cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
Bajo el Dominio de Ella
Amor |
16.05.18
  • 0
  • 0
  • 36
Sinopsis

EL siempre fue quien dominó al momento del sexo, pero esta vez ella decidió tomar las pautas, decidir lo que queria y como lo haria, el obedeció y todo fue placer y deseos.

Hoy deseo un sexo diferente con algo más que nuestros cuerpos y lo normal, así me dijo ella al presentarse ante mi totalmente desnuda.

El siempre daba las órdenes, pero esta noche de sábado sería diferente, ella llevaría el ritmo y la velocidad de esto que promete ser una noche más de furia, desenfreno y de placer. El mensaje estaba claro en la mirada que ella poseía, fuerte, ardiente, profunda, decidida.

Ella se hizo acompañar de la menor lencería posible, solo su piel y unos tacones rojos, altos, esos que le daban esbeltez y dominio sobre cualquier persona que a su lado se parase.

Ella le da la espalda y caminando sensual, como sabe que a él le gusta, va a la biblioteca y se recuesta en el sofá, abre las piernas por encima de los apoyaderos y le da la mejor vista que el haya podido tener durante el día.

Ahí estaba ella totalmente desnuda, impoluta, accesible, con un sexo dispuesto a recibir todo lo que puede dar y algo más.

Caminó hacia ella decidido a comer su sexo como quien no ha comido en semanas, pero al llegar ante ella, con un rápido movimiento de su pierna derecha clava el zapato en su pecho, lo detiene y esto lo excita, nunca la había visto o sentido tan dominante o decidida al momento del sexo.

Con los ojos le señala la mesa de noche y el puede ver que trae en mente. Sobre la mesa un nuevo dildo, no es el mismo de siempre, este es notablemente más grande y grueso, junto a este una hielera repleta y una chupeta destapada, dándole diferentes opciones para el placer.

Él se quitó la corbata para acomodarse, pero se le ocurre algo mejor. Quitar un sentido agudiza los demás por lo que sin darle tiempo a reaccionar se colocó detrás de ella y tan ágil como puede cubro sus ojos.

Ella le ha dado las pautas a seguir: solo quiere un buen oral, le dio las herramientas para acompañarse: un fibroso dildo de unas 8 pulgadas, hielo para que roce tu clítoris mientras juguetea con su lengua y una chupeta para que la meta dentro de su sexo y con círculos le haga sentir los placeres de aquella única y primera vez que se lo hizo, pero no todo lo puede controlar, con sus ojos vendados no sabrá quien lo acompañará, si será solo una, combinará dos o quizás las tres, todo dependerá de cómo reacciones a él.

Lo que siguió a esto fue pura magia y desenfreno del mas bulloso. Inhabilitar su visión fue más que un éxito, el nivel de nerviosismo que esto le provocó se reflejó en el nivel de excitación, así lo dijo rápidamente su cuerpo, se tornó caliente y húmedo, receptivo, erizado, eréctil y comprimido porque el viaje por el camino del placer fue rápido e intenso. Ahogo cientos de suspiros, que retornaron en gritos de placer. Fue inteligente venir a la biblioteca, desde aquí era imposible para la servidumbre escuchar los gritos, nos daba total libertad.

Su placer, era su placer. Escucharla gemir lo excitaba, lo complacía y lo animaba a más. Incontables círculos en su clítoris, hielos que se derritieron sobre el mismo y un dildo que entro en su sexo sin aviso cuando era el mejor momento, haciéndola correrse de forma especial, mágica, perfecta y colocándola al borde del abismo del placer de donde no pudo volver sino hasta minutos después cuando su cuerpo recupero compostura y el orgasmo le permito respirar nueva vez.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Catalina es una mujer de mediana edad que solo busca lo que para ella es lo menor. Se monta en un avión con destino a Chile ya allí conoce a El Monje quien le brinda la formula perfecta para encontrar la paz que tanto necesita.

    Imposible soportar tanto dolor,. El sufrir por un engaño hiere pero que sea con tu mejor amigo, Mata. Asi Aureliano no soporto mas y tomó el camino mas facil.

    Karla solo sentia placer al masturbase hasta que conocio a Juan Miguel quien con su cara de tonto la llevo a sentir el placer de los orgasmos mas torridos y fuertes.

    Ella misma dominando pero con el final que menos esperas.

    EL siempre fue quien dominó al momento del sexo, pero esta vez ella decidió tomar las pautas, decidir lo que queria y como lo haria, el obedeció y todo fue placer y deseos.

    Un sexo pendiente que se convierte en realidad. Un jugueteo entre placeres y calmadas que llevan a ella quien recibe a tener un orgasmo espectacular. Graficamente relatado.

    Una ligera caricia helada, de esas que invitan a meternos a la cama está soplando levemente como quien sin pedir permiso pero sigilosamente se va colando donde no ha sido invitado, donde no debe tener entrada. Una lluvia incesante se escucha fuera, de esas lluvias que no llaman a preocupación por sus efectos, es de esas lluvias que llaman a reflexión, que permiten a quienes hemos amado recordar esos amores que ya se fueron, ese que está presente o la esperanza del que deberá llegar. Una gran taza de café, fiel acompañante en mi vida, servirá para buscar el calor que mi cuerpo en estos momentos necesita.

    Una pareja de jovenes quienes se juraron amor p[ara todo la vida se ven separados por los compromisos de el quien juró volver a los brazos de su amada. Ella que lo espera en el recuerdo de los dias y una inesperado desenlace que hace mas especial su regreso.

Escritor en formacion y viviente de las pasiones que genera el escribir.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta