cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Apuntes de un idiota
Reflexiones |
27.10.16
  • 4
  • 2
  • 147
Sinopsis

Así soy, así me ahogo, haciendo de la escritura no una forma de ganarme la vida, sino tan sólo la válvula de escape de un soñador idiota en busca de paraísos que no existen.

Siempre me he considerado un romántico, no de esos que entonan poemas cursis para enamorar a una chica, seamos claros, más que enamorar, para tirársela.  La mayoría de estos seres no son más que asnos repelentes, a los que Dios en un acto de gracia divina, ha levantado las patas delanteras para que pudiesen tener una apariencia antropomórfica.  

No, no me refiero a ese tipo de románticos, que vomitan poemas de Béquer en un alarde de originalidad, tratando de hacer suyos. 

Un romántico de verdad, es alguien que acepta a la mujer como culmen perfecto de la creación; sólo Dios puede disputarse con ella,  el derecho de la perfección y parte con desventaja, pues El mismo, en su grandeza, eligió a una mujer para venir al mundo. 

Un romántico es alguien que vive para servir a la mujer, para llenarla de halagos, para postrarse incondicionalmente y observar extrañado como finalmente le dejan plantado y se largan con el asno. 

Un romántico vive la para el amor, para la ensoñación, para el misterio y la aventura, aunque conoce perfectamente que el final del camino es siempre doloroso y trágico. 

Mariano José de Larra dijo antes de volarse la cabeza de un disparo; “Miro a hombres que nacen para morir, y mueren sólo por haber nacido”. Esa es la esencia pura del romanticismo. 

A lo largo de mi vida el desamor, la frustración, el abandono y el desanimo han sido compañeros de viaje, que he aceptado como buenos amigos y confidentes. Ellos me han sabido mostrar que el futuro pasa por abandonar la esperanza y rendirse a la siempre fiel desesperación. 

He experimentado de primera mano la codicia del hombre y el poder de la iglesia. He combatido en guerras que no eran mías en nombre de una libertad sesgada y he pintado mis manos con la sangre de hombres a los que ni siquiera conocía, pero que ahora me visitan cada noche en pesadillas. El niño tímido encerrado en el patio de su casa salió en busca de aventuras y regreso abatido. 

Me han saqueado el alma, vaciado la imaginación y robado el corazón, pero aun sigo en pie, aunque no podría segurar por cuanto tiempo.

Encaramando ya los últimos escalones de mi lastimera existencia, me he dado cuenta de que sigo encerrado en el patio de la casa paterna que me vio nacer. Los muros que me rodean únicamente se han ensanchado hasta el infinito. 

F.P.G.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 32
  • 4.88
  • 49

Escribir, ¿para qué? Para soñar, reír y sentir, las mil vidas, que siempre eludí.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta