cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Arabian Times
Reales |
16.12.06
  • 3
  • 2
  • 1117
Sinopsis

De la interna oscuridad de las tres teteras ascendían hilillos de humo que se perdían contra el techo, jugueteando al azar. La noche avanzaba sonrosada hasta el amanecer. "Por una cabeza", las tres teteras suspiraban sin entender que el amor no se puede medir. Mis ojos observaban con una parte de esperanza, mirando a los demás clientes de la tetería, justo cuando el caliente líquido palestino alcanzaba mi interior.


Por una cabeza,
todas las locuras.
Su boca que besa,
borra la tristeza,
calma la amargura.



-Y sin embargo -dijo José-, yo nunca me he arrepentido de amar.
-Es curioso como a veces intentamos controlar las pasiones. Yo... simplemente ... no se si puedo hacerlo -lo dije mirando a una de las tres teteras que exhalaba olor a hierbabuena.
Antonio sostenía por el mango una de las teteras. El traslúcido té morado llenó la taza hasta poco más de la mitad con el sonido risueño que escapaba del pitorro, así después la tetera volvió a reposar sobre la mesa y Antonio se llevó el borde de la tacita a los labios.

Por una cabeza,
si ella me olvida
qué importa perderme
mil veces la vida,
para qué vivir.


Los suaves contornos de luces de la tetería se ajustaban a la calidez que ofrecía el establecimiento, y nosotros tres, manteniendo las tazas, manteniendo el té, no hablabamos sino que repartiamos palabras entre sorbo y sorbo. Murcia disfrutaba de una fría noche de claveles nocturnos mientras con destellos, la mayor fuerza de las estrellas brillaban sobre los tejados de las casas, los edificios, la catedral... Antonio, José y yo, sentados en el acolchado de la tetería profundizabamos entre un ambiente de olores al vapor y luces de bohemia.

No olvidés, hermano,
vos sabés, no hay que jugar.
Por una cabeza,
metejón de un día
de aquella coqueta
y burlona mujer.


Por una cabeza: Alfredo Le Pera

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 8
  • 3.37
  • -

Literatura, Historia, Fotografia, Simulacion de combate...

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta