cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Caminos con pirañas; selfies con hostión
Humor |
05.07.14
  • 5
  • 1
  • 3120
Sinopsis

"[...] Una costalada en plena baldosa como la caída en el Parque de San Francisco en esa mítica auto-foto (ni selfie ni mandangas) conjunta, años ha. Una imagen que desborda felicidad y un hostión de los que hacen afición, dos ingredientes también presentes en los caminos difíciles que algunos andamos por circunstancias, por cosas de la life [...]".

Nadie me interrogó sobre como lo quería, si difícil o tirado. “¿Poco hecha; intermedia; hecha o muy hecha?” es la única pregunta con la mayor variedad de opciones que recuerdo. La carne, intemedia, of course.

Lo que me encontré al caer a la tierra, desnudita como Terminator, es que había un camino trazado ya. –“¿Difícil o difícil, cómo lo quiere?” –“¿Me da un minuto para pensármelo?” Todo preguntas y una respuesta nítida: espinas, clavos, pirañas y arenas movedizas. El paraíso terrenal. Puro Shangri La. Na’, puede que exagere un poquito con los idílicos pececillos pero ha sido un camino duro, poco reconfortante y nada mullido.

Una costalada en plena baldosa como la caída en el Parque de San Francisco en esa mítica auto-foto (ni selfie ni mandangas) conjunta, años ha. Una imagen que desborda felicidad y un hostión de los que hacen afición, dos ingredientes también presentes en los caminos difíciles que algunos andamos por circunstancias, por cosas de la life.

Esta línea que están leyendo está corregida sobre la marcha: en ella decía que, si viajara en el tiempo, escogería otra senda más sencilla. Pero la mano no solo mece la cuna sino que corrige las pequeñas aberraciones que mi mente escupe: ni es posible ni lo haría. Lo dejaría tal como está por pereza y porque andar con muñones por esa senda trabadita ha contribuido a ser lo que soy y, he de decir, que nunca he estado tan buena. Es algo a lo que no puedo renunciar.

¿Cuánto de lo que soy era ya al inicio de esta carrera y cuánto es resultado de haber saltado los 3.000 obstáculos? Todo preguntas, vaya tardecita llevamos. Pues, ni idea, oigan, pero un puñao’ a tenor de lo mucho que me mola subir el listón y correr con la pértiga. Y aún doblada, a la carga que vuelvo.  

Con casi 30, me automedico:1 reto acometible antes de la comida, sin marisco y el Mago Toni restringido por el alto nivel calórico para la olla. Never more. Ahora elijo yo el caminito y lo quiero soleado, limpio y mullidito, con fotos sin caídas ni brazos inertes. Ya luego lo complicaré yo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta