cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Caminando hacia el barrio rojo
Reflexiones |
01.07.13
  • 5
  • 1
  • 1671
Sinopsis

Dos jóvenes residentes en Japón que han huido de España intentan hacerse un hueco en la Yazuka japonesa.

-Caronte: aún no sé cuánto le tendremos que dar pero el sobre pesa, debe de haber un buen puñado de yenes.

-Narciso: a mí me da igual, mientras no le pase nada al sobre y nosotros cobremos, lo de cuanto haya en el sobre me da igual.

-Caronte: ya, pero no sé cuál será la razón de que esté tan abultado el sobre del señor Juro esta vez, otras veces me parecían pagos más pequeños.

-Narciso: pues si tú lo dices…

-Caronte: eso me parece.

-Narciso: pues sólo existen dos razones por las que el sobre este más abultado de lo normal; o que el vayan a liquidar o que sus hermanos hayan vuelto a tokyo.

-Caronte: es verdad no me acordaba, ayer pude entender a Kotaro de que venían hoy al llegaban hoy al amanecer de Korea mientras hablaba con el vietnamita.

-Narciso: no me puedo creer que ese cabron de Juro tenga nueve hermanos, joder, su madre era una puta coneja.

-Caronte: no te enteras eh tonto lava, la cosa es que los diez son huérfanos y no son hermanos biológicos, se escaparon juntos del orfanato de pequeños y empezaron siendo unos rateros, y míralos ahora, además por lo que me han contado, los nombres que tienen es por el orden de hijo que son, aunque sean huérfanos, por ejemplo el señor Juro es el décimo hijo, pero por lo que dicen por ahí no es en realidad el pequeño de los diez sino que eligieron el orden para ponerse los nombres peleando entre ellos en el orfanato.

-Narciso: vaya putos locos, esos ya apuntaban maneras desde pequeñitos, es lo que te he dicho antes durante la comida.

-Caronte: no vuelvas con eso o me volveré loco.

-Narciso: vale, vale.

-Caronte: entonces quizás ahora si pudiéramos hablar con el señor Ichiro podríamos conseguir más trabajo y ascender en la organización, aunque seguiríamos trabajando con Fudo para tener así dos puertas abiertas y no cabrearle, ¿tú que crees?

-Narciso: he de admitir que si hemos sobrevivido aquí estos meses ha sido gracias al señor Fudo, me parece buena idea pero hablas tú con Ichiro.

-Caronte: está bien…, imagínate que acabamos siendo los doce hermanos, jajaja, seríamos como apósteles:

-Narciso: eres demasiado ingenuo, vives en las nubes aun estando en lo más bajo de la sociedad y del crimen.

-Caronte: déjame en paz, soñar es gratis, por cierto ahora que he nombrado a los apóstoles te quería preguntar una cosa que me estuve pensando anoche mientras se me pasaba el cuelgue en el pasillo del Karaoke.

-Narciso: a ver, dispara.

-Caronte: ¿tú crees que habrá vida después de la muerte?

-Narciso: la pregunta no es esa para mí, la pregunta correcta sería otra.

-Caronte: ¿Cuál?

-Narciso: ¿habrá vida antes de la muerte?

Y mientras Caronte se queda parado Narciso avanza a grandes zancadas y con paso ligero.

-Caronte: espera pero si no me has contestado a mi pregunta

-Narciso: sí que lo he hecho

-Caronte: si, pero con otra pregunta

-Narciso: venga date prisa, quiero llegar a Nakasu antes de que se nos eche la noche encima, corre.

Caronte alcanza a Narciso y los dos se pierden entre la multitud nipona en esa metrópolis de neones, publicidad y tecnología.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Buen dialogo. Yo vivo en Japon. Esperaba accion, este proyecto tambien que es bueno, ojala lo continues. Queria invitarte a participar en el torneo de escritores, si te interesa mandame un correo a torneoescritores@gmail.com
  • me sigue sin funcionar bien el teclado, así que perdón por las mayúsculas y demás cosas

    las cosas que se me ocurren cuando no funciona el wifi (perdón, pero no me funcionan las mayúsculas)

    Son cosas sin más, a veces es más importante el viaje que el destino.

    Hasta un posa-vasos puede llegar a ser un posa-vasos

    Esto es sólo un proyecto. Se supone que va orientado en forma de guión, un guión libre, necesita muchos retoques, esto es sólo la primera página, lo que vendría siendo la primera escena de toda la serie. La vida de un desgraciado zaragozano cambia cuando le crecen las deudas con un grupo de rusos de mala calaña.

    Se metió en la bañera y dejó que la sangre de sus venas transformara el agua cristalina en el vino más rojo que jamás se pudo imaginar nadie, no era el mesías, pero, era alguien.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta