza de buscarle un “por que” a todo, que es algo parecido a lo que haces tú. Y no es necesario que me acredite un diploma universitario con post grados para que me creas; en cambio te hablaré de la realidad como una persona que está a tu mismo nivel. Pone atención: como persona, no paciente. Iguales en todo sentido que implique aceptar nuestra naturaleza errática y a costa de ese error, provenga el absurdo de llamarle “sabiduría” a nuestros planteamientos. Y que mejor que mi propia intimidad para demostrar algunos de tus conceptos más errados ya que no soy ni un gurú, ni pretendo serlo; y de esta forma no cometas el error de muchos que han llegado a mi consulta con la idea de que les proporcione una solución a problemas que ellos mismos han creado dentro de sus cabecitas. “Solución y problema” Bah, que cosas. Si la misma búsqueda de felicidad eleva a niveles insospechados sus ansias, deseos, pasiones, sueños y pesadillas para terminar derrumbados en la desesperación; pero no se percatan que ese afán indeseable es lo que perjudica su propia vida. ¿Y cual es mi papel dentro de esta simpática parodia? Escuchar. Analizar. Recetar. Esa es toda la ciencia de mi trabajo, básicamente. No hay mejor detalle que comunicarte a ti, lector, que con apenas eso las personas creen y sienten que están llevando una vida amena. ¡Y ellos mismos se “solucionaron” el “problema” que habían creado! Algunos hasta me han dado las gracias por solucionarles la existencia; otros me dicen que tengo un don especial de orientación. Pero no se percatan que también soy un humano lleno de dolores y dudas, y que lo que hacemos nosotros al conversar es apoyarnos mutuamente.

Después de un tiempo, incluso resulta gracioso que esa misma gente que aseguraba tener todo resuelto uno o dos meses atrás, los vuelva a ver por mi consulta.

Puede ser, si. Es la consecuencia de adentrarse tanto en la intimidad de las personas. Saber, tener el conocimiento de sucesos sin una previa formación que nos pueda corroborar si nuestra apreciación es la correcta o no. Y en este caso en particular es que la ignorancia me produce un bienestar único, sublime. Saberme un perfecto idiota dentro de lo que alguien osó llamar “socialización” y simplemente r
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 100
  • 3.6
  • -

Yo no escribo... vomito tinta. Y aunque mi disimulada humildad parezca contradecirme, no creo particularmente que alguien sea igual de paranoico que mi persona y rebata esta tesis que tengo sobre este "arte" de juntar letras. Relatos varios y tiempodedicado al ocio en su estado más puro, son cuales hijos y madre. Yo, personalmente, no premiaría tan mediocre unión de "noble" con estatuillas, premios y otros varios: simplemente me interesa la opinión de un simple ciudadano... un posible personaje de esta parodia que alguién oso llamar vida... Gracias por su tiempo (porque yo no te lo devolveré)

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta