cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Bangkok parte 9
Suspense |
23.10.21
  • 5
  • 1
  • 326
Sinopsis

Resolución del secuestro, no siempre hay finales felices

Abdul coge a un chico y le pone una pistola en la cabeza

- Contaré hasta tres, si al terminar no sales, tu compañero perderá la cabeza – grita Abdul mientras el chaval solloza y suplica que no lo haga.

- 1…2…y…

- Aquí estoy – grita Logan y continúa

- Déjalo y me acercaré

- Anda pero si eres más valiente que cuando nos veíamos – exclama Abdul.

Éste suelta al chico y ordena a sus hombres encerrar a los demás alumnos en las clases cerca de las ventanas, para evitar que la policía disparase a través de ellas.

Coge a Logan y se lo lleva al gimnasio.

- Atención a todas las unidades, secuestro en curso en la plaza liceo, 1 – informa la central

- Ese es el colegio donde estudia Logan – exclama el comandante asustado y responde

- Alpha 1, Voy para allá.

- De acuerdo Alpha 1 – contesta la central.

El comandante llega al lugar y en ése momento se le acerca un agente y le informa de la situación, número de rehenes, cuantos hostiles estimativamente.

- Gracias agente, cogemos el control – ordena el comandante.

- De acuerdo comandante – responde el agente retirándose.

El comandante coge su teléfono y llama al centro, alguien contesta

- Hola, buenos días, me presento, soy el comandante Alberto Díaz del grupo de seguridad privada ERAG. Podría hablar con el jefe de los secuestradores.

Después de un rato, otra persona coge el teléfono

- Soy Abdul Yagan, ¿Qué quiere comandante?

- ¿Te cojo en mal momento? ¿podemos hablar? - pregunta el comandante con voz suave

- No tengo nada que hablar con usted – responde Abdul de forma tajante.

- ¿Cómo? – pregunta el comandante

- Eres sordo o cortito, no tengo nada que hablar con usted – responde Abdul enfadado y cuelga.

El comandante mira su tablet y encuentra un correo electrónico del FBI, con información de Abdul, lo lee y vuelve a llamar

- Que parte no entiende de qué no ten-go na-da que ha-blar con us-ted co-man-dan-te – responde Abdul muy hostil.

- Espera un momento, antes de colgar, ¿qué necesitas? – comenta el comandante fingiendo empata.

- Ya lo tengo, no necesito nada más – responde Abdul sonriendo.

- Vale Abdul, pero ¿como piensas salir?, estás rodeado – añade el comandante mientras coge la tablet y empieza a leer el informe de Abdul.

Hubo un silencio durante unos segundos y a continuación se oye

- Vale, quiero una furgoneta en la entrada y el camino libre hasta el aeropuerto donde me espera un avión.

- Ya vamos entendiéndonos, veré lo que puedo hacer – responde el comandante.

- Tiene una hora o empiezo a matar gente, ¿entendido? – añade Abdul mientras cuelga.

El comandante empieza a hablar con su cliente para ver si puede conseguir algo que pueda hacerle ganar más tiempo

Cincuenta y cinco minutos más tarde

- Hola Abdul, mira tengo la furgoneta, está de camino (falso, el cliente se negó a ceder ante las exigencias de Abdul) pero necesito saber que los rehenes están bien – dice el comandante.

- Te crees que soy tonto, no hay furgoneta y están bien, de momento, dentro de quince minutos ya veremos – le reprende Abdul muy irritado.

- Relájate, no creo que seas tonto ni mucho menos, de hecho creo que eres muy listo y nunca insultaría tu inteligencia – comenta el comandante con mucha tranquilidad.

- Más te vale, te quedan doce minutos para cumplir con mis exigencias – ordena Abdul.

- Mis jefes quieren un acto de buena fe por tu parte, suelta a algún rehén – explica  el comandante.

- OK, te daré a 5 alumnos pero ninguno más – responde Abdul nervioso.

- Eso está bien, gracias por colaborar – añade el comandante.

Abdul vuelve a donde está Logan,

- Pronto saldremos y podremos seguir donde lo dejamos

-  Ni en sueños me iría contigo – le increpa Logan con soberbia

Mientras tanto en el control improvisado, el comandante intenta ponerse en contacto con su cliente para que le autoricen lo de la furgoneta, cuando está a punto de agotarse el tiempo dado por Abdul, se oye un disparo dentro del centro, el comandante sale de la carpa de control corriendo y ve a gente que sale corriendo por la puerta principal, son alumnos, momento que aprovecha el equipo de asalto del ERAG para irrumpir abatiendo a dos de los secuestradores y reduciendo al resto.

- Comandante tenemos al comando hostil, pero sin rastro de Abdul o Logan – comunica uno de los agentes del ERAG.

- De acuerdo chicos, revisaré el gimnasio – añade el comandante.

Cuando se acerca al gimnasio ve salir a Abdul, y grita

- Quieto Abdul, las manos dónde las pueda ver

- Tengo a Abdul en el gimnasio – comunica el comandante mientras apunta a Abdul.

Unos minutos después aparece unos agentes que cogen a Abdul y se lo llevan, cuando el comandante va a registrar el gimnasio, se abre la puerta y se ve a Logan saliendo con la mano en el abdomen, se para mirando al comandante, sonríe e inmediatamente se desmaya dejando al descubierto una herida de bala en el abdomen. El comandante corre hacia él y le presiona la herida mientras comunica por el comunicador que acceda un equipo sanitario avanzado para retirar a Logan y trasladarlo al hospital.

Su estado es grave ya que ha perdido mucha sangre y se cree que ha alcanzado el bazo.

En el interrogatorio no logran sacarle información a Abdul, pero deciden ponerlo a disposición judicial, cuando llegan a los juzgados de Plaza Castilla una multitud de periodistas esperaban a las puertas del juzgado, dos agentes de la policía nacional lo escoltan entre la multitud de periodistas, en ése momento gritan el nombre de uno de los agentes que se dá la vuelta y de repente Abdul cae al suelo con un impacto de bala en la sien, los agentes empiezan a revisar el perímetro y los periodistas empiezan a correr aterrados por la supuesta presencia de un francotirador.

- Objetivo eliminado – aparece en el teléfono móvil del cliente.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tecnico superior de telecomunicaciones, pero trabajo de reponedor en un supermercado me gusta escribir y ya tengo publicado en Amazon dos libros

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta