cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
ÁNGELA SOÑÓ LA NAVIDAD
Amor |
19.12.20
  • 4
  • 6
  • 382
Sinopsis

Argentina, Diciembre de 2020. Un estudio de la U.C.A. manifiesta que más de la mitad de los niños y adolescentes viven bajo la línea de pobreza. Las comunidades indígenas al noreste del país en el monte "El Impenetrable" sobreviven situaciones de abandono constante y desesperante. El "olvido" lleva muchos años. Los responsables de esta desidia son políticos que llenan sus bocas con promesas, utilizan la situación y no resuelven nada. Algunos gobiernan sus provincias desde hace más de 30 años.

 

El rancherío pobre está en penumbras. La luz que horas antes se animaba a penetrar los frondosos árboles del monte ya no tiene fuerzas.

Vuela el humo blanco de los hornos. Doran tortas asadas con grasa animal que serán la magra cena de todos los hogares.

En la barranca del río, una niña de nueve años mira pasar el agua. Hipnotizada. Aprieta con sus brazos las rodillas junto al pecho. Respira suave para no acrecentar el doloroso cansancio que oprime su menudo cuerpo. Siente mordiscones en el estómago y mil agujas en la espalda.

Ha cargado cacharros de agua toda la mañana y por la tarde, leña fina.

Llora a escondidas las preguntas sin respuestas que calan sus huesos. Lejos. Para no entristecer a su madre. Este año ha sido cruel para todos.

No hubo lluvias. El río se arrastra agonizante sobre el lodo podrido. Las represas no fueron planificadas por sentimentalistas. Hay escasez y mortandad de peces, las aves y animales han migrado a lugares más propicios.

El Chamán ha anunciado que el hombre blanco está enfermo. La gente que a veces brinda ayuda, no llegó.

No hay agua potable. Comer suficiente es una utopía.

Su mente infantil no encuentra la forma de resolver estos amenazadores acertijos.

Se duerme. La nube de mosquitos se apiada de ella, pasa zumbando y va detrás de un ciervito que se interna en la espesura.

Sueña con un niño pobre llorando en su cuna de paja. Que Jesús sea como ella, no la consuela. En su sueño irrumpe un ser vestido de rojo.  Reacción instintiva, huir. Podría tratarse del Pombero, aunque él atrapa niños durante las siestas. Añá ronda por las noches.

El hombre ya está a corta distancia puede ver sus facciones bonachonas. Eso la tranquiliza.

—¿Quién eres?  -Pregunta-

― ¿No me reconoces? Soy Papá Noel.

—Jamás te he visto por el pueblo.

― Lo reconozco. Estoy perdido. No conocía este lugar, no sabía que vivían niños.

—Casi nadie llega hasta aquí. Si pudiéramos pesar lo que se han llevado y lo que han traído, mejor es que no vengan..

―Me han entregado una carta de una niña llamada Ángela. He venido a escuchar sus pedidos.

—¡Soy yo! grita la niña sonriendo feliz. ¿Entonces era cierto el cuento que nos leyó doña Ana sobre la Navidad?

―  Tú sabes, los cuentos, cuentos son. Ven, siéntate en mis rodillas así te escucho mejor.

La niña se acerca sigilosamente. La recibe una amplia sonrisa colgada de la espesa barba blanca. Las grandes manos la toman y la depositan sobre su pierna.

- Mi papá me sentaba así después de la cena y me contaba con nostalgia lo que había en esta tierra cuando él tenía mi edad.

—¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! Dime que juguetes quieres. Tengo muchas muñecas bonitas y divertidos juegos en mi bolsa.

―No, juguetes no. Nunca los tuve. No. No sabría cómo usarlos. Tampoco dispongo tiempo para jugar.

—¡Oh! Eso no es bueno. Entonces, ¿qué es lo que deseas? ¡Una bicicleta! No, mejor un columpio.

― ¿Qué es eso? No entiendo. ¿Qué son esas cosas que nombras?

Papá Noel, hunde sus manos en la bolsa. Busca para mostrarle, la niña toma sus manos y lo mira a los ojos.

―En verdad, quisiera pedirte, porque los extraño mucho, que vuelvan mis hermanos mayores. Ellos se subieron una madrugada al camión de la forestal y ya no regresaron. También mis abuelos. Él era el mejor recolector de miel silvestre y cazador de corzuelas. Mi amada abuela conocía las hierbas y sus propiedades. Mientras tejía en el telar las dulces historias nacían de sus labios. Juntos guiaban la tribu con amor. Fueron arrojados al río bravo cuando el Intendente vendió sus tierras.

Quería pedirte que traigas a papá. Mi alma está en sombras sin él. Necesito poder abrazarlo, caminar por la orilla del rio. Tirar guijarros. Que me enseñe la magia de sus manos. ¿Sabes? Le dispararon cuando me enseñaba a tejer mimbre. No quiso ir a votar al gobernador.     

Deseo que mis hermanitos no sufran hambre. Pasan el día echados como cachorros desganados. Ya no trepamos. No reímos. No cantamos.

¿Puedo pedir que el río vuelva a tener agua y peces? ¿Qué el monte recupere los árboles que destrozaron las máquinas? ¿Que regresen los animales que escaparon de los cazadores furtivos? Ángela miraba a su alrededor con fe. Esperando que todo se concretara.

El suspiro compungido de Papá Noel interrumpió su pequeño monólogo. Al mirarlo vio que su cara ya no contenía sonrisas. Era una máscara amasada en barro y paja. Idéntica a la que usan los hechiceros para alejar los malos espíritus.

El anciano llevó su mano a la cabeza de la niña, la acarició con dulzura. Suavemente la envolvió en un compasivo abrazo. El tiempo pareció congelarse en una imagen propia de adornos navideños.

Ángela despertó de repente, ahogada en amargo llanto.

Su madre que había llegado a buscarla, la sostenía abrazada. La besó en la frente. Se miraron a los ojos, con esa mirada de amor dolido, que todo lo conoce y todo lo calla.

Que pesadas son las lágrimas, cuando no sirven de nada.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Impresionante relato. La introducción magistral. Tristes y hermosas imágenes, qué humildad, digna de todo elogio. Me ha encantado!!!! Un saludo Roluma.
    Que hermoso escrito!!!! Muchas bendiciones en tu camino en 2021!!!!
    Roluma, impresionante la forma de retratar la pobreza, Increíble el sueño de esa niña que prefirió el regreso de sus seres queridos a los ansiados juguetes de los niños. Te felicito, cuenta con un seguidor de tus relatos. Saludos y Feliz navidad
    Triste y emotivo relato que nos muestra una realidad sin subterfugios, desgarradora y cruel. La prosa sobria, sin figuras retóricas, acompaña perfectamente a un relato de estas características. Muy bueno, Roluma
    Roluma, gracias por esa dosis de realidad. Sin palabras. Un abrazo.
    Impresionante relato Roluma!, en él dibujas, magistralmente, la narrativa realista, pones al relieve, la cara humana ,social, y ambiental ,que puede ser el espejo de cualquier otro espacio geográfico de nuestra América o del mundo, a poblaciones carenciadas, por la desidia gubernamental y, que les urge, un rescate de protección, suministro y solución a sus necesidades más básicas. Roluma tardas en aparecer, pero cuando apareces sorprendes en recursos literarios, hoy con una descripción cruda, que desgarra en sentimientos de impotencia y tristeza, porque en el fondo es una denuncia social, con una reflexión e implícita :¿ cuántas Ángelas estarán soñando con Santa Claus?...
  • Argentina, Diciembre de 2020. Un estudio de la U.C.A. manifiesta que más de la mitad de los niños y adolescentes viven bajo la línea de pobreza. Las comunidades indígenas al noreste del país en el monte "El Impenetrable" sobreviven situaciones de abandono constante y desesperante. El "olvido" lleva muchos años. Los responsables de esta desidia son políticos que llenan sus bocas con promesas, utilizan la situación y no resuelven nada. Algunos gobiernan sus provincias desde hace más de 30 años.

    Creación desde los juegos de la niñez a las anécdotas escuchadas en México.

    “La idea es introducir un elemento nuevo a los cuentos tradicionales para que se modifique la historia y surja otra, tal vez con un giro totalmente diferente. Es una propuesta del maestro italiano Gianni Rodari. Si el elemento que se introduce es un elemento de la modernidad, más impacto tendrá en el cambio de la historia” Los invito a esta experiencia lúdica y divertida. A crear ilimitadas nuevas historias. Abrazos, amigos.

    Personajes de un pueblo chico. Anécdotas simples sin ahondar en ninguna particularidad.

    Los prejuicios en todas sus variantes hacen tanto daño como las tiranías, dijo alguna vez el cuentista Martín Gil.

    Las señales siempre están. A veces no tenemos la capacidad de verlas. Otras, las desoímos por conveniencia.

    Desde las tripas. Con el dolor y la impotencia a flor de piel. https://www.pagina12.com.ar/286692-solange-musse-murio-sin-que-su-padre-pudiera-despedirla

    Basado en un hecho real, escribo mi primer fábula como homenaje a los autores de esa gesta. En el centésimo aniversario de la muerte de Don Alois, quien al prohibirle casarse en 1867 con Magdalena sin que alguno de los dos renunciase a su religión, desarrolló la historia aquí contada. Los sucesos fueron el puntapié inicial del Registro Civil y el casamiento Civil en la Argentina y posteriormente del divorcio. Pido Disculpas a Gustavo l. Ruiz ( el mejor).

    ¡Donde está el Dr. Somner?

    El final estaba claro. A veces alguien mete la cola.

  • 73
  • 4.48
  • 332

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta