cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Carta a Carolina
Amor |
10.03.13
  • 5
  • 3
  • 2244
Sinopsis

Breve carta a una persona muy especial...

Entendiste muy bien lo que debías entender de la vida, echaste un rumbo que desconocías, tu encuentro con mi alma, casi perfecta, anocheció nuestros besos, llenaste entonces de sueño, y lo soñado en ese entonces mereció ser perecedero y sobrevivió así, de otra forma no pudo ser, un encuentro como hoy, un rostro, tus labios acompañados de la eternidad, mi solemne vocación por las palabras, y el preludio de mi aventajado corazón, lograron que el tiempo en esa noche sea recordado hasta hoy, como el símbolo del comienzo, del inicio, de la forma en que una noche vacía y como cualquiera ambos prometimos amarnos tácitamente, como una mirada que ruge desde el silencio y muere en la unión de nuestras narices,  prometí entonces cubrirte con el fino manto de la tentación, una lagrima, una voz entrecortada, un par de promesas, la salvación y la muerte, el renacer acompañado, existencialmente todo eso lleva tu nombre y alguna parte de mi, cualquier parte diría te debe alguna cosa, y esto da como resultado un corazón feliz y decidido a enterrar el mundo; …bésame, bésame, bésame, intenta acercarte como antes pero esta vez lleva mi alma en tu mano (que no se te olvide), si no mis ojos no podrá ver nuestro futuro, porque contigo nada dejo al azar, prefiero vender mi constante humanidad a tu sonrisa como en alguna otra vida lo habré hecho, desde siempre mi liturgia modesta y desmedida que tiene como único propósito de arroparte, atarte y llevarte toda la eternidad.

Entonces ante todo mirare el cielo que tu mires y sonreiré con cada cosa que tu sonríes, eso no es un acto de piedad, es la simple conceptualización del amor, en vernos desde un espejo nuestros rostros repitiendo una y otra vez los mismos movimientos que contribuyen nuestra vida, de otra manera atacaré lo único que puedo atacar de tu cuerpo, y es una de las dos partes que más me gusta, el desarrollo y el final no será la destrucción si no la unión embebida de sudor, besos y recuerdos, uno más para tener un catorce como hoy, otro más como el recuerdo de hace un año, nos habremos convertido en seres que crean su recuerdo y no el destino (al cual debo tu presencia), pero cuando uno logra llegar al amor, no quiere dejar puertas abiertas ni al destino, pues de eso me encargo yo…

No te preocupes si tu mano no coincide con la mía, si tu vida no coincide con la mía, si tu cabello no coincide con el mío, no te preocupes mi amor, que cuando el sol se oculta ambos coincidimos en la oscuridad, nos tomamos de nuestras manos diferentes, tocamos nuestros cabellos diferentes, nuestra vida es una sola, el hecho en que la oscuridad nos miente y sentimos miedo, es solo el paso a la verdad que el amor descubre de a pocos y que nos pone una prueba irremediable para encontrar en nuestras personas un sostén de vida, no para nosotros sino para la herencia de ese sentimiento que por suerte ya lo conocemos para siempre…

 

P.D.: Perdóname porque mi carta no ha sido una carta, si no un caracol que no ha llegado a tiempo, lo único que temo en esta vida es a tu juicio, es lo que me atormenta, te amo con toda el alma, ámame siempre, siempre.

 

 

                                                                                          J.R.B.S.

                                                                                        14/02/2013

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 21
  • 4.52
  • 267

Me llamo Rafael, tengo 27 años, soy médico de profesión y escritor por pasión, regularmente billarista y peruano toda la vida...

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta