cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Bob y Gertie, amigos imaginarios de Albert Davidson Hoffman, discuten sobre salir de debajo de la mesa hasta la cocina en un intento por corroborar si él está allí, obteniendo que su hermano mayor los descubra y causando una serie de ruidosos destrozos
Fantasía |
23.02.20
  • 5
  • 1
  • 649
Sinopsis

Título completo: Bob y Gertie, amigos imaginarios de Albert Davidson Hoffman, discuten de manera necia y silenciosa sobre salir de debajo de la mesa de la sala hasta la cocina en un atrevido intento por corroborar si él está allí, no obteniendo más que el que su hermano mayor los descubra y, en un posterior intento por huir, causando una serie de ruidosos destrozos así como el que su hermano mayor se tropiece del susto, escapando ellos primero de la cocina y luego del jardín de la casa e iniciando una nueva posible aventura en el mundo exterior

Hacía un día completamente caluroso, y Bob y Gertie habían llegado hasta la sala y ahora discutían en voz baja debajo de la mesa, ocultos por el mantel oscuro que se extendía hasta debajo y por la ropa del armario que habían usado para escabullirse.

Había sido una completa locura el que que Gertie, el amigo imaginario de color morado, gelatinoso y de un solo ojo, hubiera decidido atreverse a dar un solo paso fuera del bosque de algas escondido en la habitación de Albert, y todavía más el que se hubiera lanzado escaleras abajo, hasta la sala.

Su otro amigo, Bob, inteligente, de color verde y apariencia delgada, había tratado de detenerlo, pero había sido inútil. No es que Gertie fuera necio, más bien, era torpe, y no creía que alguien los descubriera, además de que quería asegurarse de que Albert, quien no los había visto en algún tiempo, estuviera allí afuera.

Pero cuando comprobaron que no estaba ni allí, se escabulleron fuera de su refugio en el cuarto y… bueno, Gertie quería echar un vistazo afuera, solo para estar seguro.

Había sido una suerte que nadie los viera, Bob caminando por detrás de Gertie, que se arrastraba silencioso a través de las escaleras, hasta llegar al piso de abajo y escurriéndose después pegados a las paredes.

El inseguro de Bob tenía mucho miedo y ya tenía tiempo reprochando a Gertie de que lo que hacía era una completa locura, él era el único que podía detenerlo, pero él no lo escuchaba. Siempre seguro, confiaba en que nada pasaría, y además, creía que constituía una nueva experiencia para ellos, porque nadie jamás antes se había atrevido a salir de la jungla de algas. Podrían presumirles a los demás amigos imaginarios de Albert que ellos se habían aventurado a ir más allá, sin que los descubrieran, y que habían gustado una probada del mundo de afuera.

-¡¿No te parece que ya hemos probado suficiente al caminar más allá de la habitación de Albert?!- decía Bob en voz queda pero regañando a Gertie debajo de la mesa, cuando este pensaba sobre si salir a la cocina a ver si allí estaba Albert.

-¿Por qué? - le respondía él, como siempre, en el más tono lento y fastidioso imaginable.

Bob, ya completamente molesto y asustado, le repetía por enésima vez:

-¡Dije que si no te parece que ya hemos probado suficiente al caminar más allá de la habitación de Albert!-

-No me parece así, Bob. Voy a ir a echar un vistazo, y entonces verás que Albert está allí- le dijo Gertie, con su tono de voz, que era lo contrario al de Bob, grave y nada apresurado, nuevamente y muy lento.

Mientras seguían discutiendo escondidos tras el mantel, habían venido escuchando ruidos que provenían de la cocina. Estaban seguros de que eran pasos, y de que, muy probablemente, la familia de Albert estaba en la casa, pero cada cual en sus habitaciones.

De modo que Gertie pensó en que no habría problema en si salía a ver, porque esperaba encontrarse a Albert en la cocina, aunque Bob le advirtió muchísimas veces sobre la insania que estaba a punto de cometer.

En ese instante, escucharon a alguien abriendo el refrigerador de la cocina, porque un aire gélido se oyó escapando del congelador. Refugiados seguros hasta entonces detrás del mantel, donde un calor asfixiante los hacinaba, Gertie pensó por su parte que ese alguien sería Albert, quien habría venido de la otra sala por una paleta helada para refrescarse.

-Voy a ver- dijo de pronto Gertie mientras levantaba el telón y salía del escondite, pese a las amonestaciones de Bob.

-¿Qué?- respondió Bob.

Se había equivocado, efectivamente, y, en un segundo, se habían expuesto a la vista del hermano mayor de Albert, quien había bajado por algo de limonada. Él los miró saliendo de la mesa de la sala desde la cocina y, se asustó tanto, que dejó caer la jarra y el vaso de agua que sostenía en sus manos, causando que se resbalara con el agua, y una enorme explosión de cristal y otros utensilios que se escuchó por toda la casa.

Bob había tardado en reaccionar ante toda la rápida escena, y solo un grito:

¡Noooooooooooooo!-

se escuchó de su parte otro segundo después.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy el escritor transparente. Tengo 21 años de edad.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta