cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Cartas de un amor volátil
Amor |
20.06.19
  • 5
  • 4
  • 1168
Sinopsis

Trabajo realizado con la hermosa Yazmin Schwey Rivera

Querida Yazmin:

Me gusta cuando el sol amanece entre nuestros senos, cuando tu cara recién despierta y busca la mía. La forma en la que bates el café instantáneo y el aroma a pan quemado en tu intento de tostada; tu risa cuando te acercas a la cama mostrándome la particularidad de tu desayuno. Me gustan el par de medias disparejas que usas, tu ropa interior de abuela que combina misteriosamente con la remera desgastada por una década de uso y tu desordenado peinado.

Me gusta lo que que sucede cada noche cuando inventas estrellas en nuestro universo clitoriano y luego duermes sobre mi buscando protección del mundo que te golpea duramente. La forma de tu sinceridad que me hace sentir tu confidente, la tibieza de tu voz que me mantiene tranquila en las noches de mucho ruido y lo erótica que te vez cuando desacomodas mi vestido .

Pero tengo que asumir, querida amiga, que mi cobardía me impide que te quedes después del desayuno.. Con cariño, Flores

 

Querida Flores:

Tu cobardía me hace desearte con más fuerza. Deja a un lado todo lo que te atormenta y permiteme exorcizar cada uno de tus demonios. Jamás me  arrepentire de lo que siento por ti amiga mía.

Tu pasión hace que mi cuerpo arda y reviva al mismo tiempo que mis dedos y mi lengua te conducen por el sendero de la lujuria y el placer.

Nuestros cuerpos bañandos en sal y saliva, abatiendose sobre las sábanas blancas y arrugadas. Agitas, con nuestras bocas entreabiertas, nuestras piernas entrelazadas, piel contra piel.

No sabes como disfruto ver tu cara de complacencia cuando mi lengua va deshojando con ímpetu los pliegues de tu flor encarnada y húmedecida. Tus dedos saliendo y entrando de mi entrepierna. Ninguna mujer me ha dado todo aquello que me das tú. Eres mi ángel y mi demonio la que logra quemar mis entrañas con su tacto y boca atrevida.

Yazmin

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 56
  • 4.56
  • 64

"No me complico mucho, no me estanco. Quien quiera celeste que mezcle azul y blanco"

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta