cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
BUSCO A MI ASESINO
Terror |
01.11.18
  • 4
  • 2
  • 1016
Sinopsis

Contado en primera persona, se trata del relato de un compañero que nos pide ayuda desde el otro lado para encontrar a su asesino y poder así descansar de una vez.

Me dijo que lo haría muy rápido, eso me proporcionó cierto alivio. Minutos después escuché sus potentes pisadas resonar en el siniestro pasillo.

Con un chirrido del cerrojo se abrió la puerta lentamente, desde mi silla en la que estaba fuertemente amarrado pude ver su alta y corpulenta figura, me asusté al no ver una pistola en su mano, en cambio me aterró divisar el largo machete cuyo filo relucía a pesar de la sórdida iluminación.

Comencé a gritar al primer corte, me lo dio en el muslo derecho, pensé que me había cercenado la pierna, pero ni tan siquiera había rozado la femoral; ahora sí que me aterroricé de verdad al comprender que aquel loco sabía muy bien lo que hacía.

El segundo corte tampoco fue muy profundo, cruzó el pecho con un mandoble sesgado, uno de mis pezones salió disparado.

Una pieza dental se desprendió por la fuerza con que apreté mis mandíbulas.

Cuando le supliqué soltó una terrible y sonora carcajada. "Solo te he marcado un poco", dijo. "Ahora viene lo bueno..." Y de nuevo la carcajada. Me dio la espalda y dejó el enorme machete sobre una mugrienta mesa, seguidamente enchufó algo que no pude ver bien, no hasta que lo tuve sobre una de mis rodillas, taladrando inmisericorde la rótula, parte del fémur y algunos tendones.

No sabía si me dolía más el pezón arrancado o la pierna hecha puré.

Cuando vi venir el taladro, girando despacio hacia mi boca, traté de tirarme de la silla, pero ya no tenía fuerza en una de mis piernas, en realidad ninguna me respondía.

Recé para que me desmayara lo antes posible, y como si Dios me hubiese escuchado el gigante detuvo su mano a poco centímetros de mis dientes, pero sin dejar de accionar la broca que giraba lenta pero inexorable.

Se retiró y sonrió malévolo, al no poder bajar la cabeza no seguí la dirección del taladro al punto exacto de mis piernas...

Pero sí que lo sentí, y fue tal el grado de dolor que por fin, gracias a Dios, me desmayé.

Me decapitó estando desmayado, pero desperté con el hachazo y pude ver mi testículo agujereado mientras mi testuz caía al suelo chorreando sangre por el cuello cercenado.

No pude verle la cara, y esto me tiene atrapado en este otro lado. Merodeo por el siniestro pasillo de forma subrepticia para pillarlo, pero no aparece.

Si alguien me puede ayudar lo agradeceré, se trata de un tarado que asesina jóvenes de forma terrible en un cuarto de las cloacas. Dejen una nota. La leeré y acabaré con ese malnacido.

Si les confundo con él les pido disculpas.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Crudo, sin compasión.
    La trama del relato, es lo que se dice en muchos casos en la teoría espiritista. Gente que ha mujerto antes de hora, o que les ha sucedido algo terrible que los ha lanzado al atro lado, y que sus energías se manifiestan de alguna forma. Un relato tremendo e impactante.
  • Recuerdo del primer amor.

    Contado en primera persona, se trata del relato de un compañero que nos pide ayuda desde el otro lado para encontrar a su asesino y poder así descansar de una vez.

    Dos hermanas acuden a las fiestas de la capital de su provincia en medio de la alarma social generada por la desaparición de adolescentes como ellas.

    Existen días en que todo parece cambiar a tu favor, la euforia te embarga y vives plenamente, a tope, con alegría, aunque con cierto temor a que se acabe lo bueno.

    Germán tenía pánico al dentista. Cada vez que tenía que acudir se ponía enfermo de ansiedad, miedo, sudaba sin parar. La endodoncia era el tratamiento que más terror le producía; El día de la cita se tomó un ansiolítico tan potente que todo le pareció bueno, muy bueno. Este es un relato donde tuve que medir las palabras para que lo admitieran en el concurso, el reto era: Escribir un relato de no más de 500 palabras, con algo de erotismo pero sin mencionar partes íntimas.

    Un maestro pastelero del siglo XVII, hermano en los seguidores del Señor, es enviado a un convento para que enseñe a las monjas a preparar exquisita repostería, venderla y ayudarlas así a mantener el convento ya un poco ruinoso. Pero allí nuestro hábil fraile conocerá al alguien que cambiará su vida para siempre...

    Es la historia de Alberto Sunier, piloto de líneas aéreas comerciales, estuvo mucho tiempo obsesionado con un sueño, y finalmente...

    Chocó sin frenos contra un camión y quedó bajo el remolque dentro de un coche arrugado como un acordeón. No podía mover nada, ls costillas rotas apretaban los pulmones e impedían respirar con normalidad, en un momento dado el doctor Hermida certificó la defunción. Su traslado urgente para despejar la carretera fue a la morgue situada entonces en el hospital de San Carlos. Edificio construído en el reinado de Carlos III 1759- 1788 en honor de San Carlos Borromeo ampliado por Isabel II funcionó como centro de salud hasta 1978. Hoy es objeto de estudio por parte de grupo de psicofonías y estudiosos de la parapsicología.

    Esto es un hecho real ocurrido en los años 70, fue relatado por un testigo directo, el único.

    Algunas personas, en un determinado momento de su vida, se convencen de que no merece la pena seguir. Esto le sucedió a Marcos, nuestro protagonista. Pero tras una noche muy movida se replanteará su decisión.

Me gusta escribir, escuchar y leer. Vivir sin prisa y sobre todo observar el amor para aprender de él.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta