cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Borrar o no borrar
Amor |
25.09.10
  • 4
  • 6
  • 2423
Sinopsis

Hay un grupo más, Miranda: el de los que borran sus aportaciones, los "borrones" los podríamos llamar. Un día de estos habrá que hacerles un estudio, a ver si averiguamos qué les pasa. V.V.A.A.

TO ERASE, OR NOT TO ERASE, THAT IS THE QUESTION!

(Traducción traidora. Sorry)

........


“Borrar o no borrar, esa es la cuestión... ¿Qué es más noble, sufrir la dependencia de los técnicos comentaristas cuya opinión, no consultada, toma riendas de poder diseccionador que escapan a los límites del administrador; sufrir credenciales de superioridad, y que el alma del escritor que nada espera salvo compañerismo, y no el océano de la prepotencia y de la burla, cuando a un estudio histórico o narración digna, siempre arriesgada empresa, se le flamea el entusiasmo con befas de divorcio -que para suerte de unos y desdichas de otros ya establecieron los romanos, siendo el Tudor un simple imitador- o spa en casa Usher con moho en las piscinas, creando psicosis de Norman Bates y Peter Panadas de Hansel y Gretel, o mostrar aversión por ciertos “instintos básicos”, y luego pegarse una disertación “innefabilis” e ininteligible, más larga que la Cuaresma, como protagonista autorizado por la Dirección de Sanidad Pública para la Mente Humana –por supuesto, ¡no iba a ser para la canina!- sobre cómo interpretar la “Ironía básica” en textos que no pretenden más que alegrar alguna que otra neurona , u oponerse en todo y por todo “a todo”, olvidando quizás, o teniendo a todo quisqui por tonto, que todos sabemos el peligro que entraña exponer sentimientos en las WEBos públicas, y que así cesen?

Escribir, dormir,... nada más! ¡Y decir que con un sueño damos fin a las riñas, puñetazos y heridas virtuales, herencia de la carne, y cuyos motivos ignoramos, y decir: ven, poesía, ven narración, yo te deseo, pese a que el desvarío de aquél que lo lea, movilice un ejército léxico de contradicción que reproche al Poeta o al “Escribidor” conductas, prédicas y los "rebufes hervorosos" de su gráfica transfiguración, que sin buscar Parnaso, ilusionaron su visión!.

Seguir escribiendo, morir por escribir, dormir, dormir... ¡Soñar acaso! ¡Qué difícil! Pues ante el sueño de la literatura, la muerte, que se agazapa en el silencio, Parca que no escribe pero lee, sus reproches justifica, indiferencia concede, interrogantes suelta, frivoliza las pasiones, y con su guadaña se libera del nudo que atranca su garganta, hasta que suelta la insinuación que abruma la altura moral de la ilusión.

He ahí la razón por lo que pudo ser longeva fantasía que levantara castillos a la afición llega a ser desgracia de las WEBos. ¿Pues quién podría soportar los azotes y las burlas del mundo, aunque sea virtual, la injusticia del sarcasmo tirano, la afrenta del soberbio, aunque hable o calle, la angustia del amor que conllevan las letras despreciadas a la espera de un juicio que puede ser arrogancia de quien todo se lo toma al pie de la letra, y la humillación de que al sentir sobre su sentimiento, (y que como muchos hombres y mujeres que no buscan protagonismo, sino compartir sensibilidades que equilibran su corazón por medio de la palabra), no sean tomados en serio, se les aceche con criterio de selección, se les aplique la ley del talión, y criterios de Eurovisión “si no me lees no te leo yo”, y de la admirable visión que ellos vieron en su “texto de vida e ilusión”, dispute y reproche reciba cuando de alguien recibió, quizás inmerecidamente, (nadie es perfecto ni escribe mejor) amistosa valoración.

¿Quién puede soportar tanto? ¿Gemir tanto? Poner intermedio de frivolidad, que siempre posee versiones contradictorias, ¿cómo negarlo?, a su pasión, cuando hay muchos que disfrutan como enanos viendo que frente a su digno empeño, alguien pierde el papelón. ¿Cómo llevar de esta vida de las WEBos una carga tan pesada, cuando tal vez, al entrar en ella, concibiera, equivocadamente, -pues, frente al humano semejante tan a menudo ocurre que a la amistad se le llame complicidad- concibiera, he de repetir, no amiguismo, ni del egoísmo mediocre el aspecto del “paripé”, ni el cuánto me gustas, ni el siempre te he de leer?

Nadie niegue que por ese algo que se guarda tras la fantasía y la ilusión de nuestros textos –ese país por descubrir, a cuyos confines todo viajero de las letras retornar siempre quisiera- confunda la voluntad de que hacerse paciente ante la crítica conlleve también un vuelo hacia el exabrupto y el atómico estallido, humano mal muy conocido, y siempre remediado, cuando del desatino que lo origina se toma la tila que la reflexión destila, y si la redundancia escandaliza, interpretarlo, con humildad y sin queja de “mala poesía", porque siéndolo, también tiene su rima, y así de la tila su valor no se debilita.

La conciencia, así, nos hace a todos valientes y cobardes; y, así, el natural color de las resoluciones que acarrean el dejar, mostrar o llevarnos nuestras letras, esas que manan en las tenues sombras del pensamiento, y, así, “empresas, para todos, sin distinción, de importancia y de gran valía”, porque nuestro corazón, víscera incontrolable, nos las dicta. Y si llegan a torcer su rumbo, de una WEB a otros WEBos, o a editoriales papeleras con sus ansiados “becerros áureos”, consideremos que, ya se dijo, humanos somos, el nombre de toda acción- sea estallido, alboroto, vilipendiada guerra, cadenas, suavizaciones, abstención, gozo, civismo, manía persecutoria, desquite en la derrota, prepotencia en la conclusión, derechos, secretos contactos, fingimiento, lamentación, pretensiones imperiales, pataletas, barricadas ante nuestro balcón palaciego o nuestra choza, exilio, aliados, golpes sincronizados, patriotismo vejado, asumida arbitrariedad, ilusiones excesivas, madurez soñada, título excomulgado, defección, apaciguamiento de altercado, risas, burlas, regreso imaginariamente triunfal o tímido y callado, tufo de traición, hacerse el longuis cuando el nervio se vio alterado, impaciencia revolucionaria, ser más noble porque más compilamos, hallarnos muertos en la calle del Sabio, del Salero, del Listorro y del Garbo, y hasta lograr salvarse huyendo por lo tejados, ¿alguién nos puede negar el derecho al disfraz, a la metamorfosis kafkiana, a sentirnos no sólo cucarachas o gusanos, sino también tigres, panteras, y maulladores gatos?- ¡de todo merecemos!

Pero, silencio, la hermana Ofelia llega, la loca de las WEBos, ninfa en sus plegarias, jamás olvidéis nuestros pecados: ¡nos place, por hambre de letras, el oxímoron (en griego “oxys”: fino , y “moros”: estúpido), somos buenos y malos, somos críticos, a veces silenciosos, y much@s nos creemos artistas y humildes, aunque eso también exige mucho porque nos embota y revuelve la chola, y somos sombras y borrones que nos vamos (cuando no hacemos falta y nadie nos echa de menos, ¡faltaría más!: para qué repetir aquello de que “nadie es impresc...) y luego volvemos a las WEBos, o huimos despavoridos, ya se dijo, como gatos por los tejados, o fingimos irnos, y no nos vamos; y de las manazas pasamos al sueño, ¡tan dulce! ¿quién no lo tiene?, de hacer manitas con quien más nos guste –todos los apetitos caben, sean héteros, homos, o lésbicos, aunque, ya se espera, genere críticas tal suposición- si bien acabemos yéndonos puros al tálamo. Y, por fin, nos ponemos a escribir todos porque en realidad es lo único que tenemos en común en este tipo de WEBos. Y, oye (como ya dijo alguno), todo el mundo tiene algún defecto, ¿no?...

********

¡Ah!, se me olvidó: éste no lo borro- st.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bueno esta pagina, pienso, es para todo, pero para qué comentar con mala leche?
    Entiendo lo que dice _None_ y entiendo lo que dices tú (y Zenón) y las dos posturas me parecen razonables. Yo decía lo de usar el foro para evitar este tipo de conflictos. Has sido muy duro con ella, no sé si tienes motivos. ¿Sería muy molesto para ti que te recomendara mesura? Si me atacas a mí, no pasa nada. Tengo las espaldas anchas y además no acabas de dar en el clavo. No es tan fácil, amigo mío, pasar de la superficie de las cosas. Quizá es lo que te falta: profundizar, saber escuchar/leer a los demás y sintetizar lo que de verdad importa. Todo lo demás lo tienes de sobra.
    yo adoro crear historias y ahora lo he intentado con mi primer poema, las criticas es mejor que sean constructivas ya que si no pueden incluso desmoralizar al escritor mas experimentado. soy un novato en esto de escribir, pero adoro hacerlo. aunque las criticas fuesen todas malas yo jamas renunciare al gozo de escribir y crear una historia o desnudar mi alma con un breve y hermoso poema. si tengo algunas faltas de ortografía que intento evitar con varios correctores onlines. y la falta de algunos puntos y comas distrae a los lectores. pero al menos hago lo que real mente deseo hacer, escribir. así que stavros tu sigue así y no te desanimes, que al fin y al cabo son tus creaciones y no creo que debieras borrarlas.
    Lo siento, no he sido capaz de leerlo entero, pero tranquilo, no comento por comentar, solo quiero decir que... no es hora de acabar con esto ya? Estoy harta de estos textos. Mail, chicos, existe el mail
    Me quedo con el primer párrafo por lo que me toca. No me gusta este tipo de texto por mucha chispa que le añadas.
    El más bello alegato que se haya hecho nunca a la facultad de borrar textos en un foro literario virtual con sistema de valoración basado en estrellitas.
  • LOS NIÑOS TIENEN -CENSURADO- LAS NIÑAS TIENEN -CENSURADO- ¡¡OK!!

    Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. ¿Seguro?...

    Casi 5000 refugiados sirios y demás [entre ellos cientos de niños] ahogados en el Mediterráneo en lo que va de año. Asesinatos y bombardeos convirtiendo una parte del planeta en una escabechina. Miles de animales inocentes [galgos, etc, sacrificados en las perreras]... ¡Mi madre, y ahora todos a celebrar las Merry Christmas! ¡Cómo está el mundo, Facundo! ¡Increíble pero cierto!

    Saludos con humor, "compis", ahora que hemos vuelto a sufrir el anatema del "laburo" (quien lo tenga, claro está).

    Es una variante "más condimentada de mi viejo "TR ERRE QUE ERRE" que trataba sobre la obsesión de las estrellitas en esta web. He leído el texto de J.M. Bartolomé y me ha gustado, así como la valoración que le ha dedicado J.M.Boy. Los "blogs" proliferan, en efecto, y como más o menos dice Boy: son los nuevos monstruos que están devorando las cartas de nobleza de otros valores que antes nos enriquecían. El "bloguero", hoy, es el nuevo Erasmo, siempre a la espera de la lisonja comentarista. Y como dijo no sé quien: "el que espera desespera". ¿Blogs? ¡Sí! Comentarios a porrillo, sin ton ni son, ¡"chalaura" al canto! ... También es bueno tomárselo con humor, a fin de cuentas son los gajes del siglo XXI. ¡Saludos!

    ¡El tormento exquisito, jeje!

    Gracias Pielfría (Christian),Umbrio, P.Castelao, Alexdz74, GuillermoGTO, por vuestros comentarios... Y a todos. Un gran abrazo-------- A.D.A. San Francisco de Asís Caja Murcia , nº de cuenta: 2043 0316 33 2001204607 PERRERA HELLIN AYUDA DIFUNDID: SE MUEREN DE FRÍO Y DE ABANDONO EL AYUNTAMIENTO NO AYUDA

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta