cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Breakfast Club
Reales |
20.05.11
  • 0
  • 0
  • 1414
Sinopsis

Un nuevo huésped lleva a un curioso hotel neoyorkino.

Al fondo del pasillo se abren las puertas del ascensor. Andrew, todavía con la tarjeta electrónica en la mano, a punto de entrar en su habitación, se detiene y se vuelve. La curiosidad le puede. Sonríe. Por la identidad del personaje que acaba de irrumpir. Y cómo no, por los agentes de seguridad que le rodean.

Se acerca unos pasos, haciendo caso omiso de los rostros amenazantes de los guardias. Le tiende la mano a su nuevo vecino. Se presenta. Andrew Auernheimer, dice. Encantado. Éste parece sorprendentemente amistoso, le devuelve el saludo en un más que correcto inglés, y se muestra interesado en los detalles del hotel. En el día a día, en los huéspedes a los que quizá pueda incomodar su presencia. Andrew ríe, le dice que no se preocupe, al fin y al cabo éste no es un lugar común, ya lo sabrá, y le propone bajar a la sala común en cuanto se haya acomodado. Hará un par de llamadas para que todos estén ahí.

Andrew llegó hace semanas. Tantas, que se ha ido acostumbrando, e incluso empieza a disfrutar de su estancia. Al fin y al cabo se trata de un lujoso hotel en Manhattan, con todo tipo de comodidades. Sí, no puede poner un pie fuera del edificio, pero a decir verdad, antes de entrar ahí, en sus fructíferos años como hacker, tampoco veía demasiado el sol.  

Ocho personas alrededor de la mesa. El camarero deja las bebidas y se aleja, sin mediar palabra. Uno de ellos le llama, y le entrega una generosa propina, después de susurrarle algo al oído. Andrew pasea la mirada por la concurrencia, aquellos hombres erguidos, imponentes, exitosos hasta que un buen día todo se torció, y acabaron en aquel hotel, formando parte de aquel curioso grupo. Su Breakfast Club particular. Todos estudian al nuevo.

Éste explica su versión de los hechos, y si alguno no le cree o no simpatiza con él, finge de maravilla. Luego beben y al poco ya ríen todos, haciendo bromas sobre la situación. Sobre la prensa, que rodea el lugar. Sobre las barbaridades que han llegado a leer. Alguno comenta, en tono jocoso, que ha visto por Internet un vídeo de los hechos. Una simulación. La muchacha arrastrando el carrito por el pasillo, luego abriendo la puerta de la habitación, para encontrar ni más ni menos que al director del Fondo Monetario Internacional, totalmente desnudo y listo para la acción. Ríen de nuevo, y siguen bebiendo.  

En algún momento de la noche, Andrew se acerca al nuevo huésped. Es un buen sitio para pasar una temporada, le dice. Son buenos tipos, alguno de ellos bastante divertido, todos interesantes. Suficientemente interesantes para estar aquí, y no en la cárcel. Todos han cometido algún pequeño error, pero quién no. El otro asiente. Creo que subiré a la habitación, dice, mi mujer está al llegar. Y se incorpora. Le tiende la mano a Andrew. Nos vemos mañana.

Los miembros del Breakfast Club de aquel peculiar hotel neoyorkino, cárcel improvisada para quien pueda permitírselo, le ven alejarse y comentan en voz baja lo que no se han atrevido a decir en su presencia. Pocos le juzgan, sin embargo. La mayoría tienen demasiados esqueletos en sus propios armarios.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Un nuevo huésped lleva a un curioso hotel neoyorkino.

    Una pequeña reflexión sobre por qué los políticos nos engañan y roban como lo hacen

    Nervios, tensión, un hombre listo para el gesto heroico de una vida, de muchas vidas...

    Un cine cualquiera en un futuro demasiado cercano...

    Túnez. Enero 2011. Dos hombres aguardan en un coche frente al banco central. Ven entrar a la mujer a la que han estado siguiendo desde hace días...

    Carolina del Sur, Estados Unidos. Septiembre de 2010. Un padre le hace un regalo a su hijo de catorce años. Del resto de la historia nos enteramos meses después...

    Un pintor se embarca en el reto de su vida, harto de retratos y cuadros vacíos, decide, finalmente, crear...

    El depredador acecha a su presa, estudiándola, esperando el momento de atacar... Pero a pesar de todas sus precauciones, nada saldrá como tenía pensado.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta