cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
BORIS, EL ACORDEONISTA DE LA TRISTE MIRADA.
Drama |
16.02.14
  • 5
  • 1
  • 1188
Sinopsis

La sensibilidad de un vagabundo que en vez de recibir es capaz de obsequiarte con su mejor música sin pedir nada a cambio.

 

                   BORIS, EL ACORDEONISTA DE LA TRISTE MIRADA.

 

Ha vuelto a desaparecer el misterioso acordeonista que se apostaba en la pared del  supermercado, interpretando su retahíla de melodías de los más antagónicos estilos y orígenes, a  cambio de unos céntimos que solo unos pocos receptivos e incondicionales de la música, echaban en su cajita de cartón, sin apenas mirarle a los ojos.

El intérprete de tez morena y mirada triste, agradecía con una leve sonrisilla el gesto de alguna azarosa anciana que cargaba a duras penas con su carrito de la compra y dirigía su mano trémula hacia el receptáculo del exiguo tesoro, ocultando con sus dedos la calderilla, en un vano intento de disimular la pobre cuantía de su aportación. Es igual, él, sin mediar palabra, le haría una leve reverencia y la agasajaría con una nueva melodía española del tipo "Que viva España" o "Los pajaritos"  y seguiría, agradecido, con sus ojos el renqueante caminar de la dadivosa viejecilla enlutada.

¿Dónde estará el menesteroso de atuendo deportivo de bazar oriental, que accionaba el teclado con soltura, mientras acompañaba su modesta y mal aprendida pieza musical con un acompasado y grácil meneo de cabeza?

Tal vez no vuelva a escuchar ese tango gardeliano "Por una cabeza" con el que un día me obsequió incrédulo, ante el hecho de que yo conociera su existencia. Desde entonces, él no me ha olvidado; en cuanto advierte mi presencia a lo lejos, suena para mí la hermosa melodía rioplatense que un día sonorizó la extraordinaria e inmortal película de Spielberg, "La lista de Schindler".

¿Qué habrá sido del bohemio venido del Este, que tras uno de sus mutis, apareció acompañado de un saxofonista soprano, al que, ante mi súbita presencia alertó con el codo, dando paso a un inmerecido homenaje hacia mi persona, por el módico precio de veinte céntimos?

Echo de menos la atmósfera parisina que generaba el taciturno búlgaro con los arpegios de su acordeón; ahora "Bésame mucho", más tarde "Si yo fuera rico" y luego, otra vez "Por una cabeza" si es que yo pasaba por allí. Así hasta hacer recuento de los dos o tres euros recabados durante una alegre y calurosa mañana de verano, bañada de melancólica nostalgia por su lejano arrabal cíngaro que un día abandonó con la esperanza de volver siendo "el tuerto en el país de los ciegos". 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bello relato.
  • Trata de la visita evocadora de alguien a un lejano pasado, descubriendo que el tiempo no existe para los personajes de literatura, que habitan pacientemente entre las páginas de los libros, a la espera de que alguien vuelva para hacerlos protagonistas de sus pensamientos.

    Trata del reencuentro de un joven nostálgico con los fantasmas de su pasado y la lectura de un libro que le hará cambiar la idea que tenía sobre el paso del tiempo.

    Cuenta la terrible historia de un asesino despiadado, capaz de dar muerte a toda una familia por unas pocas monedas.

    Es una historia verdadera y escalofriante, que muestra de lo que una persona es capaz de hacer por amor.

    Retrato costumbrista de los pueblos de España has ta la década de los '70, donde la muerte mostraba el dolor a través de un abanico de gestos y figuras hoy ya desaparecidos para pesar de los que amamos lo atávico en blanco y negro.

    Murphy y su ley nos pueden conducir directamente al desastre. ¿Realidad o ficción?

    Para los apasionados de las fotografías antiguas. Es un paseo por el pasado de aquellos que amamos sin haberles conocido.

    La sensibilidad de un vagabundo que en vez de recibir es capaz de obsequiarte con su mejor música sin pedir nada a cambio.

    Para los apasionados de las fotografías antiguas. Es un paseo por el pasado de aquellos que amamos sin haberles conocido.

    Narro las vivencias de mi niñez en mi escalera, habitada por gente corriente que no pasará a la historia, pero que son parte necesaria de ella. Todos ellos tenían algo en común: la humildad. Representan lo más variopinto del paisaje de la España negra de posguerra.

  • 11
  • 4.29
  • -

Recreo paisajes cotidianos

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta