cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Aparece en mis sueños
Varios |
11.07.17
  • 0
  • 0
  • 783
Sinopsis

Anoche lo volví a ver, viene a mis sueños muy rara vez, verlo me causa felicidad y me divierto mucho cuando hablamos, me rio a carcajadas, tanto, que me termina doliendo todo el cuerpo; las personas con las que vivo dicen que se pueden escuchar mis risas hasta en el otro lado de la calle, cuando les digo la razón de porque me despierto tan feliz me dicen que debería ir a ver a un doctor, sé que lo hacen con la mejor de las intenciones pero no quiero dejar de soñar con esa persona, me recuerda a cuando él estaba vivo, antes de que decidiera soplar la mecha de su vida.

Aún no puedo creer que lo hiciera, se veía tan alegre y sin preocupaciones, pero en realidad era todo lo contrario. Una vez estábamos en la cafetería de la Universidad y yo tuve que irme, no era necesario que lo hiciera, era de las mejores de la clase y faltar una vez no me iba a afectar, pero lo hice, me fui sin pensar, ya que me preocupaba faltar a clases, cuando le dije que me iba nos despedimos con un beso en la mejilla, me aparte de su lado y empezaba a subir las escaleras, voltee y lo vi  cabizbajo, pensé que estaba cansado pero en realidad se encontraba muy deprimido, y ahora que lo pienso, él siempre se veía así cuando nadie lo miraba, debí haber prestado más atención.

Cuando me entere de lo que él había hecho, yo y todos los que nos considerábamos sus amigos rompimos en llanto, no podíamos creer lo que nos dijeron, el día de su entierro pensé ¿soy una mala amiga? Me lo pregunte a mí y al cuerpo de mi amigo que se encontraba en el ataúd, pero no obtuve ninguna respuesta. En la noche de ese mismo día intentaba dormir y entre lágrimas logre cerrar los ojos, me seguía preguntando lo mismo, creí que no iba a tener respuesta hasta que en mis sueños escuche una voz que me decía ¡No!, no sabía dónde estaba ni de dónde venía esa respuesta, lo único que podía ver es que era un lugar oscuro sin principio ni fin, estaba asustada, pero sentí un toque en mi hombro y me voltee, era él, estaba al frente mío y sonreía, yo estaba en shock y no me podía mover, le pregunté ¿eres real? Se rio, me abrazó con la misma fuerza que usaba cuando estaba vivo y al oído me dijo "soy tan real como tú quieres que sea" yo también lo abrace y comenzamos a hablar como en los viejos tiempos, sin tocar el tema de su muerte.

No sé cuánto tiempo había pasado desde la última vez que lo vi pero sabía que lo vería pronto, ya que dentro de poco era mi cumpleaños. Era la noche anterior a la celebración de ese día,  yo dormía emocionada porque iba a soñar con él y de hecho fue así, me encontraba en el espacio oscuro de mis sueños cuando apareció y me dijo que me había traído un regalo, yo no quería nada, su presencia bastaba para mí, pero el insistió tanto que termine aceptando y así ese lugar de tinte negro se transformó en una noche de estrellas, cuando mire a mis pies me di cuenta de que estábamos sobre una estrella de color dorado, el salto entre varias de estas y con un tono soberbio y desafiante me reto a alcanzarlo, iba detrás de él saltando y saltando pero no podía alcanzarlo, me detuve y empecé a llorar, el miro atrás y me vio con lágrimas en los ojos y se regresó hacia mi y me pregunto "¿estás bien?" y yo le respondí con otra pregunta ¿por qué vienes a mis sueños? Se quedó callado por un momento y con una sonrisa en su cara me dijo "no sé... supongo que solo quería hablar con alguien" fue entonces cuando entendí porque hizo lo que hizo, literalmente solo quería hablar con alguien, pero no podía ya que en algún momento todos siempre lo dejábamos solo, nunca nos decía nada de sus problemas y no nos preocupábamos por él hasta muy tarde; las lágrimas empezaron a caer con más fuerza y al ver eso me abrazó y me dijo "tranquila, ni siquiera yo sabía lo que quería, creía que podía aguantar pero explote, ya no podía resistir más así que hice lo que hice, y al ver como sufrías por esto me sentí tan culpable por hacer que sintieras tanto dolor, por eso hago que tus sueños sean felices, porque verte reír es lo único importante para mí" nos miramos y susurro a mi oído "feliz cumpleaños" en eso sonó la alarma, no sabía cómo sentirme después de eso, recibí felicitaciones de mi familia y amigos pero en mi mente no dejaba de pensar en ese último sueño.

Después de mucha comida y baile se acabaron las celebraciones, estaba tan cansada que solo cerré los ojos y me encontraba en el lugar donde siempre lo veía, creí que él estaba en el lugar, pero solo escuche una voz que decía "tranquila, siempre estaré contigo, ahora puedo hablar con alguien". A la mañana siguiente mi amiga menciono que había venido a mi habitación y me había visto sonriendo y con una lagrima en los ojos, me preguntó si había soñado con la misma persona de siempre y solo le respondí que sí lo había hecho.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta