cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

9 min
Batalla del Río de la Plata (13-12-1940)
Históricos |
31.12.17
  • 5
  • 2
  • 3110
Sinopsis

El Tratado de Versalles prohibió a Alemania construir buques con más de 10.000 toneladas de registro bruto, además la flota alemana había quedado reducida a una escuadra sin mayor capacidad, que la de vigilar el tráfico marítimo en sus costas.

La necesidad de construir una poderosa flota se hacía evidente, pero en vista de las limitaciones, los ingenieros alemanes estaban obligados a planificar una flota diferente.  Se hacía imperioso diseñar un tipo de nave con las características de un acorazado, pero con las limitaciones que el tratado imponía.

Para ese efecto, utilizaron aleaciones muy ligeras pero de gran resistencia y en especial reemplazaron los remaches, por la soldadura de penetración.  De esa forma, el casco resultaba más liviano que cualquier otro barco de su época, con las mismas dimensiones.  En consecuencia, fue posible equipar a las naves con cañones de gran potencia de fuego, impensable en buques de la época con mayor calado.

Así nacieron los "Acorazados de Bolsillo", barcos con la versatilidad de un crucero, pero con la potencia de fuego de un acorazado.  Se planificaron tres barcos gemelos, el Admiral Scheer, el Deutschland y el Graf Spee, puesto en servicio en 1934.

Debido al bloqueo aliado, a Alemania sólo le quedaba como posibilidad aplicar el plan de operaciones del Almirante Raeder que consistía en sacar los acorazados de bolsillo para usarlos como buques corsario, azotando las rutas de navegación de los mercantes aliados.  El Graf Spee tenía esa misión y para el efecto Adolf Hitler despedía al Capitán Langsdorff en la Cancillería y más tarde el barco se hacía a la mar, desde su puerto de Willhelmshaven el 21 de Agosto de 1939.  Tres días después zarpaba el Deutschland rumbo al Atlántico.   El Deutschland (Alemania) era para Hitler motivo de preocupación, pues temía que algún día se diera la noticia del "Alemania" enviado al fondo del mar.  No pasaría mucho tiempo antes que ordenara cambiarle el nombre por Lutzow.

El capitán Langdorff tenía como plan de operaciones el navegar hacia el Atlántico sur, mantenerse en una ruta de espera frente a las costas de África y esperar la orden de iniciar operaciones contra los mercantes que recorrían esas aguas.  Lo abastecería el carguero Altmark, que estaba autorizado a cambiar de nombre, colores y bandera y tenía documentación para atracar en cualquier puerto neutral.  El estallido de la guerra ocurrió el 01 de Setiembre, en momentos en que el Graf Spee permanecía en su zona de espera en la línea Dakar-Puerto Rico.  A partir de ese día estaba en libertad de hundir cuanto mercante aliado o barco contrabandista de armas se pusiera en su camino, evitando enfrentarse con otros buques de guerra aliados, a menos que fuera absolutamente necesario.

El día 30 de Setiembre, frente a Pernambuco, encuentra y hunde al carguero inglés SS Clement de 5051 Tn.  Inmediatamente el Almirantazgo Británico puso en marcha la cacería de los barcos alemanes.

El día 5 de Octubre, avista y detiene al SS Newton Beach de 4651 Tn, y el día 7, detiene al carguero británico SS Ashlea de 4222 Tn, y lo hunde frente a las costas de África.  Un día después hunde al SS Newton Beach.

Por su parte, el Deutschland hunde al al SS Stonegate frente a Groenlandia y cuarenta y ocho horas después, frente a Terranova, intercepta al mercante estadounidense SS City of Flint, que llevaba material bélico a bordo.  Este buque es capturado y enviado a Alemania con una dotación reducida.

El día 17 de Octubre, hunde al Huntsman y el día 22 el Graf Spee detiene al carguero británico Trevanion de 5299 Tn y lo hunde.  El 4 de Noviembre Langdorff decide dirigirse hacia el Océano Índico.

El día 15 de Noviembre, detiene al buque cisterna Africa Shell de 706 Tn, en las costas de Lourenço Marques y lo hunde.  En Diciembre decide regresar al Atlántico.  Ese mismo día, el Deutschland regresa a Alemania atracando en el puerto de Gdynia, llamado entonces Gotenhafen.

El día 2 de Diciembre avista al vapor británico SS Doric Star de 10.086 Tn y lo hunde.  Al día siguiente encuentra al buque frigorífico Tairoa de 7983 Tn y lo manda al fondo del mar.

El día 6 de Diciembre hace un rendez-vous con el Altmark en las coordenadas 25.5º Sur y 24.5º Oeste.  Para entonces, ya se había encontrado con el Altmark 9 veces para aprovisionarse de combustible y transbordar prisioneros y este resultó ser su último encuentro.  En esos momentos, el capitán Langsdorff decide poner rumbo hacia el río de la Plata, para ocultar sus verdaderas intenciones de regresar a Alemania.

El día 7 de Diciembre el Graf Spee se encuentra con el vapor británico Streonshalh de 3895 Tn, que a la postre sería su última captura.   Llevaba ya más de 50 mil toneladas de buques hundidos.

El día 13 de Diciembre de 1939, el Graf Spee entraba en las aguas donde operaba la Fuerza G, al mando del Comodoro Henry Harwood, cuya misión era asegurar la ruta Montevideo-Rio de Janeiro, con base en las Islas Malvinas.  La flotilla de Hardwood estaba compuesta por los cruceros pesados Cumberland y Exter, acompañados de los Cruceros ligeros Ajas y Achilles.  De acuerdo a los informes de inteligencia, Harwood sabía que tarde o temprano, el acorazado de bolsillo entraría en aguas del Atlántico Sur y que le tocaría a él enfrentarlo.  La inteligencia había detectado también que, en Montevideo y Río de Janeiro, se realizaban grandes movimientos de víveres, bajo el control del agregado naval alemán y que no podían ser para otro, que para el Graf Spee.

Viendo el mapa, Harwood sabía que el buque alemán tenía tres posibilidades, llegar el día 12 cerca a Río de Janeiro, aproximarse a Montevideo el día 13, o moverse por los alrededores de las Malvinas el día 14.  Hardwood se decidió por concentrar sus fuerzas frente al Río de la Plata desde el día 10.

El día 9 de Diciembre la inteligencia naval alemana informaba de un convoy de cuatro buques en las costas suramericanas escoltados por un crucero.  El día 13 de Diciembre el Graf Spee avista los barcos en el horizonte.  Langdorff comete un error.  Piensa que los ingleses lo habían divisado y decide atacarlos, sin embargo los vigías británicos sólo se percatan de la presencia del navío alemán, 45 minutos después.

Los tres barcos británicos estaban formados en línea.  Probablemente Langdorff pensó que se trataba de un crucero de escolta y dos destructores que acompañaban al convoy y decide entrar en combate.  Viendo que podía quedar cercado entre los buques británicos y la costa, Langdorff decide desviar el rumbo hacia mar abierto y presentar combate.  El Exeter vira a babor para atacar desde el Sur.  Los otros dos buques mantienen rumbo norte.  El Graf Spee se encuentra entre dos fuegos y es alcanzado, pero sin mayores consecuencias.  Por su parte el Exeter recibe varios impactos que lo dejan muy maltrecho.  Langdorff ordena dirigir el fuego a los otros dos navíos y cambia de rumbo en dirección al estuario del Río de la Plata.  Los barcos ingleses están en muy malas condiciones y Harwood decide suspender el ataque hasta el anochecer.   Se intercambian algunos disparos sin mayores consecuencias.

El Exeter, incapacitado para abrir fuego, pone proa a las Malvinas y el Ajax que se encuentra en muy mal estado, junto al Achilles siguen al barco alemán que se dirige al puerto de Montevideo.  Segundo error del capitán alemán.   Langdorff pretende entrar a puerto a realizar reparaciones y dejar heridos, pero también está consciente de que está muy corto de municiones para forzar una posterior salida.  ¿Por qué eligió Montevideo y no Buenos Aires, donde habría podido recibir mejor apoyo?  Posiblemente, por desconocimiento de la situación política del momento.

El HMS Cumberland, procedente de las Malvinas se une al HMS Ajax y HMS Achilles, mientras en Montevideo y Buenos Aires los británicos hacen circular el rumor que una gran flota se había reunido frente al estuario del Río de la Plata.   En realidad se trataba de los tres buques mencionados, a los cuales, estando el Graf Spee en buenas condiciones, hubiera podido enfrentar, con buenas probabilidades de éxito.

De acuerdo a las leyes internacionales, el buque tenía 72 horas para realizar reparaciones antes de salir del puerto.  Las diligencias diplomáticas alemanas para extender el plazo no fueron más eficaces que las que realizaban los británicos para que se cumplieran con las leyes internacionales.   Bajo esas circunstancias, desde Alemania, Langdorff recibe las instrucciones de salir peleando o hundir el buque.  Específicamente recibe la orden de no permitir el internamiento del buque en Uruguay.  Langdorff sabe también que no tiene suficientes municiones para intentar una salida, en especial si hay más barcos esperándole.

El día 15 de Diciembre, 320 oficiales y tripulantes, incluyendo al Capitán Langdorff , bajan a tierra para enterrar a los muertos.

El día 17 de Diciembre, incapaz de poder dirigirse a Buenos Aires, la tripulación es transferida al barco alemán Tacoma y a otros barcos argentinos, los cuales posteriormente fueron internados en Uruguay pero enviados más tarde a Argentina.  El Graf Spee, se hace a la mar con una tripulación reducida y una vez fuera del puerto es abandonado.  A las 19:56, unas explosiones inician el fin del Graf Spee, que se incendia, escora y se hunde, dejando ver los restos, a ras de las aguas poco profundas. Langdorff y la tripulación, regresan a tierra.

El día 19, en su habitación en el Arsenal Naval de Buenos Aires, se suicida de un disparo en la cabeza.  El día 20 encuentran el cuerpo del marino, envuelto en la bandera del buque y una carta donde explica el por qué de su trágica decisión.  Sus restos fueron sepultados en el Cementerio del Norte, de Buenos Aires.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 117
  • 4.56
  • 57

Soy oncólogo con más de 40 años de experiencia. Nací en Buenos Aires. Vivo en Mar del Plata

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta