cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Aquellos días en los que aun creíamos en dragones.
Varios |
26.09.18
  • 5
  • 5
  • 128
Sinopsis

Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

¿Recuerdas aquellos días en los que aun creíamos en dragones?; si haz un poco de memoria, cuando salíamos al recreo a jugar y creíamos que todo era posible que se solo se encontraba a la distancia que nuestros deseos marcaba.

Vamos a jugar a dragones y caballeros, siiiiii, venga tu serás el malvado dragón y nosotros seremos los caballeros que te den caza, ella naturalmente será la pobre princesa (estereotipos de otros tiempos donde la mujer era vista de otra manera) raptada por el vil animal.

Espadas, lanzas, escudos todo salía de nuestra imaginación, mochilas y trozos de cartón que encontrábamos en el patio o por las clases cuando los profesores no nos veían; ¡a por él! Gritábamos todos corriendo en pos del pobre infeliz que ese día se había dignado a elegir el papel de dragón.

¡Hay que días aquellos¡ perdonad que me cueste tanto trabajo escribir pero en mi defensa tengo que decir que cuesta mucho escribir con estas garras, aguantar el suspiro para no quemar la libreta donde lo hago y tener cuidado de que mis escamas no acaben rajando el papel; si soy un dragón y no sabía cómo decirlo, como imaginareis nosotros los dragones jóvenes no jugábamos a eso, jugábamos a escondernos de los caballeros del futuro que tendrían como máxima aspiración darnos muerte pensando que íbamos secuestrando princesas a diestro y siniestro, y digo yo ¿y que iba a hacer yo con una princesa, si a mí lo que me gusta comer son ricas y suculentas cabras salvajes?; una creencia mas que ha llevado a convertirme en el último de los míos.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • jajaja me encantó! muy lindo y original final!
    Ocurrente y muy bien llevada, bárbara
    Muy bueno. Original. Me ha gustado.
    Excelente giro de niños a que sea el dragón quien cuenta el párrafo final. Muy bueno Cometa. Saludos a los dos
    Tienes razón. ¿Para qué quiere un dragón a una princesa? Saludos
  • Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

  • 1049
  • 4.67
  • 178

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta