cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Barrido por un gigante
Varios |
09.10.18
  • 4
  • 4
  • 372
Sinopsis

"...El campo fue barrido por un gigante. Ellos lo vieron."

Muchas veces leí cuentos e historias sobre gnomos y gigantes, duendes de toda clase. Y además encontré en artículos periodísticos o de investigación que alguien aseguraba que detrás de tales ficciones había una conexión con hechos reales. Sin embargo, nunca di mucho crédito a los mismos.

Una tarde salí a dar una vuelta en automóvil con mi hija de cinco años. Llegamos a un lugar donde, al borde de la ruta hay un puesto de frutas y verduras donde venden los productos cultivados por la población local. Me detuve a conversar con los dueños, mientras mi hija jugó con los niños de su edad, nietos de Rica, la dueña. Disfrutamos de una media hora interesante, entretenida. Registré con mi cámara de fotos los campos vecinos. Plantaciones de vid y frutales se extienden a un lado y otro de la ruta principal que conecta la capital con las principales ciudades del centro del país y del norte. Algunas coníferas y eucaliptos protegen las plantaciones de los vientos, y las rosas, son testigos de las posibles pestes que pueden afectar a los viñedos.

Pregunté por algo que me llamó poderosamente la atención. Una franja de las plantaciones estaba inclinada de este a oeste. Un hombre mayor que escuchaba la conversación interrumpió y relató cómo un feroz viento, el día anterior, había barrido todo un sector de tierra, dejando la visible huella que capturaré con mi lente.

El destino, para ese día, era un lago creado por la mano del hombre. Una represa lo contiene y permite, a voluntad, derramar el agua al cauce después de la muralla de concreto. Bordeando el lago hay una suerte de bosquecillo de coníferas y otros árboles que crecen sobre la costa y más allá. Tras llegar y apreciar el paisaje, descargué la caña de pescar y nos sentamos a contemplar la tranquilidad del espejo acuoso. Mi hija con su caña para pescar mojarras me dijo: “Sabes pa, los niños de la frutería me contaron que ayer vieron a un gigante barrer los campos”.

‒ Ah, si… El señor mayor, el que tenía bigotes y cabellos blancos, me contó que ayer un fuerte viento inclinó los arbustos de la zona.

‒ No pa… No fue el viento. El campo fue barrido por un gigante. Ellos lo vieron.

‒ ¡Lo habrán imaginado…! –le dije.

‒ ¡No! Lo vieron… Les contaron a sus papás. Y ellos también lo vieron. Pero les pidieron que no lo contaran. Es un secreto.

Pedro Buda 

*Este cuento forma parte del libro "Variaciones sobre vientos"

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Francesc, Carlos y Pedro: les estoy muy agradecido por los comentarios vertidos. Me motivan a seguir trabajando, es decir, haciendo esto que me gusta, tratando de aprender siempre. Gracias.
    Un relato perfectamente bien escrito. Ciertamente eres un señor escritor. A veces la realidad se mezcla con la fantasía humana. Pues esto mismo ha pasado desde la ODISEA respecto a vientos huracanados que se confundieron con el gigante de la cueva.
    Muy buen texto. Los hombres constantemente vemos cosas, verdaderas o figuradas. Saludos
    Me ha encantado por la prosa ligera y bien narrada. El final me gustó. ¡Es un secreto!
  • Esto no es una sinopsis, pero es el punto fuerte de la historia:“…dicen que lo encontraron sentado en la profundidad del arroyo y con una mano tendida hacia arriba, como tratando de alcanzar una rama. Su caballo de tiro estuvo en el lugar parado más de tres días; por eso lo encontraron al viejo. Escalofriante, ¿no? Varios días lo buscaron más de 100 personas en junio del 55’.”

    Sobre el Molino Victoria, hoy abandonado, se cuentan diversas historias y muchas son las cosas que realmente se conocen. Sin embargo, hay más de lo que no se sabe y solo llegan a nuestros oídos por el obsequio que nos hacen las voces de algunos que se animaron a contar, y de otros que decidieron investigar a fondo.

    En todo barrio hay una casa abandonada. Y al rededor de ellas siempre se tejen historias. Algunas pueden ser ciertas y otras no. Pero... ¿cuánto conocemos nuestro entorno?

    Un hombre se encuentra en la calle con dos niños. Uno de ellos llora desconsoladamente y el otro le cuenta al hombre la causa. Días después sueña con el niño que lloraba; éste, en el sueño, le dice "adiós".

    Estamos vivos cuando...

    Don Mario escucha en la televisión sobre la brutal muerte de una criadita a manos de su cuidador. Eso le recuerda su propia historia como criadito, las golpizas y la aceptación de todo eso como parte del folklore.

    Mariana es una criadita, una niña cuyos padres la pusieron a cargo de otros adultos, con mayores posibilidades económicas, quienes prometieron enviarla a la escuela y brindarle sostén necesario. Una siesta calurosa, asustada, trepa a un árbol y desconsolada llama a su madre, ante la insistencia del patrón de que suba a su falda.

    Don Jesús fue un criadito que conservó un libro donde figuraban los datos de niños, cuyos padres dejaron a sus hijos a cargo de otros adultos con condiciones económicas mejores. Su nieto, de niño, descubrió el libro y ahora, en su adultez, el abuelo le narra sobre el contenido del mismo y sobre su deseo de que el relato de la realidad no se maquille para presentarla mejor.

    Pequeños detalles nos hacen reír.

    Relato sobre un lugar que podría definirse como un santuario creado por la naturaleza tras haberse perpetrado allí un crimen pasional.

  • 38
  • 4.57
  • 155

Me considero un escritor pues parte de mis días están dedicados a esa actividad. Crear o recrear situaciones y personajes es un trabajo que disfruto realizar. Firmo, generalmente, bajo el seudónimo de Pedro Buda.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta