cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Carolina y una noche de sustos infundados
Varios |
17.03.19
  • 5
  • 0
  • 226
Sinopsis

Carolina una noche de sustos infundados

 

Carolina se acaba de mudar sola a su primera casa, la mudanza había comenzado una semana antes, pero nunca se había quedado en el lugar por la noche hasta ese día.

 

Con la mudanza terminada y todo en su lugar para su primera noche en su nueva casa, como al día siguiente no tenia  que trabajar ni nada se puso a ver en la tele un maratón de películas de terror hasta las 3 de la madrugada, ya cansada se fue a acostar apagando todas las luces, el lugar quedo a oscuras total, después de un rato casi logrando dormirse  se despierta al escuchar un gran ruido proveniente de la cocina se levanta rápidamente extiende su mano y enciende el velador en la mesa de luz al lado de la cama, se dirige a la cocina donde se encontró con un plato que yacía en el suelo roto en pedazos los junta y los tira al cesto de basura.

 

Apaga las luces de nuevo se acuesta, después de un rato otro ruido se oye repitiendo la misma rutina. Se encontraba en el lugar donde anteriormente se había roto el plato solo que esta vez lo que se encontraba en el piso roto en pedazos era un vaso de nuevo lo junto y tiro, se fue a intentar conciliar el sueño apagando las luces de nuevamente solo que la única que quedo encendida era la del baño.

 

Pasados unos 30 minutos se despierta abruptamente al sentir golpes en la ventana de su cuarto al darse cuenta de esto, al parecer se había levantado una gran tormenta con rayos, refucilos, lluvia y granizo, acercándose a la ventana un refucilo ilumino dentro dejando ver una silueta sombría del otro lado del cristal con ojos rojos, entrando en pánico pego un grito y bajo la cortina andando a gatas se dirigió a la cocina donde una gran corriente de frío gélido reinaba tan fuerte que los marcos y demás objetos se movían de acá para allá, quedando asombrada y sin palabras es sacada de ese estado rápidamente por un marco que voló en su dirección que no la logro golpear, pero paso muy cerca rápidamente salio del lugar dirigiéndose al living.

 

Aun estando a oscuras esta sección de la casa, pero la oscuridad no duro mucho cuando el televisor se encendió de la nada  carolina pego un salto pues se había prendido a todo volumen se repetía una y otra vez la misma escena de una mujer gritando parecida a ella, no solo era el tele sino que la luces también se encendía y apagaban una y otra vez.

Cuando sintió unos escalofríos que recorrían su columna vertebral y un susurro en su oído que se sentía como si digieran shhhhh, volteándose no había nada, ya en su cabeza se empezaba a preguntar si lo que estaba sucediendo era real o no.

 

De pronto el lugar comenzó a temblar, de los enchufes comenzaron a salir chispas, la tensión bajo y la luz del foco se torno medio rojiza, delante de ella se encontraba una sombra que no le pertenecía, quería salir de allí rápidamente, pero no podía mover sus piernas solo logro caer sentada en el lugar, cuando siente que algo la jala de su cuello, mientras mas se movía mas  sentía que apretaba, zafándose corrió a la habitación tan rápido como pudo.

 

 Cuando llego se topo con que las ventanas temblaban produciendo un sonido horrible pareciendo que se romperían en cualquier momento,  los refucilos dejaban ver unos ojos rojos detrás de las cortinas. Poco a poco comenzó a sentir su cuerpo pesado que todo se ponía oscuro lo único que podía ver a duras penas una silueta de un hombre encapuchado riendo horriblemente con una voz ronca.

Carolina se despierta al sentir los golpes a la puerta cuando abre se encuentra con su vecino que le pregunta como la había tratado la feroz tormenta, cola de tornado.  Ella lo deja pasar  el hombre dice

 

-guau si que te causo desastres esa tormenta, bueno no solo a vos –

- bueno perdone el desorden –

 

Continuaron mirando el lugar cuando llegaron a la cocina el lugar estaba patas para arriba un desorden total el hombre mirando el lugar le señala a la dueña de la casa un gran hoyo en un rincón de la pared que estaba oculto tras una repisa este dice

 

  • tuviste suerte que no llego a mayores, pero eso explica porque las cosas están en este estado el viento entro por ese lugar y desordeno todo –
  •  mucha gracias tendré que contratar a alguien que lo arregle – decía carolina mientra pensaba o mas bien se sentía aliviada que lo que sucedió en la cocina haya sido obra del viento y no de otra cosa como se imaginaba.

 

El vecino era un albañil que dijo que le aria una rebaja para reparar las cosas que le hiciera una lista que mas tarde pasaría de nuevo, por que se tenia que marchar a ver a los otros vecinos no sin antes decir que lo cable eléctricos sufrieron daño lo que provoco que las luces durante la tormenta actuaran raro.

 

Carolina sintiéndose un poco mejor fue al living donde se topo con todo relativamente normal mas tranquila comenzó a revisar el lugar con detenimiento lo primero en lo que se fijo fueron los enchufes dándose cuenta que las chispas se originaron por una gotera que caía directo en ellos,  sin darse cuenta prendió el velador a pesar que era de día una sombra tenue se proyecto delante de ella, la misma que vio durante la madrugada volteándose vio que se trataba de un perchero con mucha ropa amontonada. Dio un gran suspiro de alivio y se sentó en el suelo cuando su mano toco algo tenia la misma textura que la cosa que la había sujetado por el cuello mirando con dudas y temor vio que se trataba de un cinto comenzó a reírse, pensado que todo era como una broma mala cuando recordó que aun había dos cosas mas que no sabia una la silueta de ojos rojo, la otra el encapuchado.

 

Se paro y se dirigió a la habitación donde se acerco a la ventana poco a poco con cautela tomado la cortina su corazón comenzó a acelerarse un sudor frío empezó a formarse en su frente, de un tiron la abrió mirando através del cristal se encontró con un árbol viejo con una rama que chocaban con el vidrio, y en medio del árbol un hoyo dentro dos luce rojas en la oscuridad que salían levemente agitando sus alas. Ella se sentó en la cama mirando como la luchaza salía volando de su nido al fin se explico todo no podía con la alegría que sentía.

 

Parándose aliviada cuando se comenzaba a marchar recordó al encapuchado y se preguntaba si era real o su imaginación esto quedo en su cabeza por varios días más.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 30
  • 4.53
  • 317

me habai echo otra cuenta, pero me olvide la contra jajaaj. soy un fanatico del anime, videojuegos, mangas y novelas ligeras soy un novato espero mejorar con su ayuda, muchas gracias

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta