cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Buen trabajo
Varios |
20.11.13
  • 4
  • 5
  • 2585
Sinopsis

Quien se la juega...

Recibo el mail de confirmación, compruebo  la dirección. Me doy una ducha, utilizo jabón neutro. Me visto entero de negro, cojo las herramientas. Salgo de casa, me dirijo al aparcamiento. Entro en mi Lamborghini Diablo del 99, pongo ruta a mi destino. Aparco a un par de manzanas.

Son las siete de la tarde, es Noviembre, ya está muy oscuro.

Compruebo la calle, los alrededores, miro a través de la verja, verifico que no hay nadie.Salto el muro sigilosamente, me acerco a la puerta de entrada, muy agachado. Saco mis ganzúas, en un abrir y cerrar de ojos abro la puerta y desconecto la alarma. Cierro la puerta. Reviso las paredes, compruebo la colocación de los sensores de movimiento, entro en todas las salas. Busco vías de escape, calculo distancias, alturas, puertas y ventanas. Aún tengo tiempo. Conecto de nuevo la alarma, entro rápidamente en el dormitorio, me meto en el armario y entorno lo justo la puerta. Espero paciente.

Son las nueve de la noche, se acerca la hora.

Se abre la verja, se oye un coche entrando. Alguien se baja de él y cierra la puerta. Entra en casa, desconecta la alarma y sube las escaleras. Entra en el cuarto. Le veo, es un hombre de unos cuarenta años, aproximadamente de metro ochenta y noventa kilos. Robusto. Se sienta en la cama, se quita los zapatos y los pantalones. Se levanta y los deja en la silla. Es el momento perfecto, está de espaldas y lo tengo a menos de un metro.

  • ¡Marc pon la mesa, que la cena ya está!
  • ¡Un momento!
  • ¡Ni un momento ni ná!

Se abre la puerta de mi habitación. Entra mi madre. La miro. Ella sí que da miedo. Con su bata rosa que debió heredar de su abuela, su zapatillas rojas de invierno y esa cara de rabia con los ojos inyectados en sangre.

  • ¡Apaga eso!

Al volverme hacia la pantalla de mi PC, el jefe de la mafia siciliana ya me había sacado del armario y me había pegado un par de tiros.

  • ¡Joder Mamá, ya me han matado otra vez por tu culpa, lo tenía, estaba a punto de pasarme la última misión! ¡Gracias, buen trabajo!
  • ¡Ni buen trabajo ni leche, y no digas palabrotas o te doy un guantazo! Anda a poner la mesa.
  • ¡Bla, bla bla… pesada!

Tuve que apagar el ordenador y bajar a poner la mesa. Y con los cinco dedos de mi madre marcados en la cara de propina.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 30
  • 4.45
  • 407

Siempre me ha gustado escribir, aunque nunca lo he compartido con nadie. Este es un primer paso. Saludos.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta