cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

16 min
CARLOS VIVES Y JENNIFER LOPEZ EN NOCHE DE SEXO EN NUEVA YORK
Suspense |
13.05.19
  • 0
  • 0
  • 54
Sinopsis

CUENTO DE TERROR

Luego de que Britney Spears fue asesinada por Carlos Baute, cuando su cabeza explotó como en Austin Powers, Lady Dumitrescu se trasladó a Nueva York, una de sus ciudades favoritas en el Mundo. Su lugar de residencia en la “Big Apple” era una vieja casona ubicada en Queens, desde donde veía la isla de Manhattan.

Dicen que aquella noche, la ilustre rumana y una invitada muy especial brindaron con copas de champagne, la única bebida alcohólica que tomaba Dumitrescu. Se quedaron viendo las noticias del espectáculo, esos informes con onda latina que suelen estar hechos por mexicanos pero en Miami, por canales como Univisión, por ejemplo.

El mundo no sabía que Spears había sido asesinada, y mucho menos que una figura de la talle del venezolano Carlos Baute era el asesino, un Quesón para más datos.

Para todos había sido una misteriosa desaparición, tras un recital en Zaragoza donde Baute fue telonero. Era mejor que el mundo pensara eso.

La desaparición de Spears provocó una enorme conmoción a nivel mundial. Se barajaron toda clase de rumores, mitos y leyendas. Se decía por ejemplo que harta de la fama había huído a una isla desierta a iniciar una nueva vida, otros, más fantasiosos, afirmaban que había huido a un planeta lejano o incluso que atrapada en otra dimensión quedo.

El informe de Univisión hizo hincapié en estos rumores, y se habló entonces de una posible reemplazante, Jennifer López.

La invitada especial, que no era otra que Madonna, estrelló su copa.

Madonna le dijo, en inglés:

  • I love Argentina, because i was Evita (amo Argentina, yo fui Evita).
  • I was born in Romania but my favourite country is Argentina (Nací en Rumania, pero mi pais favorito es Argentina) – dijo Dumitrescu.

La noble rumana llamó a Jacinta, una de sus mucamas vampirizadas. Y dijo:

  • Tranquila, amiga, ya tengo un destino para ella.

Lo cierto es que un grupo de cantores y cantoras organizó un gran recital callejero en New York, más precisamente en Times Square, bajo el lema “Where’s Britney Spears” (¿Dónde esta Britney Spears) para sacarle una tajada importante al tema de la desaparición. Se anunciaron varias megaestrellas para participar del mismo.

Dicen que a Donald Trump en su rol de Presidente de los Estados Unidos de América no le hizo ninguna gracia este recital, en su ciudad, aunque la inmensa mayoría de la gente que vivía allí era muy opositora a su gobierno.

Uno de los invitados resultó ser el cantor colombiano Carlos Vives, que recibió una invitación para el festival de R21, la fundación ambientalista de Charly Alberti, el baterista de Soda Stereo.

La invitación tenía una palabra: “Queso” viniendo de Charly Alberti, Carlos Vives casi no tuvo dudas. Debía cometer un asesinato, una mujer, seguramente una cantora famosa, sería su víctima.

El cantor colombiano, conocido como “el Queso Cantor”, reflexionó sobre la desaparición de Spears:

  • Uhhhh… cantó con Baute y después nadie más la vio, esto me huele a “Queso” aunque mejor que la gente piense que se fue a un planeta lejano, ja, ja.

El evento fue algo masivo, había megaestrellas que opacaban a Carlos Vives pero de todas formas el “Queso cantor” fue muy bien recibido, principalmente por los miles de colombianos que viven en New York y se hicieron presente en el evento. Vives decidió no arriesgar su prestigio y para abrir su actuación, empezó con su mayor clásico “La gota fría”.

Me lleva el o me lo llevo yo Pa' que se acabe la vaina Me lleva el o me lo llevo yo  Pa' que se acabe la vaina

Ay! Morales a mi no me lleva Porque no me da la gana Moralito a mi no me lleva  Porque no me da la gana

Mientras los colombianos gritaban “Carlos, Carlos, Carlos, Carlos” sin parar, un grupo de boricuas y puertorriqueños, que eran muchos más, empezaron a gritar:

  • ¡Queremos a Jennifer! ¡Queremos a Jennifer! ¡Queremos su culo! ¡Queremos su culo!

Fue ahí cuando comenzaron incidentes entre la barra colombiana y la puertorriqueña, y luego de que un puertorriqueño gritara: “¡Fuera Queso Cantor!  le cayó una barra de Queso encima a Carlos Vives.

Al cantor colombiano no le gustó nada, agarró el Queso y gritó “Ya tendrán el Queso Frío” y se fue del escenario muy ofendido. Mientras se iba se cruzó con Jennifer Lopez, Carlos Vives le dijo:

- El pueblo te reclama. Los puertorriqueños son mayoría. Podemos cantar juntos “Falsas Esperanzas”, de todas tus canciones, es la que más me gusta – dijo Carlos Vives.

- Oh, not Charles, esa canción no es mía, es de Christina Aguilera – contestó Jennifer Lopez pronunciando un mal castellano – Los puertorriqueños me llaman, los mexicanos reclaman a Luis Miguel, los dominicanos piden a Juan Luis Guerra y los panameños a Ruben Blades. Hoy la CONCACAF le ganó a la CONMEBOL. Fuera colombianos, fuera sudacas.

Carlos Vives quedó como un idiota. No supo que contestar. Quedo muy contrariado. Se sentía como un idiota. Todavía tenía la barra de Queso en sus manos, esas que se usan para fiambre. La dejó sobre un mostrador. Carlos empezó a sentir que sus pies empezaban a crecer, que calzaba más de lo habitual, ya calzaba como 47…

  • La asesinaré – pensó Carlos Vives, y pensaba regresar al escenario, Queso en mano - Parecerá un accidente, justo aca en Nueva York, la ciudad donde vivía Don Vito Corleone.

Carlos Vives pensó en usar un cable y asesinar a Lopez de una descarga eléctrica. Otro plan que tuvo consistía en darle un balazo disparado desde una “pluma bala”, una forma muy de James Bond, pero impropia de los Quesones. Los Carlos asesinos están acostumbrados a las decapitaciones, los degollamientos, los apuñamientos, las estrangulaciones o las lluvias de balas, despues tiran un Queso sobre sus víctimas. Carlos se disponía al doble método, la pluma bala y la descarga eléctrica, simultáneamente.

El asesino, o sea Carlos Vives, entraba al escenario, en actitud desafiante, pero quizás Jennifer algo sospecho, pues gritó a modo de canción:

I like to be in America Ok by me in America Everything free in America For a small fee in america

Fue la señal de alarma, los guardaespaldas rodearon a Jennifer Lopez y a Carlos Vives, pero este quedó frente a una chica, patona y tatuada, muy bella… sí era ella… Ravelia Zamas, la más joven de las dos, la que no se parece a Valeria Mazza, era la jefa de los guardaespaldas.

  • Por favor señor Carlos Vives no dejaremos a Jennifer sola, ya arriesgo mucho con todo esto. Usted sabe que Britney Spears desapareció de una manera muy misteriosa – le dijo la tatuada Ravelia Zamas y agregó - Está muy paranoica Jennifer Lopez, desde que leyó una fanfiction en que era raptada y violada por unos policías corruptos, estos despues de violarla decenas de veces la entregaron al futbolista colombiano Carlos “el Pibe” Valderrama, que tras violarla la asesinaba de un pelotazo en la cabeza - comentó la peligrosa Ravelia – vamos a un costado señor Vives.

El cantor colombiano se asustó un poco, pues recordó la historia de una asesina serial en Argentina, conocida como “La Matacarlos, la asesina de los Carlos” (1). El susto de Carlos pudo ser terror, al ver que Ravelia, la tatuada, tenía un Queso, en sus manos. Ravelia sacó un puñal. Carlos pensó que lo iba a apuñalar.

  • ¡Oh, no! ¡Es una asesina! – pensó Carlos - ¡Como la Matacarlos!

Ravelia agarró el puñal y lo clavó en el Queso, lo miró a Carlos Vives y le dijo:

  • ¡Ja, ja, tranquilo Carlos, soy una mensajera, no estoy solo como guardaespaldas de esta idiota. Se lo que pensaste Carlos, soy una asesina, pero no asesinó hombres llamados Carlos, que tengan a Carlos como primer nombre, solo como primer nombre. Al resto sí los amasijo a todos. Los quesoneo, ja, ja.

Carlos Vives se relajó a ver que la inspiradora de El Karma de Ravelia estaba como guardaespaldas. Sabía que era una señal, de los Quesones, lo percibía en el aire, y no se equivocó. Quedo en silencio, duro, escuchando a Ravelia, que le dijo:

  • Hay una misión para un Carlos, y dado que Carlos Baute prefirió quedarse en Madrid, y Carlos Rivera en el Distrito Federal de México, ese Carlos sos vos - dijo la asesina, siempre con el Queso que tenía el puñal clavado – ya quisiste asesinarla con la descarga eléctrica, era un método muy pedorro, Carlitos, más pedorro aún era ese plan de la pluma bala. Hubieras sido el hazmerreir de los Quesones, era un plan muy malo, muy malo, como Quesón idiota ya tenemos a Carlos “el Bebe” Contepomi, no necesitamos dos.
  • Adivinaste mis pensamientos.
  • No fui yo, fue Lady Dumitrescu, que me alertó, vía celular, del pésimo plan que tenías. Si estabas en algún lugar de América del Sur era diferente, pero aca, en los Estados Unidos, los planes deben ser precisos y perfectos.

Podemos ahorrar el diálogo en que Carlos Vives supo de la ancestral tradición de asesinar bellas mujeres, como parte del placer. Había una conspiración contra la diva, planeada por el organizador, parte de la tradición de los Carlos letales.

  • Regresa al escenario, Carlos, ve a cantar con Jennifer Lopez.
  • Estan los guardaespaldas, no será fácil.
  • Hazlo Carlos, lleva este Queso – dijo Ravelia, aunque mientras le daba el Queso se frenó y cambió de planes – no, mejor no, ve al escenario Carlitos, ja, ja.

Jennifer Lopez, mientras tanto era ovacionada por la multitud. Estaba cortada la calle, toda la Séptima Avenida colmada, con gente más alla de la calle 42…

El cantor colombiano entró al escenario. Los cuatro guardaespaldas de la diva intentaron detenerlo, lo rodearon pero Ravelia fue implacable. Como una francotiradora, Ravelia disparó con una ametralladora, una UZI con silenciador…

¡Bang! El primer disparo cayó en la frente de un guardaespaldas, que fue así asesinado, un Queso cayó sobre el cadáver…

¡Bang! Un segundo disparo hizo lo mismo con el segundo guardaespaldas, un Queso cayó encima de el.

¡Bang! Un tercer disparo le atravesó el cuello al tercer guardaespaldas que cayó muerto de inmediato, mientras un Queso caía sobre su cadáver.

¡Bang! Un cuarto disparo cayó sobre el cuarto guardaespaldas, pero el balazo le hirió el hombro, Ravelia no fue tan efectiva como en los anteriores, ¡Bang! Un quinto disparo impacto en el estomago y ¡Bang! Un sexto lo remató con un disparo directo al corazón, ravelia, ahora sí, le tiró el Queso.

Ravelia los asesinó a todos. Implacable, brillante y sanguinaria, como siempre. A los cuatro les tiró un Queso. La multitud ovacionó, creyó que todo era parte del show. Una coreografía magnifica, pues salía humo del escenario.

Comenzaron a cantar una canción. Vives comenzó a cantar “Fruta Fresca” y empezó a bailar en el escenario, Jennifer Lopez, empezó a bailar a su ritmo, tomó el micrófono. La diva estaba exaltada, se notó una química especial entre los dos, se dejó manosear, palpar, se tiró encima de ella, le tocó el culo, le dio un par de patadas en el culo, el gran culo de Jennifer Lopez.

Delante de todos, con más humo en el escenario y los cuerpos de los guardaespaldas muertos, Carlos Vives se quedó mirando a Jennifer Lopez, se bajó los pantalones, y le mostró la pija:

- ¡Chupame la pija! – le dijo el colombiano - ¡Chupame la verga! ¡Así dicen en Argentina!

Lopez quedó estupefacta, no por el hecho de que Carlos Vives se bajó los pantalones, sino por el tamaño de la pija del colombiano. Desesperada, se tiró al piso y empezó a chuparle la pija a Carlos. La multitud ovacionó a Lopez y a Vives. Más humo salió del escenario.

- Ja, ja, ja You are an idiot, colombian Singer! – le dijo la cantora, que traducido sería “Sos un idiota, cantor colombiano”.

El colombiano no lo podía creer, la tenía rendida a Jennifer Lopez. A continuación puso su enorme pie quesón sobre Jennifer Lopez. Esta se rindió a los pies del colombiano, y empezó a chupárselos, olerlos, lamerlos y besarlos todo el tiempo. El humo seguía saliendo del escenario.

Ya no cantaban “Fruta Fresca”, ahora era “Pa Mayte” de Vives y “On the floor” de Jennifer Lopez. Cantaban y se movían delante de todos. La famosa movió las caderas en forma provocativa, sin dejar de cantar. Más fuerte sonaba “On the floor” y después “Dance again ft. Pitbull

Ya no fue dueña de si misma. Gimió, se retorció de placer, mientras era el comienzo de “Jenny from the block”. Vives le palmeó las nalgas, lo que hizo gemir a la diva. Que se tendió boca abajo.

Vives fue hacia el escenario. Vives recordó algo del video y aprovechó para cortar parte de la lencería. Y la sodomizó durante lo que quedaba de la canción. Le metió la pija en el culo, la penetró, con furia y salvajismo. A Jennifer le gustó y decía: “Colombian sexy boy”.

El disfrute de la multitud era total, ya no era Nueva York, parecía ser la “nueva Roma” pues en nada se diferencia al antiguo circo romano. Siguieron varias canciones de Vives y de Lopez, cogieron ante todos y todas.

Luego recuperó la ropa y terminó el recital, que sería grabado en un DVD, en dos versiones, editada y explícita.

- Quiero más - dijo la diva – Queso cantor.

- Dale con eso, dale Queso, eso es lo que quiere - dijo Ravelia - Llevala a su camarín.

- Nada de camarín, esto es Nueva York, this is America, vamos a coger al edificio de las Naciones Unidas, cojamos frente a Wall Street, como si cogiéramos a todo el capitalismo, cojamos ante el Flatiron, el Empire State, y el Puente de Brooklyn. This is America.

- Vamos a mi departamento frente al Central Park.

Dicen que Ravelia hizo las veces de chofer, y condujo a Carlos y a Jennifer al lujoso departamento que esta poseía frente al Central Park, desde allí se veía media Nueva York, con una vista imponente a toda la Quinta Avenida. Era como una habitación de un hotel de lujo.

- A mí me eligieron la mujer más bella del mundo – dijo Jennifer Lopez.

- Y yo soy Carlos Vives, el Queso Cantor, ja, ja.

Vives puso un pie sobre la diva, que se entregó más intensamente. Usó su sensual boca, para chuparle la pija, revelando que había practicado. Luego se tendió sobre un sofá, para tener sexo convencional, que incluyó succión de pezones. Otra vez, como en el escenario, eran dos máquinas sexuales.

Fue entonces cuando Carlos Vives sacó una cuerda. Una cuerda gruesa y larga. Sorpresivamente, recibió una patada, que le dolió bastante, ya no tenía la resistencia de un rugbier, ni su robustez. Respondió con una patada en las nalgas de la diva, que no tuvieron ningún efecto. El culo de Jennifer era muy grande. Carlos le dio más patadas, a Lopez le gustó.

  • Jaja. Estoy entrenada. Vas a fallar, Quesón, Big Cheese - dijo en ese especial español e inglés mezclado.

Furioso, Carlos dijo:

  • Haré como mi tocayo y compatriota, Carlos “el Pibe” Valderrama.

Como el gran futbolista colombiano de los 90, Carlos simuló que pateaba un penal, y ¡zas! de una patada la durmió con un golpe en la cara. Carlos fue al baño, abrió las canillas de la bañera, no la ducha, las canillas de la bañera, que se llenó de agua. Con la soga, Carlos ató a Jennifer, que continuaba inconsciente, y la llevó a la bañera, allí la pusó.

Jennifer se despertó en ese momento, se encontró sorprendida al verse en la bañera, y exclamó:

  • Oh! What is this?
  • Surprise, Jennifer, surprise. Cheese and Water, Jennifer, Queso y Agua, Jennifer.

Carlos tomó a Jennifer y la sumergió en la bañera. Vives le pisó la cabeza, sumergiéndola en el agua. Jennifer López se resistió inútilmente, su cuerpo se retorció, moviendo sugestivamente sus nalgas. Carlos tomó el Queso y lo aplastó sobre la cabeza de Jennifer, que quedó totalmente sumergida en las aguas, el agua le penetraba por la nariz, la boca y los pulmones. Lo ahogó. Toda una visión para Carlos Vives.

Y luego nada. Jennifer López había sido asesinada.

  • Queso - dijo Carlos Vives -y le arrojó otra vez el Queso, el mismo Queso, que usó para ahogarla.

Carlos Vives y Ravelia vieron aparecer a una mujer, de belleza sobrenatural. Lady Dumitrescu. Junto a ella estaba Madonna, la otrora reina del Pop, que empezó a cantar “La Isla Bonita”.

  • Felicitaciones, han completado una misión conjunta, de un Quesón y una Quesona. Ahora me encargo del paquete – dijo Dumitrescu, mientras Madonna cantaba “La Isla Bonita”.

Lady Dumitrescu se tomó algún tiempo con el bello cuerpo de la famosa, más de lo habitual. Madonna recordó su participación en “El cuerpo del delito” una película noventosa. Y que Jennifer López se levantó de nuevo, vampirizada.

  • Hay un pariente lejano que está tan solo, ustedes lo conocen como Orlok, que esta tan solo, alla en los Carpatos, y no me olvido de la Marquesa de Avila, en Valladolid... Y le gustan las famosas.

Vives y Ravelia quedaron juntos, cantando una versión alternativa de Jennifer del Estero.

  • Jennifer López. Fuiste Quesoneada. No te salvaron tontos guardaespaldas...

Carlos Santana resolvió incorporar esa canción en un disco que sacó y lo hizo diciendo que era una canción de Lady Dumitrescu.

 

  1. https://cuentossangrientos.blogspot.com/2015/04/la-matacarlos-la-asesina-de-los-carlos.html
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 75
  • 4.09
  • 659

Joven ciudadano del mundo, podes visitar mi Blog con los "Relatos Quesones" donde tendrás relatos bien bizarros de terror y suspenso http://cuentossangrientos.blogspot.com.ar/

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta