cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
CAPÍTULO 2: EL SUDOR DE NUESTROS CUERPOS
Amor |
09.07.18
  • 0
  • 0
  • 51
Sinopsis

Una historia romántica de temática gay. El primer personaje es Paco, un adolescente rechazado por sus compañeros de la escuela. El segundo personaje es Alexander, un adulto que tiene mucha experiencia en el amor. Ambos se conocen por la redes sociales y quedan para encontrarse. Es así como empieza esta historia romántica de sufrimiento, infidelidad y violencia.

Alexander en todo momento fue amable con Paco. Le cedió el asiento y pagó su pasaje hasta el distrito de Amazonas.  Comenzaron a dialogar para romper el hielo y así entrar en confianza. Los minutos pasaban. Recorrían los conos de la ciudad.

Llegaron hasta el distrito de Barbados. Alexander quiso confesarse con Paco, y le contó una historia que le recordaba momentos tristes.

-Sabes Paquito, en esa plaza que ves hay una pancarta-dijo Alexander.

-Sí la veo, pero qué tiene de especial y por qué me lo dices-responde Paco.

-En esa pancarta está la imagen de un ex enamorado que falleció a tu misma edad.

-Lo siento mucho Ale. Te importaría si me cuentas... ¿Cómo sucedió?-dijo Paco con voz entrecortada.

-Nos llevábamos bien. Estaba muy enamorado de él y hasta donde tengo entendido, el sentimiento era recíproco-Alexander observa fijamente la ventana del bus. Tenía problemas que nunca me los llego a contar. Decidió acabar con su vida a tu edad, ¿Puedes creerlo?, alguien que tenía un futuro por delante y prefirió rendirse antes de luchar.

Alexander una vez al año regresa a su ciudad de origen (Iquitos). Visita a su familia y amigos. Un día antes de regresar a la ciudad, Alexander va al cementerio de Belén para visitar a Joshua, su primer amor. Le deja sus ramos de rosas (sus favoritas). Luego de conversar con él, se despide colocando sus dedos besados por labios en la lápida de su eterno amor.

Tras una larga conversación, llegan a Amazonas y Alexander le dice al chofer del bus que iban a bajar en el paradero de Plaza Hero. Ale coloca su mano en la cintura de Paquito y lo invita a bajar del carro. Paco siente una pequeña electricidad que recorre su cuerpo entero en par de segundos.

Es la primera vez que Paco está en Amazonas y para él todo es nuevo. No deja preguntar a Alexander cómo se llaman los lugares que sus ojos tiernos aprecian. Parece un turista. Pero Alexander tiene toda la paciencia del mundo para su pequeño Paco.

Llegan al departamento de Alexander. En seguida abre la puerta con su llave. Paco es el primero en entrar y se siente tan nervioso al pensar que se quedara a solas con un chico mucho mayor que él.

-Paco, toma asiento en la cama-dice Alexander. ¿Quiéres que te sirva algo de beber?

-Un vasito con agua estaría bien, gracias-responde Paco-¿Puedo usar tu bañito, por favor?

-Claro, está a la mano izquierda de mi habitación.

-En seguida regreso, no me demoro.

Paquito encuentra el baño. Busca un espejo y se mira fijamente. Se cuestiona si está bien lo que hace o si su mamá disculpará la mentira que le había dicho para salir con "sus amigos". Se lava la cara. Se acomoda el copete que se había hecho con el gel de su primo y sale del baño para regresar a la habitación de Alexander.

Alexander estaba echado en su cama, viendo televisión y sacándose los bigotes con una pinza de metal.

-¿Listo Paquito?-dijo Alexander. ¿Quiéres mirar una película o prefieres conversar?.

-Me gustaría hacer las dos cosas. ¿Puedo sentarme en tu cama?

-Por supuesto. Sí yo estoy sentado, no me quedaras viendo o ¿sí?.

Paco se recuesta en la cama. Alexander encuentra una película romántica. Es Tres metros sobre el cielo. Una historia de dos jóvenes: uno problemático con tendencias violentas que inicia un romance con una niña adinerada.

Alexander le da una almohada a Paco para que recueste su cabeza. Paco está rígido como piedra. Los nervios le brotan por los poros y Alexander ya se dió cuenta. Su experiencia en conquistar adolescentes no es una habilidad que dejará de lado. Le hace una conversación a Paco. Se miran a los ojos. Ambos están en una cama, sin nadie que los mire y pueda juzgarlos por lo que son. La intensidad de la situación hace que Alexander tome la iniciativa.

-Paco, ¿te puedo preguntar algo?-dice Alexander. ¿Ya has follado?

-Aún no-responde Paco.

-Y por qué aún no has tenido nada de nada.

-Tengo 16 años, no creo que sea algo importante para mí en estos momentos.

-Tienes razón, discúlpame por ser tan impertinente. Debes pensar que soy un atrevido.

-Para nada Ale, solo que deseo guardarme para el chico que me enloquezca cada vez que lo vea y pierda la respiración cada que me roce sus dedos por mis mejillas-Paco penetra la mirada de Alexander.

Ambos se miran fijamente por varios minutos. Las miradas bajan a los labios y vuelven a subir hasta encuadrar las profundidades de sus ojos marrones. Ambos quieren acercarse, pero no quieren que el otro piense que solo buscan sexo a la primera cita.

La pasión es tan incontrolable, que Alexander acerca sus labios húmedos a los de Paco. Abren sus bocas. Intercambian sensaciones inexplicables y Alexander pide a Paco que se siente encima de èl. Pide que lo toque. Pide que lo desvita. Pide que le desabroche los pantalones.

La circulación sanguínea aumenta en gran magnitud. El corazón de ambos  late más rápido de lo normal. Se desnudan y el sudor de sus cuerpos se unen para dar vida a una tarde de pasión...


-Esto fue muy bonito-susurra Paco a la oreja de Alexander.

-Me gustaría volver a verte-responde Alexander, mientras deja que la cabeza de Paco se recueste en su pecho.

-Creo que ya debería irme. Estamos lejos de casa y no quiero que mamá se moleste por llegar muy tarde.

-¿Quiéres que te acompañe hasta el Parque Kendy?

-Me gustaría mucho, pero no quiero que te sientas obligado a hacerlo.

-Para nada, es un placer, Paquito...

Paco se encuentra mirando las calles de Amazonas, mientras que Alexander se va vistiendo y sacando algo de dinero para comprarle algo en el camino. Se suben al bus y conversan hasta llegar al paradero, lugar en el que embarca a Paquito para que regrese sano y salvo a su casa.

-Gracias por está tarde especial-dice Alexander.

-Me gustó conocerte-responde Paco y le manda un beso volado sin que nadie se de cuenta.

-Te llamaré en una hora y media-responde Alexande. Te compré este chocolate, espero te guste. Cuídate mucho.

-Muchas gracias Ale, te lo recompensare en la otra saida.



ESTA HISTORIA CONTINUARÁ...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Una historia romántica de temática gay. El primer personaje es Paco, un adolescente rechazado por sus compañeros de la escuela. El segundo personaje es Alexander, un adulto que tiene mucha experiencia en el amor. Ambos se conocen por la redes sociales y quedan para encontrarse. Es así como empieza esta historia romántica de sufrimiento, infidelidad y violencia.

    Una historia de amor de temática gay. Paco es un adolescente rechazado por sus compañeros de la escuela. Cuando conoce a Alexander (su primer amor), se enamora profundamente de él. Es así como empieza esta historia de amor, sufrimiento, infidelidad y violencia.

Mi nombre es pequeñosoñador. Mi edad siempre será un secreto. Hago lo posible para cumplir mis sueños. Estas son mis historias y deseo compartirlas contigo.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta