cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Cebos en tentadores sueños.
Varios |
08.09.20
  • 4
  • 4
  • 289
Sinopsis

Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

Hay conjunciones que pueden tildase de casualidades o predestinaciones.

Los sueños son cerraduras prestas a ser abiertas y el subconsciente es una llave que cada noche tiene una oportunidad para ello.

Esa noche algo paso que cambió el rumbo de su vida.

La rutina lo invadía todo; un café, una ducha, el trabajo, el puto trabajo, una jefa insoportable, el desayuno, vuelta al trabajo, atasco, almuerzo, ducha, siesta, compra, tv, cena y a dormir, y así un día tras otro.

¿Qué lo cambio todo?, el sueño.

Se levantó como un día cualquiera, bajo a la calle y de repente lo supo, bajo la acera que había en su portal, exactamente a 5.23 metros había una bolsa repleta de monedas de otro que alguien había escondido años atrás, concretamente Manuel, hijo de Alicia antes de ser expulsado de España por no compartir la fe cristiana, con la esperanza de que no se la incautaran y que las leyes cambiaran para recuperarla dentro de unos años cuando los aires cambiasen en el país, algo que jamás ocurrio.Un kilómetro más allá una estatua de bronce de la época romana, exactamente a 7.26 metros bajo tierra.

¿Pero cómo podía conocer todo aquello y donde se encontraban dichos objetos que lo llamaban desde lo más profundo?

Entonces recordó el sueño, aquel don que recibió, pero solo era un sueño no dejaba de decirse a si mismo.

Solo podrás saber dónde están dichos objetos si se encuentran en un radio de 5 kilómetros le recordaba aquel ser que apareció en su sueño

¡Como cambiaria esto su vida!, lo primero que haría este fin de semana seria ir cerca del castillo del pueblo donde pasaba algunos fines de semana, allí vería si su don era cierto.

Una simple moneda era suficiente para comprobar que su don no era más que una ficción nacida de su imaginación.

La de cosas que podría comprar, qué hacer con tanta riqueza, sobre todo la de cosas que le diría a su jefa antes de despedirse de aquel trabajo que tanto odiaba.

Una sonrisa se dibujó en su cara como no ocurría hacia años en aquel pobre infeliz, la última por cierto.

Pues todo esto iba pensado José cuando cruzo la calle sin mirar y aquel camino lo atropello sin ninguna posibilidad de evitarlo.

El destino es un pescador muy hábil, a veces nos tienta con cebos imposibles de rechazar y que nos sacan del mar que llamamos vida.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • ¿Destino o el azar? Sí, los sueños a veces nos pueden hacer de radar para hallar algo. hay cosas que el consciente no sabe, pero el subconsciente sí. Pero siempre puede surgir lo imprevisto en la vida, porque en ella todo son probabilidades. Un relato muy original Cometa, como todos los que haces tú. Se nota que eres andaluz.
    Saludos amigo (;
    Me gusta mucho la idea del don que recibe el protagonista
    El destino... lo que da con una mano, lo arrebata con la otra. Sólo se puede Intentar disfrutar un poco entre sorpresa y sorpresa. Un abrazo a los dos.
  • No se puede tener todo o casi nada

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Extremadamente corto

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    .....

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

  • 1130
  • 4.52
  • 258

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta