cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Bajón Súbito.
Drama |
06.06.17
  • 5
  • 8
  • 208
Sinopsis

Cuando la euforia y bienestar son incontrolables.

-Por los agujeros de la persiana entra luz, a pesar de la claridad no voy a renunciar a la cama. Aun llevo los malolientes calcetines, su cinta elástica ha dejado marcas en mis hinchados tobillos. Vaya noche de juerga. Me abrigo en la piel de cerdo, dicen de él que se aprovecha todo. En este estado no sería comestible-.

-Buscar trabajo qué pereza. No estoy a la altura, si enseño estas manos tan robustas puede que ni las quieran tocar. Tocar tocar, el cielo tenté pero de qué forma-.

Bostezo de aliento fétido por falta de dieta saludable; comidas en exceso, alimentos envasados, fritadas sobrantes. Ojos enrojecidos por la luz artificial de la noche yacían en unas marcadas ojeras. Su piel cetrina llena de purulencias. Con la uña del dedo meñique hurgó en el grano dejando el absceso inflamado, con el sebillo sujeto a la garra hizo una bola que frotó en la amarillenta sábana, cuyos pelos destacaban aferrados a la franela de su tela.

Como un Buda en su trono, desparramado en el sucio colchón, mantenía en sus manos una bandeja cuyo contenido era poco recomendable.

Necesitaba azúcar su cuerpo lo pedía. Girándose con dificultad hacia la mesilla de noche prendió una grasienta palmera de chocolate blanco sin envoltorio.Sin apenas respiración de un bocado engulló el dulce, mezclado con los espumarajos de su boca, paladeando hasta las uñas mal cortadas.

-¡Ay María, qué personalidad! Sin ti no hay paz ni armonía. Dulce, romántica, y un poder de escucha enorme-.

-Te amo. Sé que no expreso demasiado mis emociones salvo cuando me elevas al infinito. Lamento si no  consigo estar a tu altura y exigencias-.

-A veces en la oscuridad temo perderte ¿Qué haría yo sin ti? ¿Dime? Guarida de mis carencias y desenfrenos-.

-Te quiero, sí, desde mi adolescencia formaste parte de mi vida, aun en las lagunas de mi memoria, con la predisposición genética. No fuiste crítica a pesar de todos mis errores. Ahora  vulnerable a cambios emocionales sigues esperándome en ese baile alucinógeno a veces tenebroso, emocionante, apacible y relajado paraíso. Las palmeras de tus hojas, el verde de tu esencia, tu sonrisa que asalta en una psicosis de locura-.

-Esa eres tú, un ramillete de flores con tallos pequeños triturados por el calor del sol-.

El silencio reinaba, sin réplica a su conversación, María no hacía presencia.

-Hay química entre nosotros. Tienes capacidad para manipularme como una marioneta anulando las neuronas de mi cerebro, enamorado sustancialmente de tu estilizada figura, rozando la enajenación ¿Se puede amar tanto? Soy tu receptor, aumentas mi apetito en sueños de lujuria presentando tu lado más sexual-.

Solo en la penumbra de una habitación poco ventilada, recordaba el vaho de su respiración.

-Me gusta tu penetrante aroma, fumaradas de exhalación viajando hasta horizontes desconocidos, el vuelo rasante que quita mis penas. Cuánto te necesito-.

-Pura y tan rebelde que tus juegos a veces pasan factura. A pesar de irritarme, tu ardor me sube por la garganta y expira por los pulmones, como válvula de escape. Sola, acompañada o mezclada con el rubio del estanco-.

-Hoy te deseo, marchaste dejando un vacío en mi corazón, un hormigueo que debilita mi cuerpo. Sin tu calor, sin los jugos de tu esencia, en un terreno peligroso-.

-Tengo miedo, la habitación está oscura, se me nubla la vista y no distingo tu imagen. Mis manos buscan las tuyas. Las sombras aparecen, sus voces cuchichean ofendiendo mis pensamientos, provocan mi voluntad, apática, acomodada al lecho, incitándome a volar pero no tengo las alas dispuestas-.

-Vaivén de tus curvas, límite al desequilibrio. El suelo se balancea, pero hoy no estás en esta danza dañina-.

-María, fiel y leal, de romántica naturaleza, simplicidad y belleza, elevas mi espíritu al más allá.

-Excelsa en detalles, debilidad de mi homenaje. Busca otros apetitos que saciar. Tu efecto cannabinoide en movimiento constante, THC; siglas analgésicas que se degradan por exposición a la luz que entra a través de las tablillas-.

La extrema palidez de su piel hizo un último llamamiento a  María.

-Mi corazón late con acelerada violencia, lo siento en el pecho, en la garganta, en el cuello-.

-Tal vez abusé de tu confianza, sin compañía en este difuso viaje, algún día te explicaré el porqué de mis delirios-.

-Voces que hablan y se van para siempre, testigos de una loca idea. Diez años seducido, escribiendo en una pared en medio de la nada-.

-Sólo unos segundos de lucidez para demostrarte que entre el dolor y la angustia ha ganado la “Pálida” tragedia.  

 

Dado el alto consumo de Marihuana en la adolescencia, estudios científicos dimensionan los efectos temporales en pasado y proyecto futuro, para el óptimo rendimiento escolar; memoria y aprendizaje. Pérdida de neuronas y en ocasiones graves problemas vasculares.

 

Y.M.G.  

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Néstor qué bueno tenerte por aquí!!! Gracias por tu generosidad. Es un impulso para seguir escribiendo, y compartiendo el gusto por la literatura. Gracias sinceras. Un saludo afectuoso.
    Muy certero Cometa, ya que lo mencionas, el alcohol es una droga potente, y desde luego hace estragos. Gracias por Tu lectura y comentario. Un saludo afectuoso.
    Impresionante exposición de la degradación humana. Con un riquísimo vocabulario y un ambiente opresivo y atrapante. Gran trabajo Yolanda. 5*
    El problema del ser humano siempre fue el exceso, es difícil el autocontol con ciertas cosas como el alcohol la peor de las drogas, pero útil para las arcas del estado. Un saludo
    Diego qué bonitas palabras, muchas gracias. Se agradece siempre tu paso por mi perfil. Tus estrellas se verían borrosas si nos acompañase"María" :) :)Qué sigas disfrutando. Un saludo afectuoso.
    Graciaasss Ariel!! Qué generoso eres. Muy agradecida por tu comentario y observación. Quise reflejar las consecuencias de un viaje peligroso y el ficticio bienestar de una realidad que ataca sobre todo en las edades más vulnerables. Y ya sabes cuando nos ponemos a describir a veces falta papel :) :) me recuerda a las películas, cuando su director tiene que decir: corten, corten!! Un placer que me leas.Un saludo afectuoso.
    Creo que R.Ariel ha clavado el comentario. Aunque, con "Maria" no hubiera podido disfrutar del hilvanar de tus palabras en refinadas sedas. Un saludo Yolanda.
    Yolanda, tienes el don de transformar una historia sórdida en una maravilla literaria. Las figuras líricas recorren todo el paisaje del relato de un modo tal que mantienen al lector en un limbo como el del éxtasis que produce "María" a tu personaje. Es un placer disfrutar de las maravillas que realizas con las letras. ¡Enhorabuena!
  • Cuando la euforia y bienestar son incontrolables.

    Ciclos diarios de luz y oscuridad.

    Relato que presenté para el segundo duelo del Torneo de Escritores con el título:"El pecado". Acogido a sus bases.

    Un testigo, declaraciones y unos hechos. Cuando los errores son colectivos se convierten en verdad.

    Regresión. Huida del presente a un estado inconsciente como mecanismo de defensa.

    Podría extenderme más, pero nunca cambiaría el significado de lo que siento. P.D. Poco a poco atenderé las lecturas pendientes.

    Búsqueda del espacio para desprender la tensión diaria. Aflojar la cuerda que está llena de nudos.

    Golosina hecha de una goma elástica y sustancias para darle sabor y color al relato.

    Expresión, proximidad, juicio de sentimientos. No importa la edad ni el destino sólo la comunicación.

    Fomentar el uso de la imaginación ese es mi propósito. Modelando para que siempre esté latente.

Soy extrovertida. Me gusta la naturaleza, leer, escribir. A través de los relatos expreso mis emociones.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta