cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Aspirina
Fantasía |
16.09.07
  • 5
  • 1
  • 1254
Sinopsis

El dolor y la pesadez, el asco y la autoflagelación, se unen en un solo sentimiento de podredumbre para alojarse en mi corazón en medio de una tarde lluviosa. Un avión pasa velozmente sobre mi cabeza, haciendo temblar la taza llena de café que descansa entre mis cansadas manos. La resaca aumenta progresivamente a cada instante, seguramente una o dos pastillas se lleven aquella bola de lodo que lo inunda todo.

En teoría debía ser un buen día hoy, pero creo que hasta las mismas hienas no podrán reír en medio de la lluvia y la resaca de esta tarde. Entre pensamientos y recuerdos salidos a flote con esfuerzo, muere la mañana más pesada de mi vida, esa mañana se la ha llevado aquel rostro… aquella voz suave… aquel cabello intensamente negro… la mañana ha sido arrasada con ira por aquellas manos suaves y tristes… es el rostro de la locura, de la insensatez, de la morbosidad y la lujuria el que me ha traído la memoria, el que se ha llevado todo de manera dulce, de manera asquerosamente infame y dulce… creo que tengo que vomitar…

Aquella mañana tomé un par de aspirinas, el autobús, el cielo y las nubes, y aparecí de repente rodeado de un fuerte olor a heliotropos, de sueños rotos, de música suave, del olor de la soledad, del vómito, del dolor, del asco del lodo… y mientras aquel mórbido e innombrable sentimiento, mezcla de varias sensaciones conectadas por los hilos de la culpa, me abordaba en medio de una ciudad sucia y oscura, mis piernas me conducían sin dirección y poco a poco, paso a paso, parpadeo por parpadeo, mis recuerdos iban borrándose. Siento la lluvia: una gota, dos gotas, tres gotas pero mis piernas no pueden dejar de moverme hacia algún lugar desconocido. De pronto olvido hasta quien soy, olvido lo que soy, olvido el nombre de esta ciudad sucia, olvido todo lo que desayuné esta mañana, olvido la resaca, olvido mi esencia, olvido las palabras, olvido los pensamientos… olvido la lluvia… algo me adormece, pero mis piernas siguen moviéndome de manera rítmica e inalterable… hacia la vorágine y el miedo de lo desconocido… “lo desconocido”…

Hoy soy una aspirina metida entre los labios de una hermosa joven de trece años, hoy soy los sueños rotos de esa niña, hoy soy el imbécil del que ella está enamorada desde hace cuatro años en secreto, hoy soy su vestido victoriano de color vino… hoy soy sus pestañas, sus lágrimas, sus repeticiones, su dolor, sus pestañas de nuevo, una aspirina de nuevo, sus labios, su entrepierna, su sudor… y de alguna manera despierto en su estómago, de alguna manera me disuelvo… de alguna manera formo parte inseparable de ella… ella no se da cuenta que desde ahora no es enteramente una joven de trece años, no se da cuenta que tiene una parte de aspirina… todos somos aspirinas, todos somos su entrepierna de alguna manera, todos somos aquella niña de trece años (¿dije niña?)

Mis piernas me llevan hacia el final de una carretera desolada, todo parece un sueño pero sin embargo llevo la firme convicción (la esperanza) de que no sea así. Pienso que tal vez lo más sensato para todo el mundo sea caminar incesantemente por toda la eternidad, rodar, caminar, sentir una mano cálida en el pecho… hoy no es un buen día… hoy no es un buen día… hoy no es... ayer me bebí una botella de vodka en medio de un parque. No recuerdo si es que alguien me acompañaba, solo recuerdo la sangre hirviendo, el parque, el vodka y la sonrisa de una chica. Desde ayer estoy enamorado de esa chica, sin resultados trato de acudir a la cordura, pero ¿cómo podría olvidarme de ella? ¿Cómo podría perdonarla por haberse a
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 8
  • 3.38
  • -

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta