cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Cap a la llum
Amor |
03.09.10
  • 5
  • 2
  • 1605
Sinopsis

Los primeros datos conocidos sobre *** datan del 1899 y están sacados de unos escritos del pintor, poeta y entomólogo Ferran Llimona (1856 – 1943) durante su primera expedición caribeña (1987 – 1900) que realizó en la selva de Toro Negro (Puerto Rico). En ella le acompañaron dos Taínos. El cuaderno es una anárquica crónica de viaje en donde tienen cabida desde dibujos de insectos, escritos técnicos sobre gran variedad de bichos, a poesía. Traduzco del catalán y transcribo textualmente. Entre paréntesis anotaciones.

“(…) veo por primera vez una planta roja, de la cual he realizado dibujos y cogido varias muestras para que las analice mi compañero de ajedrez Josep Font i Pujol (botánico catalán 1849 – 1909). Estas plantas crecen a pie de lago, a grandes alturas, tan solo vistas a partir de los 1100m según los autóctonos. Entiendo por sus explicaciones que esas plantas tienen un periodo de vida muy corto. Son ellos lo que me enseñan las agallas que presentan las hojas. De un rojizo mate y muy redondas, de dos milímetros de diámetro. Lo que de verdad me fascina de ese descubrimiento son los pequeños capullos que han provocado que surjan esas agallas. No he visto ningún insecto que realice la metamorfosis en plantas en humedades tan altas a esas latitudes. Intento tomar varias muestras para analizarlas posteriormente pero los Taínos se ponen furiosos conmigo y me lo impiden, es la primera vez que los veo hostiles. Aún así consigo una pequeña muestra. (…) En la cabaña intento reproducir las condiciones en las que se hallaba la planta, lo que esos capullos se marchitan como una rosa en el desierto. Diseco varias muestras del vegetal. (…) Me despiertan los Taínos y tras enseñarles los dibujos de Hystatomyia Baltae (mosquito común de la zona) que me gustaría conseguir, les recuerdo los capullos de esa planta y les digo que me gustaría ir de nuevo para poder tomar muestras. Ellos me hacen entender que ya no los encontraré. No comprendo mucho y me llevan hacia una llanura en la que hay varias rocas. ¡Rayos! Cómo no me han enseñado esto antes. En esas rocas hay gran cantidad de fauna grabada. Me señalan una. En ella un gran dibujo que no tardo en copiar a mi cuaderno. En él se ve un lago con un fuego azul flotando y unas plantas que se parecen mucho a las de las agallas. De ellas salen unos especia de polillas que van en hilera hacia un gran sol.” (Dibujo que Llimona ha reproducido en más de una ocasión, siendo el más representativo de ellos Foc Follet. Oleo sobre lienzo, está fechado en 1925 y forma parte de la colección MNAC.)

El siguiente artículo está sacado del libro “Fauna y flora exótica. El Carib” (1905) Ed. Oller. VV.AA. Nadie firma el texto.

“También en Puerto Rico, en algunas regiones de Jayuya se dice que hay una planta, una especie de eliconia [fig. 1], la cual solo vive 3 meses. Según creencias de los Taínos, residentes de las húmedas selvas, esas plantas viven para criar a una mariposa que al nacer, si ésta vuela hacia el sol, les aseguran que el astro los iluminará durante un año más.”

El siguiente texto data de la segunda expedición caribeña de Ferran Llimona. (1908) y es su último texto escrito sobre ***.

“Puesto que mis guías lo Taínos no están dispuesto a dejar llevarme muestras de los capullos y las plantas para estudiarlas en profundidad, he decidido acampar durante todo el proceso de gestación del insecto. Hemos construido una caseta de madera al lado del lago.
Al los dos días de nuestra estadía empieza a surgir la planta en varias partes del lago. Una docena en total. Me junto con los Taínos a observarlas, ellos les dedican bailes, yo no paso de los apuntes, aunque me entran ganas de unirme a su ritual.
La planta alcanza su estado “adulto” en tan solo 2 semanas. ¡Cómo lamento la enfermedad de mi compañero de ajedrez! Le fascinaría ésta planta. Al poco empiezan a salir las agallas a las doce plantas. He tenido la suerte de ver la larva de *** y dibujarla. ¡Parece la de una polilla! ¡En climas tropicales! Salen de debajo de unas rocas que yacen a la vera del lago. De su aparición hasta su formación en capullo tan solo transcurren dos horas.
Me dedico a observar el capullo y otros insectos y larvas del lago durante el mes que dura la metamorfosis.
Una noche varios Taínos abandonan la cabaña asustados, dicen que han visto un fuego azul moviéndose sobre el lago. Afirman que estamos perturbando el descanso del insecto. Discuto con ellos. Me quedo solo.
Al fin llega el día. Los capullos empiezan a abrirse y de él surgen unos pequeños lepidópteros (mariposas). En contra de lo que pensé y gracias a dios no son saprófagos. Tienen un cuerpo muy oscuro y unas alas rojizas caoba, me va a costar catalogar ésta especie. Han surgido entre el 17 y el 18 de mayo. Todos ellos de día. Han escalado la planta y solo al llegar arriba han abierto sus atrofiadas alas y han emprendido su vuelo, todos ellos hacia el sol.”

Ferrán Llimona no volvió a escribir más sobre la mariposa. Desconocemos si se llevó muestras de alguna. En muchos de sus lienzos aparece en segundo término una mariposa roja. En su cuadro Home Pescan (Fundació La Caixa) en el extremo de la caña del pescador hay una mariposa posada.

El siguiente texto está sacado de una entrevista al botánico Josep Font y Pujol para el diario La Vanguardia. Fechado en junio de 1909.

“(…) Si, vivo entre invernaderos, todos tenemos pasiones y la mía ha sido mi trabajo. He tenido la suerte de trabajar de lo que me ha gustado, y morir ahora por ello. Y puede que muera solo, entre mis plantas. Ayer vino a verme Ferrán Llimona y me dijo; ¿Te has fijado que los insectos (mosquitos, polillas…) cuando están en exterior siempre buscan la oscuridad, y cuando están en interior siempre buscan la luz? ¿Cuántos insectos te habrás encontrado a lo largo de tu vida junto a tu lámpara, muertos, abrasados por la propia luz que tanto los atrae?
Pues esto es lo que me ha pasado me han abrasado mis plantas.”

El siguiente texto está sacado de un post en un foro de Internet de una conocida página de etnología. Fechado el 03/09/2010 y escrito por PaulDKD.

“Hola. Soy un aficionado a los deportes de riesgo. La semana pasada estuve atravesando parte de la Antártida y me extrañó ver por el tramo varias mariposas muertas de gran tamaño. Llamaba desde lejos la atención el color rojizo de las alas. He buscado por Internet pero no he encontrado ninguna similar. Adjunto foto.”

Ese post aún no tiene respuesta.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 10
  • 4.43
  • -

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta