cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Bernarda
Amor |
02.02.20
  • 4
  • 3
  • 376
Sinopsis

Bernarda necesitaba compartir su vida con un hombre.

-La recogí anoche en mitad de la carretera. Borracha como una cuba.

La voz del hombre se colaba por el ventanal. Bernarda permaneció con los ojos cerrados, tendida en la cama. Olor a heno, a campo. Dolor de cabeza. La boca seca por la resaca. Las imágenes de la noche eran confusas. Había salido de copas con la intención de ligar, acompañada de su amiga Lina. Ésta tuvo suerte, conoció a un tío y se marchó con él, dejándola sola en el pub. Observó con envidia cómo bailaban, se besaban y acariciaban las parejas. El local estaba lleno, pero nadie reparaba en ella. En la barra había una docena de hombres solos. Ninguno la sacó a bailar. ¿Es que soy demasiado fea, gorda y vieja? La idea de quedar soltera toda la vida la aturdía. Cuarenta y cinco bien cumplidos. Necesitaba a un hombre al que amar. Bebió un cubata tras otro hasta emborracharse. El pub cerró y se vio en la calle. Hizo autostop. Un camión paró y ella subió. Ya no supo nada más.

Vió a un hombre en la puerta del cuarto. Rondaría los cincuenta años. No era precisamente el más guapo. ¿Me habrá violado este tipo? ¿Y si quiere raptarme o asesinarme? Con estos sicópatas nunca se sabe. Alargó la mano y encendió el móvil. Enviaría un mensaje a Lina, por si acaso. Él se acercó a la cama. Ella escondió el móvil y se hizo la dormida. El corazón le palpitaba. Entonces oyó una voz de mujer anciana que con cierta gracia decía:

-Necesitas una mujer, Rodolfo, y ésta parece sana y fuerte... Dale un beso para que despierte, como en los cuentos. Vamos, no seas tonto... 

Bernarda sintió los labios de él sobre los suyos. Saboreó el beso, le gustó y apagó el móvil.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Escribo para intentar ser mejor persona cada día.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta